Cascada de Apote premian larga caminata

Actualidad
Publicado el 06/11/2017 a las 0h00

Las cascadas gemelas de Apote son una especie de premio que espera al final de una caminata de una hora y 20 minutos.

El camino comienza en Pihusi, Apote, a la altura del restaurante “El Molino de Pihusi”, precisamente. Hasta allí se llega en vehículo, o a pie desde la parada del minibús 106, en la plaza de Apote. Puede tomarse un minibús de esa línea en la esquina América y Libertador.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

Debajo de la cascada, las imágenes del largo camino se fijan en el lado grato de la memoria y la fatiga se va río abajo, lavada de la piel por esas gotas frías y mayúsculas que parecen venir del cielo, para llenar la poza con el agua cristalina que la rebasa y baja cantando de la montaña.

Hay que subir por el lecho del río, saltando entre las rocas, o por el sendero paralelo al cauce.

El disfrute comienza apenas se emprende la marcha por el lecho del río, aunque los primeros seis minutos de camino el cauce está seco.

Incluso sin agua corriente, el paisaje de la quebrada que comienza acoge al caminante con un abrazo de multitud de tonos de verde, gris, amarillo y jaspes de marrón. Pajas, árboles, arbustos, plantitas, cantos rodados de todos los tamaños… y las laderas de las montañas, especialmente la del lado oeste (a la izquierda), derraman sus colores en medio del silencio punteado por el canto de pájaros invisibles.

De pronto, lo que parece el viento corriendo entre las plantas, resulta ser el agua que discurre muy cerca, allá arriba en el canal artificial que captura toda la del río para llevarla al pueblo y sus sembradíos.

Superado ese punto, el abrazo cromático del paisaje se completa con el deleite auditivo.

El sonido del agua fluyendo entre rocas y plantas no es un simple rumor monótono. No. Es la canción innombrable del agua, que varía y se combina según el grosor del chorro que se escapa entre las piedras, la altura de su caída y la profundidad de su punto de impacto.

El aire aquí es más limpio, libre del filtro gris de la contaminación citadina. A medida que se asciende, su transparencia aumenta. Los colores son más brillantes, sus matices más evidentes. Las siluetas de pajas, arbustos, árboles y cactus, que comienzan a ser más numerosos, se recortan con mayor nitidez contra el cielo o los flancos de las montañas.

Cerca de un cuarto de hora de iniciada la caminata y de manera casi imperceptible, la pendiente del lado izquierdo dejó de ser una. De repente, la mirada en esa dirección ya no puede ascender distraída por el declive, desaparecido.

Vertical y vertiginoso, el alto muro del acantilado interpela, empequeñece al caminante con sus más de 30 metros de piedra a mitad desnuda.

Prendidas a las rocas, enormes matas de helechos, arbustos leñosos y lianas delgadas dejan caer hojas y ramas hacia el vacío, como en un equilibrio precario.

Las bolas de líquenes gris-verdoso-oscuro prendidas a tallos y ramas a intervalos irregulares parecen adornos artificiales.

Al frente, el otro flanco de la quebrada también va poniéndose más severo. Su pendiente disminuye, aunque sin llegar a la vertical ni perder toda su vegetación.

En el lecho del río, los árboles se hacen más numerosos, la mayoría son alisos, los hay viejos y jóvenes, todos exhiben sus oscuras hojas brillantes y saludables. Y los botones próximos a florecer prometen un espectáculo para las próximas semanas.

Las pozas de agua –entre pequeñas y medianas– son más numerosas, lo mismo que los gigantescos cantos rodados.

A la media hora de caminata, la quebrada se estrecha a ambos lados, los flancos de la montaña son verticales y parcialmente cubiertos de helechos, en las estrechas cornisas crecen cactus delgados y largos.

Abajo, en el fondo de la quebrada, ya no es posible mantener los pies secos. Una garganta ancha de cinco metros y larga de unos 15 alberga el torrente y una poza cristalina –de poco más de un metro de profundidad– que cubre toda la superficie. Imposible continuar sin meterse al agua hasta la cintura.

