20 de diciembre del 2014. Actualizado a las 13h11 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PIONEROS Mediante procesos de molienda, pulverización y clasificación, la empresa Maprin industrializa minerales no metálicos y obtiene carbonato de calcio, bentonita, caolín, tizanol, baritina, dolomita, magnesita y sílice, para su uso en procesos indus

En Maprin industrializan los minerales no metálicos

Por A. D. Hans Soria O. - Los Tiempos - 18/06/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Propietarios y obreros de la empresa Maprin en pleno proceso productivo, en la fábrica del Parque Industrial de Santibañez.  - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

Propietarios y obreros de la empresa Maprin en pleno proceso productivo, en la fábrica del Parque Industrial de Santibañez. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

Rebasando su vocación productiva en alimentos, textiles, cuero y madera, algunas empresas incursionaron en la industrialización de minerales no metálicos, como San Onofre, Caleo y Ninday, destacándose la empresa Materias Primas Industriales (Maprin) por el valor de las inversiones y la variedad de productos obtenidos.

Con una inversión acumulada que bordea los 250 mil dólares en equipos e infraestructura construida en el Parque Industrial de Santibañez, sobre una superficie cubierta de 1.200 metros cuadrados, la empresa Maprin transforma más de ocho minerales no metálicos en productos de uso industrial.

Mediante procesos de micronización, molienda, pulverización y clasificación, la piedra caliza —por ejemplo— se transforma en carbonato de calcio; el silicato de aluminio, en bentonita; el silicato de aluminio, en caolín; el sulfato de calcio en tizanol; el sulfato de bario en baritina; el carbonato de calcio y magnesio, en dolomita; los carbonatos en magnesita; el azufre en azufre refinado; el cuarzo en sílice y el silicato de magnesio hidratado en talco industrial.

El carbonato de calcio es utilizado como materia prima para la producción de pinturas, plásticos PVC, papel, jabones, detergentes y cauchos; la bentonita como tierra filtrante de aceites en la industria petroquímica; el caolín en la elaboración de caucho y pinturas, informó Jorge Sánchez Villazón, gerente propietario de Maprin y pionero  en Cochabamba y el país.

Agregó el tinazol se usa industrialmente en la preparación de masillas y pegamentos; el azufre refinado en el blindaje para laboratorios de rayos X; la dolomita como fundente en metalurgia y la magnesita en la producción de cerámicas; el Sílice en el tratamiento de porcelanas, vidrios y cristales, y el talco industrial  en la producción de caucho, papel y plásticos.

Hace cuatro años, cuando empezó a operar en sus instalaciones del Parque Industrial de Santibañez, que abarca una superficie de 9 mil metros cuadrados, Maprin procesaba un promedio de 12 toneladas de minerales no metálicos al día, con dos molinos a rodillo, tres clasificadores, dos chancadoras y un laboratorio de control de calidad, entre otros equipos instalados en dos galpones de 600 y 450 metros cuadrados, respectivamente.

A la fecha, con la instalación de un moderno molino a rodillos de tecnología norteamericana, que realiza las tareas de molienda, pulverización y clasificación, transforma alrededor de 32 toneladas de materia prima, que representan apenas el 50 por ciento de su capacidad instalada de 64 toneladas día.

El gerente de producción Miguel Sánchez Tapia informó que el 100 por ciento de su producción cubre la demanda de los industriales del país y de ese total un 75 por ciento es requerido por la gran industria de Santa Cruz, un 12 por ciento por La Paz y el resto por Cochabamba.

Maprin proyecta el próximo año ampliar su planta y exportación a países vecinos de algunos productos como carbonato de calcio, baritina y dolomita y magnesita.

No metálicos refractarios

• Los no metálicos refractarios son minerales que cuando son industrializados tienen la característica principal de resistir altas temperaturas (más que los metales) sin fundirse y soportar cualquier deformación o agresión que provenga del entorno al que es sometido. Sin la industrialización de los minerales no-metálicos refractarios no existirían las industrias de alta temperatura (metálicas, cemento, vidrio y otros) sostiene el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP) en su revista, Minería.

• Agrega que los materiales refractarios son productos industriales fabricados de minerales no-metálicos oxidados y no oxidados, sean éstos simples o compuestos, y pueden obtenerse natural o sintéticamente.

• Entre los minerales no-metálicos oxidados simples menciona: el dióxido de silicio, cuarzo, sílice o sílica; el óxido de calcio, el óxido de magnesio o magnesia; el trióxido de aluminio, alúmina o corindón; el trióxido de cromo y el dióxido de circonio, entre otros.

• Los minerales no-metálicos oxidados compuestos son  las arcillas y caolines; andalucita, cianita y silimanita; mullita; bauxitas; cromitas; dolomita y olivina, entre otros.

• Señala que en el Perú, Repsa, la mayor empresa fabricante de refractarios, es propietaria de minas con minerales de sílice de alta pureza, de arcillas plásticas y duras, de caolín, de andalucita y de cromita y serpentina.

 

OPINIÓN

Javier Bellot. Presidente de la cámara de minería de cochabamba

“Incorporan valor a los minerales”

Hay que valorar, las iniciativas empresariales de incorporación de valor agregado a los minerales en Bolivia.

En Cochabamba, existen pioneros en materia de agregar valor a los recursos mineralógicos, y es a estas iniciativas a las que el Estado boliviano debe corresponder por el esfuerzo de varias generaciones implicadas en la industrialización.

Indistintamente de la voluntad política de las autoridades en Bolivia para fomentar o mínimamente ser eficaces en la garantía de las operaciones de extracción, de refinación y de agregación de valor, es la sociedad en su conjunto la que debe comprender la importancia de que exista una actitud colectiva para quienes son capaces de alcanzar resultados en la industrialización de los RRNN mineros.

La Minería actual en Bolivia en gran parte de sus exportaciones actuales, sigue siendo más de lo mismo del pasado, "Estamos exportando materias primas , que a pesar de sus cotizaciones relativamente favorables, sólo se concentran en generación de fuentes de empleo en el área de extracción y no tienen los efectos multiplicadores en áreas que el país tienen recursos y eso debería ser una preocupación de quienes ejercen el poder político del Estado.

Si bien es cierto que existe un sector cooperativista altamente activo en la extracción y su vinculación al poder político, esta acción está generando el potenciamiento de un aparato fugaz y muy frágil ante el comportamiento cíclico del mercado de minerales metálicos.

El Estado ha dejado a su suerte un sector que ha demostrado grandes avances en la trasformación en forma casi solitaria, defecto crónico de los gobiernos de los últimos 30 años.

La cadena del sector minero no metálico demanda no sólo potenciar el área de extracción o de trasformación básica, sino también realizar trabajos de investigación y desarrollo para resolver demandas internas y externas. 

 

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias