Tal Dvir, director de la investigación.
Reuters