La marcha continúa entre pozas medianas y pequeñas gigantes rocas de diversas formas, y menos árboles. El sendero paralelo al cauce reaparece, pero mucho más estrecho, accidentado y difícil, serpenteando entre las piedras los alisos y sus raíces sólidamente prendidas al terreno casi vertical.

Varias caídas de agua de diversa altura parecen anunciar la cascada, de unos 15 metros, a la que se llega poco después. Hasta ahí la caminata ya lleva algo más de una hora.

El final está cerca. Lo que queda de camino es de cuidado, pues hay que avanzar por el delgado, sinuoso y resbaloso sendero trepa en la ladera de la montaña.

Pocos metros más allá: las cascadas gemelas caen desde una altura de 20 a 25 metros en una poza cristalina que invita a bañarse. El agua no es demasiado fría pero el chapuzón será breve para evitar una posible hipotermia.

Y luego el retorno. Siguiendo un accidentado sendero que arranca a la altura de la torre semiderrumbada, se llega al lomo de la montaña. Al fondo, hacia el sur, la ciudad asoma a través del aire teñido gris claro a causa del esmog.

Después de unos 20 minutos de caminata, entre escasos plantíos de flores, se llega al punto de partida, a pocas cuadras del restaurante “El Molino de Pihusi”.

 

7_jamesss.jpg

SIGLOS Y MILENIOS Grabada en la piedra, la fecha de construcción de este molino en ruinas que data de más de tres siglos. Abajo, el agua ha desgastado la roca, durante algunos milenios.
Daniel James

LOS MOLINOS, OTRO PASEO Y OTRA CASCADA

Antes de llegar a la ciudad de Tiquipaya, viniendo de Cochabamba, está lo que se conoce como los Molinos de Chilimarca. Allí se encuentren las ruinas de varios molinos cuya antigüedad remonta a varios siglos, como lo prueba la fecha del año 1668, grabada en una piedra que se observa en una de las ruinas.

Esas ruinas han sido depredadas. Hay una encima de la cual existe un sembradío de papas. Otra conserva sus cuatro paredes gracias al cuidado de los vecinos del lugar.

Más arriba de los derruidos molinos está la comunidad de Cruzani, donde sus habitantes dispersos en los flancos de la montaña son agricultores y aún labran sus parcelas con bueyes que arrastran arado.

Sin embargo, el progreso llega allí en su dimensión más triste: el aire está impregnado del esmog citadino, aun en las partes más elevadas.

A 15 minutos de la plaza de Los Molinos se encuentra una cascada, para llegar, siga el canal de riegos.

 

1-1_james.jpg

SENDERO ENTRE ROCASEs imposible perderse, pues sólo hay dos direcciones posibles: río arriba o río abajo. Se puede caminar saltando entre las rocas o por el sendero paralelo al cauce.
Daniel James

MUCHAS Y MUY VARIADAS

Hay muchas caídas de agua en el trayecto, y de todos los tamaños. Lo mismo, las opciones de esta caminata son variadas. Los más aventureros llegarán hasta el final. Quienes van con niños terminarán su aventura antes de internarse en la parte más salvaje y dura de la quebrada. El disfrute está asegurado en todos los casos.

 

Tus comentarios

Anuncios destacados

$us 120 000
Casa / Chalet Venta

125000 $us Hermosas casas en preventa zona norte...

$us 129 000
Casa / Chalet Venta

129000$us hermosa casa minimalista 2plantas,...

$us 127 000
Casa / Chalet Venta

127000$us, km5 sacaba, casa de 2plantas,...

$us 20 000
Departamento Anticrético

20000$us Pacata baja, cercaBateon Departamento...

Departamento Alquiler

A pasos Plazuela Colon, bonito departamento en...

Más en Actualidad

¿Se va a librar la humanidad de la mayor catástrofe ambiental planetaria en 56 millones de años? ¿Conjurarán los nuevos acuerdos entre Estados el riesgo de que...
Una serie de evidencias acumuladas durante los últimos años alerta nuevamente sobre el tráfico de colmillos de jaguar, actividad que estaría siendo promovida...
20/11/2017
¿Qué piensa usted que sus técnicos deben aprender o necesitan aprender?, le pregunté a la máxima autoridad de desarrollo productivo y medio ambiente de...

