Cascada de Apote premian larga caminata

Actualidad
Publicado el 06/11/2017 a las 0h00

Las cascadas gemelas de Apote son una especie de premio que espera al final de una caminata de una hora y 20 minutos.

El camino comienza en Pihusi, Apote, a la altura del restaurante “El Molino de Pihusi”, precisamente. Hasta allí se llega en vehículo, o a pie desde la parada del minibús 106, en la plaza de Apote. Puede tomarse un minibús de esa línea en la esquina América y Libertador.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

Debajo de la cascada, las imágenes del largo camino se fijan en el lado grato de la memoria y la fatiga se va río abajo, lavada de la piel por esas gotas frías y mayúsculas que parecen venir del cielo, para llenar la poza con el agua cristalina que la rebasa y baja cantando de la montaña.

Hay que subir por el lecho del río, saltando entre las rocas, o por el sendero paralelo al cauce.

El disfrute comienza apenas se emprende la marcha por el lecho del río, aunque los primeros seis minutos de camino el cauce está seco.

Incluso sin agua corriente, el paisaje de la quebrada que comienza acoge al caminante con un abrazo de multitud de tonos de verde, gris, amarillo y jaspes de marrón. Pajas, árboles, arbustos, plantitas, cantos rodados de todos los tamaños… y las laderas de las montañas, especialmente la del lado oeste (a la izquierda), derraman sus colores en medio del silencio punteado por el canto de pájaros invisibles.

De pronto, lo que parece el viento corriendo entre las plantas, resulta ser el agua que discurre muy cerca, allá arriba en el canal artificial que captura toda la del río para llevarla al pueblo y sus sembradíos.

Superado ese punto, el abrazo cromático del paisaje se completa con el deleite auditivo.

El sonido del agua fluyendo entre rocas y plantas no es un simple rumor monótono. No. Es la canción innombrable del agua, que varía y se combina según el grosor del chorro que se escapa entre las piedras, la altura de su caída y la profundidad de su punto de impacto.

El aire aquí es más limpio, libre del filtro gris de la contaminación citadina. A medida que se asciende, su transparencia aumenta. Los colores son más brillantes, sus matices más evidentes. Las siluetas de pajas, arbustos, árboles y cactus, que comienzan a ser más numerosos, se recortan con mayor nitidez contra el cielo o los flancos de las montañas.

Cerca de un cuarto de hora de iniciada la caminata y de manera casi imperceptible, la pendiente del lado izquierdo dejó de ser una. De repente, la mirada en esa dirección ya no puede ascender distraída por el declive, desaparecido.

Vertical y vertiginoso, el alto muro del acantilado interpela, empequeñece al caminante con sus más de 30 metros de piedra a mitad desnuda.

Prendidas a las rocas, enormes matas de helechos, arbustos leñosos y lianas delgadas dejan caer hojas y ramas hacia el vacío, como en un equilibrio precario.

Las bolas de líquenes gris-verdoso-oscuro prendidas a tallos y ramas a intervalos irregulares parecen adornos artificiales.

Al frente, el otro flanco de la quebrada también va poniéndose más severo. Su pendiente disminuye, aunque sin llegar a la vertical ni perder toda su vegetación.

En el lecho del río, los árboles se hacen más numerosos, la mayoría son alisos, los hay viejos y jóvenes, todos exhiben sus oscuras hojas brillantes y saludables. Y los botones próximos a florecer prometen un espectáculo para las próximas semanas.

Las pozas de agua –entre pequeñas y medianas– son más numerosas, lo mismo que los gigantescos cantos rodados.

A la media hora de caminata, la quebrada se estrecha a ambos lados, los flancos de la montaña son verticales y parcialmente cubiertos de helechos, en las estrechas cornisas crecen cactus delgados y largos.

Abajo, en el fondo de la quebrada, ya no es posible mantener los pies secos. Una garganta ancha de cinco metros y larga de unos 15 alberga el torrente y una poza cristalina –de poco más de un metro de profundidad– que cubre toda la superficie. Imposible continuar sin meterse al agua hasta la cintura.

La marcha continúa entre pozas medianas y pequeñas gigantes rocas de diversas formas, y menos árboles. El sendero paralelo al cauce reaparece, pero mucho más estrecho, accidentado y difícil, serpenteando entre las piedras los alisos y sus raíces sólidamente prendidas al terreno casi vertical.

Varias caídas de agua de diversa altura parecen anunciar la cascada, de unos 15 metros, a la que se llega poco después. Hasta ahí la caminata ya lleva algo más de una hora.

El final está cerca. Lo que queda de camino es de cuidado, pues hay que avanzar por el delgado, sinuoso y resbaloso sendero trepa en la ladera de la montaña.

Pocos metros más allá: las cascadas gemelas caen desde una altura de 20 a 25 metros en una poza cristalina que invita a bañarse. El agua no es demasiado fría pero el chapuzón será breve para evitar una posible hipotermia.

Y luego el retorno. Siguiendo un accidentado sendero que arranca a la altura de la torre semiderrumbada, se llega al lomo de la montaña. Al fondo, hacia el sur, la ciudad asoma a través del aire teñido gris claro a causa del esmog.

Después de unos 20 minutos de caminata, entre escasos plantíos de flores, se llega al punto de partida, a pocas cuadras del restaurante “El Molino de Pihusi”.

 

7_jamesss.jpg

SIGLOS Y MILENIOS Grabada en la piedra, la fecha de construcción de este molino en ruinas que data de más de tres siglos. Abajo, el agua ha desgastado la roca, durante algunos milenios.
Daniel James

LOS MOLINOS, OTRO PASEO Y OTRA CASCADA

Antes de llegar a la ciudad de Tiquipaya, viniendo de Cochabamba, está lo que se conoce como los Molinos de Chilimarca. Allí se encuentren las ruinas de varios molinos cuya antigüedad remonta a varios siglos, como lo prueba la fecha del año 1668, grabada en una piedra que se observa en una de las ruinas.

Esas ruinas han sido depredadas. Hay una encima de la cual existe un sembradío de papas. Otra conserva sus cuatro paredes gracias al cuidado de los vecinos del lugar.

Más arriba de los derruidos molinos está la comunidad de Cruzani, donde sus habitantes dispersos en los flancos de la montaña son agricultores y aún labran sus parcelas con bueyes que arrastran arado.

Sin embargo, el progreso llega allí en su dimensión más triste: el aire está impregnado del esmog citadino, aun en las partes más elevadas.

A 15 minutos de la plaza de Los Molinos se encuentra una cascada, para llegar, siga el canal de riegos.

 

1-1_james.jpg

SENDERO ENTRE ROCASEs imposible perderse, pues sólo hay dos direcciones posibles: río arriba o río abajo. Se puede caminar saltando entre las rocas o por el sendero paralelo al cauce.
Daniel James

MUCHAS Y MUY VARIADAS

Hay muchas caídas de agua en el trayecto, y de todos los tamaños. Lo mismo, las opciones de esta caminata son variadas. Los más aventureros llegarán hasta el final. Quienes van con niños terminarán su aventura antes de internarse en la parte más salvaje y dura de la quebrada. El disfrute está asegurado en todos los casos.

 

Tus comentarios

Anuncios destacados

$us 29 000
Departamento Anticrético

29000$US.- Departamento inmediaciones Parque...

$us 45 000
Lote / Terreno Venta

45000$us.- Lote 250metros, inmediaciones Km6...

$us 210
Departamento Alquiler

1500BS Departamento inmediaciones Villazon KM4,...

$us 53 000
Departamento Venta

53000$us, vendo departamento, zona Cala Cala,...

$us 170 000
Casa / Chalet Venta

$US170000- CHIQUICOLLO, A ESTRENAR hermosa casa...

Más en Actualidad

¿ Bolivia va a convertirse en una “potencia turística continental”? Ése es el ideal que la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, reitera...
“Pueblo chico corazón grande”, proclama el alcalde de Tacachi cuando se le pregunta cómo resumiría el espíritu de su municipio.
“Tenemos 67 canes ya adiestrados y hay 29 en el área de maternidad, es decir, en etapa de adiestramiento”, indica el capitán Jimmy Quiroga River , subjefe...

