19 de abril del 2014. Actualizado a las 19h44 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Nació en Leipzig (Alemania), pero se siente orgullosamente boliviana, nacionalidad que ostenta hace casi medio siglo y cuyas características culturales ha plasmado en los cientos de cuadros que ha pintado

Eleonore Grecu: "Mi camino"

Por Claudia Gonzales Yaksic - Los Tiempos - 20/01/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Eleonore Grecu:

Eleonore Grecu: "Mi camino" - Los Tiempos | Usuario

 

Eleonore Grecu nació en Leipzig (Alemania), el 1 de noviembre de 1931, y recuerda que desde muy pequeña tenía una gran afición por el dibujo, la pintura y el arte.

Llegó a Cochabamba junto con su madre, al encuentro de su padre, en 1950. Un tiempo después se casó con un ingeniero rumano al que acompañó en sus viajes de trabajo prácticamente por todo el país. 

Y una vez en Bolivia ¿cómo se introdujo en el mundo del arte?

"Primero, no he hecho mucho porque me sentía en un ambiente extraño –dice Grecu–. Pero después,  los pintores de aquí me han animado, me han incluido en sus exposiciones. He hecho mi primera exposición en El Diario de La Paz, en 1963, con acuarelas. Pero no tengo ningún cuadro de esa época porque he vendido todo. He tenido mucho éxito y era una sorpresa para mí". 

En las varias décadas que Eleonore Grecu se ha dedicado al arte, ha realizado más de 40 exposiciones, entre individuales y colectivas, de las técnicas de acuarela, acrílico, dibujo, grabado y batik; en las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Sucre y Oruro, además de Estados Unidos, Perú, Alemania e Israel, entre otras.

Entre sus compañeros de galería figuran nada más y nada menos que nombres como los del gran Gíldaro Antezana, a quien por lo general no le gustaba exponer acompañado, pero con Eleonore hacía una excepción porque era su amigo y –como es de suponer– valoraba su trabajo.

Entre 1965 y 1979, Grecu ganó varios premios. Su trabajo ha sido reconocido por muchos críticos tanto bolivianos como internacionales.

Este jueves 24  de enero, el Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño inaugura la exposición retrospectiva  "Mi camino", donde exhibirá más de cien cuadros de Grecu, varias decenas de ellos obras que nunca han sido expuestas.

Cuando le hablaron para montar esta retrospectiva,  Eleonore Grecu no estaba muy animada por lo trabajoso y complicado que resulta montar una exposición de calidad,  y reconoce que la artista Raquel Velasco (también especializada en batik) la ayudó mucho y sobre todo la animó para que exponga. "Quién iba pensar que a mi edad (82 años) esté exponiendo otra vez", dice.

Eleonore Grecu insiste en que es una persona muy afortunada, no sólo por haber llegado a Bolivia, por haberse casado con un hombre trabajador y haber tenido tres hijos varones y una sobrina que considera como a su hija --por los cuidados que le brinda ahora--; sino también se siente afortunada porque como artista ha logrado vender la mayoría de sus cuadros, muchos de los cuales están repartidos en países como EEUU, Francia, Italia y África.

Pero, cuando se le pregunta si le ha sido posible vivir de su arte responde segura que "No. Sí ha ayudado, pero no daba para vivir". 

Entonces, ¿el arte para Usted sólo era un hobbie? "No era hobbie", responde segura y algo molesta por la mala apreciación y aclara que su trabajo artístico llenaba su vida, por lo que de ningún modo podría ser considerado un hobbie.

"Lo bueno es que, y voy a usar una palabra muy fuerte   –dice Grecu– no he tenido que prostituir mi arte para vender y hacer lo que la gente quiere. Ha veces he aceptado trabajos por encargo, pero nunca han salido bien", cuenta entre risas.

De su obra, Ronald Martínez ha dicho que "logra sumergirse en el silencio místico de la cultura indígena que se evidencia en la síntesis plástica del paisaje con lo humano. La imagen artesanal de los tejidos, cobra una nueva fuerza telúrica en la unión de la naturaleza con el hombre. El tratamiento particular y homogéneo de ambas formas (paisaje-persona) parece confirmar el hecho de que son un mismo destino".

¿Cómo empezó su gusto por el dibujo y la pintura?

Siempre fue muy importante para mí. Desde niña no hacía otra cosa que dibujar y pintar. Me fascinaba. Mis papás me tenían que llevar a todas las exposiciones y a las iglesias donde habían pinturas. Desde muy chiquita quería hacer algo con arte.

¿Cómo así ha llegado a Bolivia?

En el año 1950. Hemos escapado de la ocupación bolchevique y de la guerra; de la destrucción, de la pobreza, de la falta de comida, y teníamos un tío aquí en  Cochabamba que nos dijo que aquí se vive tranquilamente y la gente es amable.

De todas las técnicas que ha usado para plasmar su arte, ¿cuál es la que más empleado?

Batik, pero he vendido muchísimos cuadros y no he llevado registros. 

Justamente Usted es una de las pioneras en Bolivia en usar la técnica del batik ¿cómo empezó?

No va a creerme. Compré un librito sobre batik en Los Amigos del Libro y he empezado a hacer cosas. 

Me gustaba mucho la figura y he hecho muchos trabajos con gente del campo porque para mí su vestimenta, sus costumbres, todo era muy interesante, una gran inspiración y esos años era mi tema.

Su cuadro "La mujer con el perro" es uno de sus favoritos y usted aún lo conserva. ¿Cuál es la historia que encierra?

Por ejemplo “La mujer con el perro” era algo que me impactó porque el Altiplano es tan solitario, tan árido. En esa época, en los años 60, no había turismo.

Con el batik hay que anotar mucho, no es espontáneo, hay que planear e hice unos 30 o más dibujos de esta mujer. 

Estábamos yendo con mi marido en el auto –y por supuesto, ella muy pobre con su perrito– y le hemos dado pan y ella le dio un pedazo al perrito y eso me impactó.

Este cuadro está en mi casa porque tal vez a otros no les parece tan especial, pero lo es para mí por la soledad, la pobreza y el abandono que yo sentí cuando vi a esa mujer.

¿Sus fuentes de inspiración cuáles son?

 Siempre he pintado todo lo que he visto. He visto gente bailando, triste, desesperada, sentada en alguna vereda. Tengo muchos de esos temas.

 


 

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias