El polígono de tiro deportivo en la EMSE, luego de las lluvias. | Cortesía