Bolivia país de feria

Actualidad
Publicado el 09/07/2018 a las 0h00

“Bolivia, el país campamento”, ése el denominativo que los ideólogos del nacionalismo utilizaron para describir la coyuntura económica y social en el siglo XX. Aquella sintética frase aludía a un país abrumadoramente dependiente de sus exportaciones mineras en cuyas zonas de producción vivieron decenas de miles de trabajadores. Ante la escasa industria, la imagen de los campamentos mineros fue el emblema de la fuerza laboral boliviana. Pero aquella imagen hace tres décadas resultó reemplazada por otra más extendida.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

¿Cuál es la principal actividad hoy en Bolivia? Según diversos estudios, más del 70 por ciento de la población laboral boliviana se dedica al trabajo informal. Así lo han informado instituciones como, Cedla, hasta el INE y la Organización Internacional del Trabajo. De ese 70 por ciento, se ha establecido que entre el 35 y 40 por ciento se dedica al comercio.

Bolivia hoy no es más un país de mineros, sino de comerciantes. Es un país de pequeños comerciantes porque cerca del 65 por ciento de la población laboral es identificada como cuentapropista. Y el escenario para los pequeños comerciantes son las ferias comerciales. Hacia su generosa oferta, frente al escuálido y elitista “comercio formal”, se orientan las multitudes.

Hay miles de ferias en Bolivia, 1.151, según registros de la Confederación Nacional de Gremiales. No se ha logrado determinar un número relativamente definido de la cantidad de personas que trabajan en estas ferias. Pero las cifras, según la fuente, oscilan entre 600 mil y un millón. La dificultad de cuantificarlos radica en su extendida y variada presencia en todo el país.

“Existen ferias de 30 a 60 personas, que ocupan una o dos cuadras, como las 82 itinerantes que la alcaldía cruceña ha registrado”, dice el especialista en comercio, Luis Víctor López, “pero también hay ferias que ocupan 100 cuadras (43 mil metros cuadrados) y nuclean a 30 mil comerciantes, como la célebre 16 de Julio de la ciudad de El Alto”. Ésta, que según la Cámara de Comercio alteña, mueve 168 millones de bolivianos cada fin de semana, es considerada la feria más grande de Latinoamérica. Resulta tan grande que cerca del 50 por ciento del recorrido de la línea azul de los teleféricos paceños sobrevuela sus secciones.

 

3.jpg

Intercambio Las ventas callejeras se pueden ver como una salida ante la crisis económica o una chance de trabajar de manera independiente.
Mónica Oblitas/Edital

CIUDADES FERIA

La feria 16 de Julio está ubicada en una de las dos ciudades denominadas “puerto seco”. El Alto es una urbe que suma, según datos de su Alcaldía, 236 ferias. Es decir, concentra casi el 21 por ciento de las ferias del país. Bien podría decirse que, especialmente los días domingo, El Alto es una ciudad feria. Basta llegar a la Ceja, la frontera alteña con la ciudad de La Paz, para ingresar en una especie de laberíntico distribuidor de ferias.

El otro “puerto seco” boliviano es la ciudad de Oruro. Allí, especialmente los fines de semana, cuatro grandes ferias (La Súper Feria, Kantuta, Roberto Young y Tagarete) convierten buena parte de la urbe en otra sede de los fenicios andinos. Se calcula que en Oruro existen 25 ferias comerciales, sin embargo, las principales cobran dimensiones poco comunes en el resto del país.

Allí se inician singulares cadenas de intermediaciones. Puertos secos o ciudades feria, como quiera vérselas, Oruro y El Alto son centros de distribución inicial de diversos productos. Hasta ellas llegan, de madrugada, comerciantes del interior del país que luego revenderán, en sus respectivas ferias, desde ropa de segunda mano hasta repuestos informáticos. Pero antes, hasta ellas han llegado quienes consiguieron pasar fronteras con la mercadería.

 

8.jpg

AUGE DE LAS FERIAS Las personas se aglomeran en callejuelas donde unos venden y otros compran.
Mónica Oblitas/Edital

LA TOMA DE LAS CAPITALES

Grandes ferias también se han enseñoreado en las tres principales capitales bolivianas. Colapsan, bajo marcados riesgos para la seguridad ciudadana vastas áreas de los centros de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Todo intento de las autoridades por reacomodar a algunos o muchos de los vendedores o, peor, por regular las actividades, ha derivado en furiosas guerras. Tras semanas de enfrentamientos y movilizaciones concluyeron en pactos de convivencia pacífica.

