Viernes 19 de septiembre del 2014. Actualizado a las 12h33 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ÍDOLO DE BOLÍVAR

Fernando Salinas, el “Chapaco” goleador

Por Jean Paúl Alemán - Los Tiempos - 18/03/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
“Nano” Salinas (primero desde la izquierda, de cuclillas) en el histórico equipo de Bolívar de 1991, que aglutinó a una generación de magníficos jugadores como Marco Etcheverry, Carlos Borja, Vladimir Soria, Jorge Hirano, etc. | historiadelfutbolboliviano -     Agencia

“Nano” Salinas (primero desde la izquierda, de cuclillas) en el histórico equipo de Bolívar de 1991, que aglutinó a una generación de magníficos jugadores como Marco Etcheverry, Carlos Borja, Vladimir Soria, Jorge Hirano, etc. | historiadelfutbolboliviano - Agencia

Félix Fernando Salinas de los Ríos, tarijeño, es el goleador histórico de Bolívar, marcó 199 goles en las 13 temporadas que vistió la camiseta “celeste”, en la década de 1980 y hasta principios de 1990. Además, es el máximo goleador de los clásicos paceños ante The Strongest, con 17 conquistas, un récord que no ha sido vulnerado por ningún jugador en activo del fútbol boliviano, y parece que durará mucho tiempo.

“Dejé el fútbol en 1993, con sólo 32 años, por una lesión rebelde en la rodilla y por eso es una satisfacción muy grande que, luego de tantos años alejado de las canchas, aún se mantengan los récords que marqué en aquella época”, comentó “Nano” Salinas al # 1, desde su natal Tarija.

El “Chapaco” Salinas es hoy director de las escuelas municipales de fútbol de la provincia Cercado de Tarija; ahora no juega, pero forma a los futuros cracks, que quieren brillar como él lo hizo en el fútbol profesional boliviano durante 14 años.

UN AYER CERCANO

Los recuerdos emergen con fluidez en la memoria de “Nano”, un pampeño nacido en el barrio de La Pampa, en Tarija, que es la misma zona donde está ubicado el estadio IV Centenario, el escenario donde jugaron sus partidos de Liga, Ciclón y Unión Central, los dos equipos representantes regionales en el fútbol profesional boliviano.

Detrás del arco norte del estadio tarijeño, está la cancha auxiliar del IV Centenario, denominada comúnmente “cancha cuadrada”.

“Pasé mi niñez prácticamente en esa cancha, es que yo vivía cerca, así que era fácil llegar hasta allá; en aquel tiempo, no había pasto, era de tierra, pero no importaba porque lo realmente importante para nosotros era jugar, y jugábamos hasta que nuestros padres tenían que ir a buscarnos”, recuerda Salinas.

Con su vocación ya identificada, a lo que sumaba una habilidad natural con el balón, “Nano” comienza a despuntar en la categoría infantil e integra las selecciones tarijeñas de esa división.

Y una cosa lleva a la otra. De ahí a la Selección Nacional juvenil, que participó en torneos internacionales en Colombia y Venezuela.

“Después retorné a Tarija para jugar en Ciclón, donde me consolidé como jugador pese a que aún no cumplía 20 años”, manifiesta el temible goleador de la última década del siglo XX.

EL FÚTBOL LIGUERO

La calidad de su fútbol trasciende el terruño y aunque Tarija no contaba con un equipo en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, los dirigentes de los clubes más importantes de La Paz, The Strongest y Bolívar, se interesan por el “Chapaco” Salinas, uno de los mejores jugadores del Ciclón del sur.

“Fuimos a La Paz con Ariel Tolay, presidente de Ciclón, llegué para jugar en The Strongest, pero cuando ya estábamos en la sede de gobierno, se acercaron dirigentes de Bolívar y nos dijeron que todo estaba arreglado para que vaya a ese club, fuimos hasta allá y me quedé en Bolívar durante 13 años, prácticamente toda mi vida futbolística”, explica Salinas.

En la denominada “academia” de La Paz, alcanzó su verdadera fama de goleador implacable. Durante toda su permanencia marcó 198 goles para Bolívar en el torneo profesional boliviano; mientras que aportó con 28 cuando el equipo “celeste” participó en la Copa Libertadores de América, frente a planteles de diferentes países.

