Martes 21 de octubre del 2014. Actualizado a las 19h28 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa La Siarb ha cumplido 25 años de trabajos de registro, estudio y conservación de sitios de grabados y pinturas rupestres en este país

Bolivia tiene mil sitios con pinturas y grabados rupestres

Por Elizabeth Arrázola - Los Tiempos - 4/03/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una nueva visión basada en 25 años de investigaciones de la Sociedad de Investigación del Arte Rupestre de Bolivia (Siarb) expondrá el lunes, a las 19:00, el estudioso y actual secretario de la Siarb, Matthias Strecker, en el Hall central del Museo Arqueológico de la UMSS.

La Siarb ha cumplido 25 años de trabajos de registro, estudio y conservación de sitios de grabados y pinturas rupestres en este país. Se registraron unos mil sitios con pinturas y grabados rupestres en diferentes regiones del país.

Varios equipos de la sociedad colaboraron con comunidades y alcaldías en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz para realizar estudios y participar en proyectos de parques arqueológicos.

En la conferencia del próximo lunes, el especialista hablará de la nueva visión de las manifestaciones culturales del arte rupestre, algunas de las cuales tienen una antigüedad de miles de años.

Según Strecker, desde la más remota antigüedad, el ser humano ha pintado y grabado en rocas, aleros y cuevas, dejando complejos mensajes de su paso por la vida. “Son manifestaciones del espíritu humano que constituyen una de las características más sobresalientes para el conocimiento de las sociedades del pasado desde aproximadamente 40.000 años atrás”, agrega al referirse a qué es el arte rupestre.

Señala que por más de cien años se han realizado estudios intensivos y cada vez más especializados de los contextos, temas y técnicas del arte rupestre paleolítico europeo que pertenece al patrimonio de la humanidad, como las pinturas de las cuevas de Altamira, Lascaux y muchos lugares más.

Indudablemente, agrega, estas representaciones de la prehistoria han determinado lo que para el público en general es “el arte rupestre”, mientras los especialistas en la materia saben que las manifestaciones pintadas o grabadas sobre rocas tienen muchas otras facetas y contextos; fueron creadas en prácticamente todos los períodos culturales del hombre, incluyendo los tiempos históricos y actuales.

Strecker  señala que la palabra rupestre se refiere a la roca que sirvió como soporte a los creadores quienes utilizaron diversas técnicas para sus obras: grabados o pinturas, a veces combinaciones de diversas técnicas como grabados pintados.

Haciendo una evaluación de los estudios realizados en los últimos años por la Siarb, ¿cuál fue el descubrimiento más importante en los últimos 25 años? ¿Por qué?

No podemos calificar un solo descubrimiento como el más importante. Personalmente, prefiero hablar de hallazgos e investigaciones y no descubrimientos. Además, quisiera resaltar que nuestro trabajo surge de un equipo de voluntarios, incluyendo a arqueólogos y conservadores profesionales, además investigadores autodidactas. Cuando nosotros llegamos por primera vez a un sitio, puede tratarse de un “descubrimiento” científico, pero en la mayoría de los casos han habido visitas anteriores. Lo importante de nuestro trabajo es el registro y la documentación minuciosos, los informes detallados y documentos en archivo, los intentos de conservar y proteger estos testimonios.

Hemos registrado más de mil sitios en toda la Bolivia. Hay una gran cantidad de sitios con manifestaciones rupestres maravillosas, en diferentes regiones: pinturas y grabados con características muy diversas. A veces es el ambiente natural espectacular que impresa más que el arte rupestre mismo. A veces son los dibujos de una estética impresionante. También puede ser el hecho que encontramos indicios de una cronología en forma de superposiciones de estilos diferentes, lo que científicamente tiene mucha importancia.

Damos la misma importancia al arte rupestre post-colombino o colonial, creado por indígenas después de la conquista europea, como a las representaciones prehispánicas, de cientos o miles de años de antigüedad. Ambos son testimonios de la creatividad de hombres del pasado, muchas veces dan luces sobre cultos y ritos religiosos en estos sitios.

¿Con relación a otros países, qué características y particularidades tiene el arte rupestre boliviano? ¿En cada zona hay una particularidad?

