Agustín Fernández: “El acercamiento a Rumania no me aleja de Bolivia”

Entrevista
Publicado el 18/06/2018 a las 0h00

“Los vínculos internacionales no dividen el amor, sino que lo multiplican”, dice el compositor cochabambino de música clásica Agustín Fernández con relación a la investidura como doctor honoris causa otorgada por la Academia de Música Gheorghe Dima de Cluj-Napoca, Rumanía, en mayo reciente. El reconocimiento, considerado universalmente como la forma que tiene una comunidad académica de proclamar oficialmente y al más alto nivel los méritos de un catedrático y en este caso músico, habla de lo imprescindible que es el arte y lo lejos que ha llegado el talento boliviano.

Radicado en Inglaterra hace 34 años, uno pensaría que la música de Fernández está más lejos que nunca, pero no es así. El compositor nacido en Cochabamba no sólo agradeció la designación honoraria rememorando los inicios de su vocación musical en Bolivia, su paso por el Instituto Eduardo Laredo y otros aspectos que lo vinculan con el país, sino que pronunció un discurso con matices personales y emotivos.

Al día siguiente, en el marco del Festival Sigismund Toduă de Rumania, el coro Jubilate dirigido por Mihaela Cesa-Goje interpretó “Tres canciones sobre poemas de Rachel”, una obra de Fernández que data de 1976, de la época en que vivía en La Paz y estudiaba con el Maestro Alberto Villalpando.

Los antecedentes culturales y musicales del maestro Agustín Fernández son extremadamente ricos y variados si se consideran sus experiencias personales e ideas, la firmeza con que se asientan sus raíces latinoamericanas, su penetrante captación de la perspectiva japonesa o la directa y profunda asimilación de la gran tradición europea.

El discurso laudatorio pronunciado por el profesor Adrian Pop celebró “sus sobresalientes méritos… y profunda comprensión del fenómeno musical”, mientras quela institución destacó “el conjunto de su carrera académica y científica como un modelo de devoción, inspiración y minuciosidad,y como un ejemplo valioso para las jóvenes generaciones de músicos e intelectuales”.

La Academia de Música de Cluj ha reconocido anteriormente a personalidadescomo Valentina Sandu Dediu, de Bucarest, a quien se conoce como la musicóloga más representativa de Rumania. También al pianista y compositor austriaco Alexander Müllenbach y al compositor finlandés, Kalevi Aho.

 

¿Cómo recibe este reconocimiento?

Me he sentido extremadamente honrado y fue inicialmente una gran sorpresa. Me resulta imposible compararme con las personalidades que anteriormente fueron reconocidas, pero no puedo negar que es una grata sensación, como dijo el compositor Adrian Pop en su discurso de laudatio, “formar parte del círculo selecto a quienes nuestro colegio doctoral otorga su título máximo”.

 

¿Qué vínculos tiene con Rumania yla Universidad de Cluj?

Mi interés en Rumania empezó en los años noventa, como compositor residente en la Universidad Queen’s de Belfast, momento en el que descubrí un tesoro insospechado de música contemporánea allí. Mi primer contacto fue Dan Dediu, quien hoy es uno de los compositores más conocidos de ese país. Desde 2015 mis visitas son anuales, ya sea a Bucarest o a Cluj-Napoca. He participado en los festivales Sigismund Todută de Cluj y SIMN de Bucarest, y he dado conferencias y clases magistrales en la Universidad Nacional de Música de Bucarest y en la Academia de Música Gheorghe Dima de Cluj.

 

¿Cómo se desarrolló el acto de investidura? Sé que interpretaron una obra suya.

La ceremonia fue solemne. Asistieron el cuerpo docente de la Academia, alumnos y exalumnos, de los cuales algunos habían asistido a mis clases y conferencias en años anteriores. Hubo discursos, uno de ellos en latín, entrega de pergamino, canto coral y champán, rematado por un almuerzo. En mi anterior visita a Cluj en el mismo festival había presentado mi obra más reciente, “Notas del subsuelo”, escrita en 2016… Son cuarenta años de distancia con “Tres canciones sobre poemas de Rachel”, que se interpretó al día siguiente. Esa simetría me llamó la atención, y la tomé como una oportunidad para la retrospección, poniendo en una balanza lo logrado con lo fallido. Prefiero no decir a qué lado se inclina la balanza.

Hablemos sobre los músicos rumanos que usted ha formado, desconocidos en Bolivia.

A tiempo de familiarizarme cada vez más con el repertorio fascinante de los compositores consagrados y también de los menos conocidos, ha sido una gran satisfacción ver florecer las carreras de compositores jóvenes, estudiantes de las dos instituciones ya mencionadas. En Bucarest me han impresionado en especial los jóvenes Sebastian Androne-Nakanishi y Sanziana Dobrovicescu, mientras que en Cluj los más prometedores para mí son Alexandru Murariu y Sebastián Tuna. Las comparaciones son odiosas y el cuadro puede cambiar inesperadamente.

 

¿Este reconocimiento de una universidad europea habla de un alejamiento de Bolivia?