El paisaje de luna alterna, llanuras niveladas o mares secos con cráteres, crestas de montañas y valles profundos colmados de estalagmitas arcillosas. Hace miles y miles de años, una fuente de calor...
Diversos anuncios apuntan a que el sueño de los aviadores militares de los tiempos del “proceso de cambio” está por cumplirse: el Gobierno se apresta a adquirir una flotilla de aviones caza. Fueron...
Mientras Ely cuenta las historias de los adolescentes de su Casa, unos lagrimones extraviados de rato en rato nos recuerdan a ambas que estamos hechas de mujer. Su desayuno Continental puede esperar...
Es común escuchar que en Cochabamba se come bien, lo que quiere decir para nosotros que se come rico, barato y harto; por eso se dice –y lo admitimos con facilidad– que se come a cada hora y que por...

En Portada
Al término de la primera jornada del IV Foro de Países Exportadores de Gas, Bolivia suscribió compromisos de inversión, exploración y explotación en los campos...
21/11/2017 Multideportivo
La nadadora cochabambina, Karen Tórrez, logró la medalla de plata con 56.14 en 100 metros libre, durante los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, de Colombia.

La jueza Segundo de Instrucción en lo Penal, Wiat Belzu, ordenó hoy reducir la fianza de la exministra Nemesia Achacollo de 200 bolivianos mil a 50 mil...
El presidente del Concejo Municipal, Iván Tellería informó que tras una carta remitida desde el Tribunal Departamental Electoral de Cochabamba (TDE) en la que...
El canciller Fernando Huanacuni informó el martes que se pedirá al portavoz de la demanda marítima Carlos Mesa que amplíe el contenido de la carta que envió al...
El diputado opositor de Unidad Demócrata (UD), Amilcar Barral, consideró que los funcionarios de la Aduana se convirtieron en gente de "represión", que...

Actualidad
Avelino Mérida tenía 15 años cuando fue contratado como ayudante de un migrante italiano que fabricaba y vendía vinos...
Lo presentan como el manjar de los incas. Es la carne que tiene el más elevado nivel de proteínas y el más bajo en...
Corría 1993, y Jorge Paccieri abría una tiendita en la avenida Ayacucho con productos importados para el hogar. Apenas...
¿Cómo será el marketing del futuro? Cambiará la tecnología, las redes sociales se harán más poderosas, el mundo estará...

Deportes
La nadadora cochabambina, Karen Tórrez, logró la medalla de plata con 56.14 en 100 metros libre, durante los Juegos...
21/11/2017 Multideportivo
"Me siento muy feliz. No es la medalla que yo quería, pero al fin de cuentas es una medalla que hace crecer al país y...
Real Madrid goleó (0-6) a Apoel en Nicosia y selló su pase a octavos de final de la Liga de Campeones, como segundo...
"Yo creo que lo primero es superarse a uno mismo y luego superar a la competencia. La que me ganó, la colombiana, hizo...

Tendencias
Robot de compañía, elevador que va en múltiples direcciones, taza inteligente que mantiene la temperatura exacta del...
Para saber cuál es la causa de un malestar es muy común que el médico pida algunas pruebas de laboratorio para analizar...
En la actualidad, existen muchas cremas de belleza y cirugías que son muy usadas para evitar el envejecimiento y...
Los experimentos, a cargo del profesor de bioquímica Hang Hubert Yin, se basaron en el análisis de 14.000 compuestos...

Doble Click
Los libros de cinco poetas bolivianos emergentes se presentarán, de manera simultánea, como parte de una misma...
La convocatoria a la sexta versión de los Premios Plurinacionales Eduardo Abaroa está a un día de concluir y, en...
Hoy se festeja en el mundo occidental el Día Internacional de la Música y, con ese motivo, la carrera de Música de la...
La banda Mandíbula se encuentra en la posproducción de su nuevo video musical “Cartas”, realizado junto a la productora...