La última gran guerra de la historia gremialista se produjo hace un mes en Santa Cruz. El proyecto edil para reubicar el mercado La Ramada derivó en enfrentamientos entre cientos de vendedores y decenas de guardias ediles y policías. El saldo fueron dos decenas de heridos y lesionados, además de una camioneta edil quemada. A semejanza de La Ramada hay otras tres zonas de ferias (El Abasto, Los Pozos y Siete Calles) donde se congregan cerca de 100 mil comerciantes.

La desproporción resulta evidente. Basta recordar que, por ejemplo, en Cochabamba, La Cancha suma en su entorno a seis grandes mercados y decenas de ferias menores. Fuentes ediles han calculado que cerca de 30 mil de los 100 mil comerciantes que hay en la ciudad, se congregan en esta zona los fines de semana. Es también considerada una de las ferias más grandes de Latinoamérica.

El fenómeno se repite en el centro de La Paz. Según registros de la Alcaldía, En esta urbe hay 28.700 gremiales registrados, pero se estima que más de 30.000 trabajan ilegalmente. La ladera noroeste de la hoyada paceña congrega al menos tres ferias, cuatro mercados y decenas de ferias menores. Algunas se pierden en pendientes de hasta 45 grados de inclinación y conectan con la Ceja alteña haciendo un nexo comercial que pareciera infinito.

 

feriamancesped.jpg

Obstaculizan calles Los vendedores en Bolivia se instalan en las aceras e impiden que los autos se estacionen
Mónica Oblitas/Edital

FERIA A LO ALTEÑO Y TEMIBLES

La Confederación de Gremiales calcula que en el eje central del país suman cerca de 995 ferias. Pero en cada ciudad de más de 100 mil habitantes es posible hallar varias importantes. En Tarija destacan La Víbora Negra, Fátima y El Campesino, llamado “El Alto Chapaco”. En Sucre la Man Césped monopoliza todo tipo de ventas a lo largo de decenas de cuadras.

Pero hay más ferias en Bolivia. Destacan, con características propias, las fronterizas que colman ciudades como Villazón, Bermejo y Yacuiba, en el sur. Y bajo sus particularidades también se hallan Cobija y Riberalta, en el norte, o Puerto Suárez en el oriente. Son ferias de oportunidad donde las mercaderías masifican su entrada o salida del país según el cambio monetario.

“En el caso de las fronteras brasileñas o argentinas hay un singular negocio desde hace años: la mercadería asiática que llega por puertos chilenos atrae masivamente a los vecinos. Especialmente las comerciantes bolivianas, en muchos casos, cruzan de frontera a frontera el país. Evitan así intermediaciones e incrementan sus ganancias. Paradójicamente, este tipo de contrabando deja réditos a Bolivia porque la ganancia se queda en nuestro territorio”, dice López.

Pero no suman muchas las virtudes de las ferias bolivianas. Más allá de su precariedad y de sus durísimos golpes a la industria nacional, son canales para tráficos y negocios turbios. “Donde pasan ropa y electrodomésticos de contrabando, pueden pasar drogas, armas, personas objeto de trata, fauna silvestre, etc. Es más el contrabando es una de las principales actividades destinadas al lavado de divisas del narcotráfico y otros delitos”,ha señalado el experto en seguridad, Samuel Montaño.

Y claro, a raíz de esas circunstancias oscuras, no faltan recónditas ferias temidas hasta por la Policía y el Ejército. En Pocitos-Sector 5, cerca de Yacuiba, Challapata (Oruro), Virupaya (La Paz, cerca del Titicaca), Puerto Evo (Pando) y otras. Las ventas bien pueden ir más allá de la formalidad legal.

Resulta comprensible dadas la singular ubicación y condiciones de Bolivia, dice el analista Álvaro Alarcón, en su libro “Bolivia, tapón geográfico”.Por ello, un día de agosto de 1986, cuando la minería tocó fondo, se fundó el país feria: los gobernantes liberaron las fuerzas económicas a los arbitrios del mercado y achicaron el Estado dejándolo como administrador. Luego, dejaron que la gente se busque la vida cazando las divisas que aparezcan, vengan de donde vengan, aprendiendo a vender cualquier mercadería. En los años 60 o 70 hubo quienes fueron a los socavones a buscar a un capataz que les enseñe a buscar minerales. Hoy hay quienes buscan al mayorista que les dé algo qué vender.

 

Tus comentarios

Más en Actualidad

Nacieron de un mundo de armonías para difundir la música universal en nuestro país, acompañaron a orquestas nacionales de renombre y traspasaron fronteras...
“Retratar los lugares turísticos, el paisaje, calles pero principalmente captar el movimiento del entorno y las situaciones de la gente en su cotidiano vivir...
Para bien o para mal, es el partido que recibió la misión de conducir a Bolivia más allá del umbral de siglo XXI. Con todo lo que ello implica, tiene el...

La elección de un buen número de latinos, afroamericanos, dos nativoamericanas y dos musulmanas para el Congreso y la del primer gobernador abiertamente homosexual confirmó en las elecciones del...
Más allá de la clásica fórmula de que “el vino blanco acompaña a los pescados y a las pastas y el tinto a las carnes rojas”, es un hecho que con las nuevas variedades de uvas, bodegas y vinos que...
En estos días de intenso calor, los balnearios y piscinas de nuestra ciudad se han convertido en los lugares más cotizados. Sin duda, nuestras agendas de domingo están totalmente copadas por salidas...
Tomar medicamentos sin prescripción es una práctica habitual en nuestro medio. Algunos fármacos no sólo producen somnolencia, fatiga, alergias y tienen contraindicaciones, sino que pueden hacer que...

En Portada
Mientras se asignan 37 millones de bolivianos para la primera fase del nuevo edificio de la Gobernación —los primeros 7 este año—, al menos tres proyectos de...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is Crisis” junto a Sandra Bullock, dirigida...

El hormigonado de la vía en placa sobre los 42 kilómetros que atravesarán las líneas del Tren Metropolitano requerirá al menos seis meses. Al respecto, el...
Con las elecciones primarias a la vuelta de la esquina, las organizaciones políticas y los líderes políticos intensifican su movimiento y uno de los retos es...
El Gobierno argentino reconoció ayer que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino ARA San Juan, localizado en el Atlántico tras más de un año...
18/11/2018 Cochabamba
Con chalecos de color naranja y portando una caja de herramientas, así caminan los “aseguradores” a lo largo de la avenida Siles, en Cochabamba, dando a los...

Actualidad
"Una verdad con la que estamos comprometidos desde el primer día y que es necesaria para honrar y respetar a nuestros...
El Gobierno argentino reconoció ayer que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino ARA San Juan,...
Mientras se asignan 37 millones de bolivianos para la primera fase del nuevo edificio de la Gobernación —los primeros 7...
La detención y condena de 20 años que la justicia le impuso al médico Jhiery Fernández por la muerte del bebé Alexander...

Deportes
Bolivia tiene asegurada su presencia en al menos seis disciplinas en los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019, que se...
Las tenistas bolivianas Sofía Taborga (16 años) y Catalina Padilla (14 años) se consolidaron ayer como campeonas...
Hoy, desde las 17:15, el estadio Félix Capriles vivirá el episodio 142 del clásico cochabambino, en el que Aurora y...
Se acabó el sueño. Universitario de Vinto perdió ayer 6-2 con Always Ready en el estadio Municipal de Villa Ingenio, en...

Tendencias
En conmemoración al día mundial de la salteña que se celebró el 10 de noviembre, se realizará un festival mañana que...
Ligados a la tecnología, renuentes a la participación política formal, testigos de un solo Gobierno, interesados por...
Las salsas y aderezos pueden ser causantes de desequilibrios nutricionales y de excesos calóricos en muchos platos, sin...
Ocho estudiantes bolivianos, de entre 12 a 17 años, participan de la Olimpiada Mundial de Robótica 2018 (WRO, por sus...

Doble Click
Este 20 de noviembre se inaugura la muestra del artista chuquisaqueño José Carlos Auza, en el Salón del Centro Simón I...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is...
1. Juan Carlos Valdivia dice que con Søren cierra una trilogía: aquella que forman, además, Zona Sur (2009) e Yvy...
Los prototipos cochabambinos Eddy y Ozel V 3.0 se consagraron como campeones del Grand Prix Solar 2018 tras realizar un...