Tal vez haya quien diga que este acercamiento a Rumania me aleja aún más de mi tierra natal. No lo veo así. Parafraseando a un colega ahora ausente, yo diría que estos vínculos internacionales no dividen el amor, sino que lo multiplican. El corazón se ensancha. Sigo anhelando mantener y si es posible fortalecer mi presencia en Bolivia, y sigo colaborando con las instituciones y agrupaciones bolivianas que se muestran interesadas. Con el Instituto Laredo, por ejemplo, tengo una relación fuerte y duradera que ha producido frutos importantes; allí existen planes ambiciosos que me llenan de optimismo.

 

¿En qué está trabajando estos días?

Empezando a lidiar con dos encargos. Una obra para órgano recién inaugurado en el King´s Hall de New Castle, Inglaterra y una obra de cámara por encargo de la Royal Golden Sinfonía como parte del programa de festejos de sus 60 años de vida, que se estrenará en septiembre.

 

35210628_10216766736945729_7449682274548711424_n.jpg

EMOTIVO DISCURSO DE ACEPTACIÓN El compositor destacó los vínculos con Rumania, razón por la que este galardón “es muy grato” y rememoró sus inicios musicales en Bolivia.
Cortesía Agustín Fernández

 

ACADEMIA GHEORGHE DIMA

Fundada en 1919, todos sus directores han sido figuras cimeras de la música rumana, como el célebre Sigismund Todu (1908-1991). Su estatus es el de universidad nacional, y tiene programas de pregrado, maestría y doctorado. El doctorado en música fue el primero en Rumania, iniciado en 1968. De esta Academia se han graduado personalidades importantes de la música rumana.

Sus alumnos y exalumnos de composición acaparan en gran medida los premios nacionales en esta especialidad.

 

 

35295384_10216766736585720_2150617041390796800_n.jpg

ESTUDIANTES CELEBRAN El maestro Agustín Fernández junto a algunos de sus alumnos de la Academia de Música de Cluj.
Cortesía Agustín Fernández

ESTUDIANTES CELEBRAN

El maestro Agustín Fernández junto a algunos de sus alumnos de la Academia de Música de Cluj.

Tus comentarios

Más en Entrevista

Cabeza de un singular proyecto educativo, la antropóloga Noemi Paymal volvió a Bolivia para distenderse de su agitada actividad internacional. Sin embargo,...


En Portada
El Ministerio Público señaló ayer que otros tres jueces que trabajan en el Juzgado de Cochabamba son investigados por presuntos vínculos con el consorcio del...
Bolívar sorprendió ayer a Wilstermann, al que superó por 0-2, en el partido válido por la primera fecha del torneo Apertura y que se jugó en el estadio Félix...

Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50, aunque en diciembre de 2018 la...
Cuatro trágicos accidentes ocasionaron la muerte de 35 personas y dejaron 64 heridos el fin semana. El primer hecho se produjo el sábado en la vía hacia Oruro...
Los jóvenes cochabambinos son los que utilizan más las redes sociales para apoyar causas como la violencia contra la mujer, la defensa del medio ambiente y...
Era de madrugada (4:25) cuando una fuerte detonación remeció las entrañas del cerro Posokoni, donde funciona la mayor mina estatal de estaño de Bolivia. La...

Actualidad
A pesar del pedido de suspender las elecciones primarias, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) publicó ayer las...
Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50...
El Ministerio Público señaló ayer que otros tres jueces que trabajan en el Juzgado de Cochabamba son investigados por...
Según datos los últimos datos económicos de prestigiosas instituciones económicas de Nicaragua y de América Latina, el...

Deportes
Bolívar sorprendió ayer a Wilstermann, al que superó por 0-2, en el partido válido por la primera fecha del torneo...
Valeria Centellas comenzó con el pie derecho la temporada tras conseguir un doblete en el torneo nacional Open de...
Con gol de Edemir Rodríguez, San José rescató un empate ante Nacional Potosí (2-2) que volvió a demostrar que sabe...
“De tal palo, tal astilla”, reza un viejo refrán. Los hermanos Jean, Jefferson y Jonathan siguieron los pasos de su...

Tendencias
Los nueve estados de la Luna vista desde la ciudad, anoche durante el eclipse total que se vio también en el país y en...
La Luna tendrá un tono rojizo durante la noche de este domingo al lunes, durante un eclipse total que se podrá...
Tras el exitoso recorrido por la Antártida de 80 líderes científicas del programa Homeward Bound, la australiana Fabian...
La historia de Romeo, considerada la rana "más solitaria del mundo" podría tener un final feliz distinto al de la obra...

Doble Click
Desde diciembre, la galería de arte cruceña Manzana 1, en Santa Cruz, acoge a más de 200 títeres en una exposición...
Después de un 2018 con un número récord de películas bolivianas estrenadas —nueve títulos durante toda la gestión—, el...
El célebre productor estadounidense de origen húngaro Andrew G. Vajna, conocido como Andy Vajna, famoso por sus...
La noche de hoy y la madrugada del lunes 21 de enero, la Luna se vestirá de rojo, pues el cielo será testigo de un...