“Hemos llegado a un acuerdo y la comisión ejecutiva ha aprobado el nombramiento”, indicó a periodistas Hiromi Hara, director técnico de la Federación de Futbol de Japón (JFA) allá por 2014,...
Las articulaciones pueden sufrir problemas debido a distintas causas como la edad, la inmovilidad, el sobrepeso y la realización de deporte excesivo. En muchos casos, estos problemas vienen...
Las generaciones pre millennials recuerdan cómo, hasta hace un par de décadas, Tarija conmovía al resto del país con una inmemorial encomienda: dos o más generosas canastas que contenían dulces uvas...
El sábado 3 de febrero, a las 17:04, acostumbrado a hacer de todo, desde cocinar hasta manipular una motoniveladora, pasando por dar clases magistrales o jugar con los niños como si él también lo...

En Portada
Una vez pasada la efervescencia de las movilizaciones del 21F, los sectores que protestan contra la reelección perfilan estrategias para afrontar esta tarea....
Las pruebas de carga estática comenzaron anoche en el viaducto. Ocho camiones, con más de 30 toneladas cada uno, permanecerán durante 12 horas para verificar...

Las autoridades de Tiquipaya aún no cuentan con los terrenos para reubicar a las familias afectadas por la mazamorra del pasado de 6 de febrero, sin embargo,...
Las iniciativas de cosecha de agua que se implementaron en la zona sur en 2017 dan sus primeros resultados. La unidad educativa Nataniel Aguirre, ubicada por...
“El Gobierno ha ganado”. Con esa frase, Guido Mitma, ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), anunció ayer que dejaría las oficinas del Comité Ejecutivo...
¿Por qué indagan la muerte de Ana Fernández, la vendedora de chicharrón? La hipótesis más fuerte que maneja la Policía en relación a las explosiones del 10 y...

Actualidad
“El Gobierno ha ganado”. Con esa frase, Guido Mitma, ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), anunció ayer que...
La protección de los derechos humanos sigue sin estar entre las prioridades de los mandatarios latinoamericanos. La...
Las iniciativas de cosecha de agua que se implementaron en la zona sur en 2017 dan sus primeros resultados. La unidad...
Una vez pasada la efervescencia de las movilizaciones del 21F, los sectores que protestan contra la reelección perfilan...

Deportes
Luego de recibir el visto bueno final por parte de la Comisión Técnica de la Liga, Ivirgarzama vivirá una fiesta...
“Creo que el partido lo perdimos allá en Brasil, ahí lo planteamos mal, tuvimos muchas desconcentraciones, nos hicieron...
El boliviano Simon Breitfuss concluyó ayer su participación en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang con un puesto 32 en...
La empresa que tiene los derechos de televisión de la Liga, Sport TV Rights, desmintió ayer al presidente de la Liga,...

Tendencias
“Definitivamente la bicicleta te ayuda a mejorar tu estado físico y tu salud”, asegura Mónica Gamarra, una de las...
A medida que se reduce la cubierta vegetal del planeta, la temperatura superficial de la Tierra va en aumento. Es lo...
Las jornadas de trabajo y las exigencias laborales durante al menos ocho horas ininterrumpidas exigen comidas ricas en...
Los contaminantes climáticos de vida corta (CCVC) son emitidos en todo el mundo y urge reducir su uso para evitar...

Doble Click
La serie de Alexandra Ramírez “Amigos del Muro” nace con el reto de transformar un personaje dibujado sobre papel en...
En la quinta versión del “Holi Live”, un festival de pintura que se realiza en más de 30 países alrededor del mundo y...
Una obra en la que se retrata a la Virgen del Socavón en ropa interior provoca polémica en Oruro. Autoridades...
“Jazz y Mr. Magic”, así se denomina el evento que fusionará al trío Ninjazz y al ilusionista Nicolás Guamán que...