Sí, en las diferentes zonas geográficas existen desarrollos distintos, hay diferencias notables entre el arte rupestre del altiplano y el de las tierras bajas, como voy a mostrar en la ponencia. Por otro lado, podemos relacionar ciertas tradiciones o estilos del arte rupestre de Bolivia con manifestaciones rupestres de los países vecinos. Por ejemplo, tenemos un proyecto de investigación del arte rupestre de la cuenca del lago Titicaca y relacionamos los sitios del lado boliviano con los del Depto. de Puno en el Perú. Encontramos manifestaciones parecidas en sitios del norte chileno donde hay logros importantes en las investigaciones de sitios arqueológicos y de arte rupestre de parte de los colegas chilenos. Otro ejemplo: En la Chiquitania del Depto. de Santa Cruz existen pinturas rupestres con escenas de hombres y animales que muestran gran dinamismo y un notable parecido estilístico con el llamado Estilo Nordeste de Brasil. Se trata de típicas representaciones de los indígenas de las tierras bajas de Sudamérica, de un estilo que aparece en diferentes regiones.


¿Cómo ha logrado la SIARB que las autoridades municipales o cantonales se involucren con los proyectos de investigación? ¿Hasta la fecha, qué estudios han realizado y cómo se han beneficiado las comunidades?

Para los investigadores de la SIARB, la colaboración con los pobladores locales es imprescindible. Muchas veces, llegamos a los sitios guiados por los comunarios locales. Sin  ellos, nunca hubiéramos podido conocer una gran parte del arte rupestre. Si se logra armar un proyecto de documentación, investigación, conservación y puesto en valor, necesariamente se desarrolla en base a acuerdos o convenios con el gobierno municipal y las comunidades que son los beneficiarios ya que reciben los resultados del trabajo científico, las medidas de conservación y las propuestas para la administración del sitio pueden hacer posible su aprovechamiento para el turismo y desarrollo sostenible.
Algunos ejemplos, tomados del informe y balance de nuestros trabajos que damos en el Boletín Nº 25 de la Siarb:

Una de las primeras experiencias en la preservación de sitios de arte rupestre en Bolivia fue la documentación de sitios con petroglifos en la comunidad de Quila Quila, Chuqisaca, trabajo promovido por la comunidad, que solicitó el trabajo de la SIARB con el objetivo de crear un Parque Arqueológico. Se implementó una primera fase del proyecto, el cual – a pesar del entusiasmo y la predisposición de los comunarios y de la SIARB – fue paralizado por conflictos políticos regionales.

Entre los años 2002-2003 se trabajó en la implementación del Parque Arqueológico de Calacala, proyecto coordinado con el Municipio de Oruro y la comunidad de Calacala. Los trabajos incluyeron la investigación arqueológica, la construcción de infraestructura de protección del arte rupestre, sobre todo de una pasarela de madera delante de los paneles con pinturas rupestres, y la propuesta para un plan de manejo. El proceso fue complementado con la sensibilización de la comunidad, cursos para niños en la escuela y la capacitación del encargado del sitio.

Continuando con esta visión, se implementó el Parque Arqueológico Incamachay-Pumamachay en el Distrito 8 del Municipio de Sucre (2003-2005). Este proyecto contó con el decidido apoyo de la Alcaldía de Sucre y la comunidad de Tumpeca, quienes hasta el presente gestionan y manejan el Parque Arqueológico. En este caso, se hizo énfasis en la puesta en valor del sitio de arte rupestre, contando con un equipo de conservadores de Bolivia (Freddy Taboada) y de los EEUU (Johannes Loubser) quienes limpiaron los graffiti existentes en el sitio. Además se construyó un sendero turístico. Para la oferta del atractivo turístico se elaboró una guía del sitio y un video y se conformó el primer grupo de guías capacitados por la SIARB, proceso luego continuado por la Alcaldía de Sucre.   

Posteriormente trabajamos en la implementación de los Parques Arqueológicos de Paja Colorada / Santa Cruz (2003, 2006-2009) y de Lajasmayu / Potosí (2008-2011). En estos casos se trabajó con los municipios y las comunidades, las cuales fueron sensibilizadas y capacitadas para la conservación de su patrimonio natural y cultural. Se realizaron investigaciones arqueológicas intensivas, limpieza y conservación de los paneles de arte rupestre, capacitación de guías turísticos locales, elaboración de Planes de Manejo para los sitios, impresión de guías turísticas, además de realizar presentaciones oficiales. Los resultados de estos procesos, por ser proyectos más recientes, serán evaluados en los próximos años. 

Como se puede observar, el trabajo institucional de la SIARB apoyando el desarrollo sostenible local tuvo un proceso de más de 10 años.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias