La pista atlética del recinto de concentración.
JOSÉ ROCHA