“Nano” recuerda que, cuando llegó a Bolívar, el entrenador Edward Virba lo puso en el mediocampo “porque corría y marcaba todo el partido”, pero después vino Moisés Barak.

“El profe” Barak me dijo: “Usted se queda como centro delantero, y desde entonces no me moví de esa posición”, dice.

Si ya antes como volante mixto convertía goles, cuando Barak lo promociona a delantero, se afianza como goleador y empieza a marcar con hierro su paso por la historia del fútbol boliviano, con goles para todos los gustos, de cabeza, con la derecha, con la izquierda, de pechito, de media chilena ... “Sin duda alguna, los goles que más recuerdo son los que marqué en los clásicos ante The Strongest, son partidos que nunca se olvidan, por la trascendencia de lo que se jugaba y el rival que enfrentabas, ante un estadio lleno”, manifiesta.

LESIÓN REBELDE

Pero cuando mejor jugaba y anotaba, llegaron las lesiones, de meniscos en las dos rodillas y rotura de ligamentos.

“Por las lesiones me perdí varios meses de la Liga, para un jugador es  muy triste porque uno se queda en la banca o no es convocado definitivamente, entonces, tampoco podía convertir goles”, dice con nostalgia.

Las lesiones recrudecieron o no sanaron bien; en 1993 volvió a Tarija para jugar en Ciclón, del que es hincha, fue su último año en el fútbol profesional.

El fútbol le dio su esposa

“Nano” agradecido

“El fútbol me dio muchas alegrías, muchas satisfacciones personales, el cariño de la gente y hasta mi esposa, que la conocí en La Paz”, señala “Nano” Salinas.

Maritza López Crespo, chaqueña de nacimiento, es su compañera sentimental desde hace más de 30 años y madre de sus cuatro hijos.

 

CRÍTICA

”Ahora lo importante es el dinero”

”El fútbol actual ha cambiado mucho, no solamente en la forma de jugar y los sistemas de juego que se emplean, sino también en cómo se comportan los futbolistas. Antes había mística en los jugadores, ahora, lo primero que se piensa es en el dinero”, afirma “Nano” Salinas en un mensaje reflexivo para los actuales protagonistas del fútbol nacional.

Compara que antes “el jugador sentía el fútbol en la sangre, entraba a la cancha a sudar la camiseta, apenas pensaba en el dinero; había muy buenos jugadores, extraordinarios, que no ganaban los sueldos que hoy perciben gran parte de los futbolistas que actúan en la Liga”.

“Era una época diferente, sin duda alguna”, acotó.

 

DIRIGENTES IMPIDIERON SU SALIDA

River Plate y Peñarol querían a Salinas

Pese a su exitosa carrera como futbolista profesional en Bolivia, con récord de goles difíciles de superar, a “Nano” Salinas le quedó pendiente un anhelo: jugar en el exterior del país, en algún club grande, como lo hicieron otros futbolistas bolivianos.

“Creo que era 1985 cuando se presentaron dos ofertas por mí, la primera era de River Plate,  de Argentina, y la segunda de Peñarol, de Uruguay; estaba ilusionado en poder salir, pero Bolívar me lo impidió, en particular el presidente Mario Mercado Vaca Guzmán, porque me dijo que yo era un símbolo del club, como ‘Pichicho’ Borja o Vladimir Soria, y que por ese motivo no podía irme a otro club, aunque fuera del exterior”, recuerda.

 

DATOS PERSONALES

Nombre: Félix Fernando Salinas de los Ríos
Nacimiento: 18 de mayo de 1960
Lugar: Tarija
Edad: 52 años
Padre: Milton Salinas
Madre: Elina de los Ríos
Hermanos: Margot, Nery y María
Esposa: Maritza López Crespo
Hijos: Fernando (30), Cristhian (27), Gabriel (25), Lorena (15)

 

FRENTE A FRENTE

Dios: Lo máximo
Padre: Ejemplo y guía
Madre: Creadora de vida
Hermanos: Cariño y respeto
Esposa: Amor, compañera y madre
Hijos: Traídos al mundo con amor
Paz: Lo bueno
Guerra: Lo malo
Política: Mejor lejos de ella
Música: tarijeña y romántica

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

En Portada

No tenemos acceso a las noticias de portada.

Últimas noticias

En Vídeo