Oh! marca un hito: ¡19 años, 1000 números!

Actualidad
Publicado el 29/07/2018 a las 0h00

El 14 de marzo de 1999, apareció el primer número de OH! Desde entonces, cada domingo, hace 999 semanas, sin interrupción, la revista dominical de Los Tiempos llega a sus lectores.

La publicación de esta revista completó el relanzamiento de Los Tiempos y su concepción obedece a la necesidad de cubrir la expectativa de los lectores dominicales del periódico, acostumbrados a una publicación especial con temas y enfoques variados.

Y así nace OH!,bajo la dirección editorial de María Renée Canelas, y la creativa del colombiano Carlos Echeverry.

Para enfrentar con éxito el desafío de un producto periodístico novedoso, atractivo y autosustentable se partió sobre tres bases:

Primera, contenidos cuyo interés trasciende la coyuntura, sin ignorarla, manejados con una óptica enfocada en sus protagonistas.

Segunda, un diseño osado, llamativo e inédito en el país, concebido en función de cada tema, pero enmarcado en un molde singular quemarca la identidad de la Revista .

Tercera, un equipo de periodistas, fotógrafos y diseñadores abiertos a experimentar una forma distinta de hacer periodismo y dispuestos a cuestionarse en permanencia en procura de mejorar el producto final.

La conjunción de esos tres factores sólo pudo darse en un periódicocomo Los Tiempos, estupenda escuela del oficio, soporte ideal para una creación de esa categoría y respaldo íntegro en lo logístico.

Y, desde marzo de 1999, más demedio centenar de personas conformaron, en periodos diversos, esa orquesta bien afinada que cada semana ejecutó y ejecuta OH! bajo la dirección de María Renée Canelas, hasta septiembre de 2017,con el consejo editorial de Alfonso Canelas, hasta febrero de 2009, y de Fernando Canelas, hasta septiembre del año pasado.

Mil ediciones, ¡más de 50.000.000 de ejemplares impresos! Todo un récord en Bolivia . Y un modelo que fue imitado por los otros cotidianos grandes del país.

Un gran trabajo que involucra a muchas personas comprometidas,cuyos nombresno mencionamos por razones de espacio y el temor a olvidar algunos. A todos: ¡Gracias!

 

 

carlos_echeverri_foto.jpg

Carlos Echeverry
LOS TIEMPOS

Escribo de memoria

Carlos Echeverry

Escribo de memoria. Porque los buenos recuerdos nunca se borran. Hace ya casi 20 años creamos la primera revista de Bolivia con características internacionales. Una revista que imaginamos –Luz Márquez, María Grazia Sarabia, Mauricio Sarabia, Ma. Renée Canelas, y un grupo maravilloso de jóvenes periodistas, diseñadores y creativos bolivianos– sería revolucionaria en el país. Lo que nunca imaginamos es que otro grupo de novísimos periodistas mantendrían tan alto el estándar... durante 1.000 ediciones. El mérito no es mío. El mérito es de los lectores bolivianos que asumieron a OH! como su revista de domingo. Una revista que concebimos plural, intensa, moderna, que balanceaba la tradición con el futuro, en una edición de alto valor gráfico. Una revista que recibió el espaldarazo de Fernando, Alfonso, Eduardo y Gonzalo Canelas para producirla: una revista grande, con portada en papel couché, engrapada. Única. Las portadas de Luz Márquez, la gráfica de María Grazia, el don periodístico de María Renée, la creatividad en las campañas de Mauricio y el equipo de creativos sentaron las bases para que OH! sea lo que es hoy: un referente en Bolivia, imbatible, y un ejemplo de consistencia, pulcritud y pasión periodística.

Más allá de los avatares de la política, de la industria, del mundo digital, del ir y venir de nosotros como parte del engranaje de la historia editorial de Bolivia, me queda la enorme satisfacción de haber creado una revista que refleja como ninguna, a finales del siglo pasado, el ser boliviano, su mundo, su esencia. OH! habló como nadie en el país de la moda, de la arquitectura, de la Bolivia profunda. Recuerdo el trabajo excepcional sobre los menonitas y los rusos blancos en Santa Cruz. Ahora, que escribo de memoria, me alegra que OH! no es el pasado, sino el presente y futuro del buen periodismo, en las manos y el corazón de PaulaMuñoz Encinas y su equipo: un periodismo que cada semana nos hace lanzar un oh!

 

 

leonardo_teran_ok.jpg

Leonardo Terán
LOS TIEMPOS

Difundiendo la arquitectura boliviana

Leonardo Terán

Gracias a la invitación de una gran amiga, María Renée Canelas, trabajé por cerca de una década en la revista OH!, una actividad que nunca hubiera soñado realizar como arquitecto. Época que recuerdo como una de las mejores de mi vida, por los entrañables compañeros de trabajo y porque conocí el país y su gente a través de su arquitectura.

Entendí que la arquitectura no sólo se la visualiza desde un lenguaje estético y funcional, sino que al visitar más de 500 casas y edificios contemporáneos y patrimoniales, los ocupantes imprimen en sus espacios una energía que emana las más variadas de las sensaciones.

Aprendí que la felicidad no se mide a través de la belleza estética y las comodidades de un hogar, sino más bien por el amor que cada habitante pone en el lugar que ocupa. No me olvidaré nunca del humilde pueblito que visitamos al lado de la Hacienda Cayara en Potosí o de una gran mansión inspirada en laChiquitanía en Santa Cruz.

La arquitectura es sin duda una de las expresiones culturales más importantes de un pueblo, por ello el boom del éxito de los cholets como arquitectura boliviana a nivel internacional. Pero tuve la suerte, además, de conocer a grandes arquitectos y seres humanos que expresan la verdadera arquitectura boliviana a lo largo y ancho de nuestro país y de sus diferentes climas y paisajes, con su arquitectura “show” o tan sólo la de la simpleza que expresa el texto-contexto y las diferentes necesidades de cada uno de sus usuarios.

Felicito a la Revista OH! por sus 1.000 números, por seguir tan vigente. Fue un placer formar parte de su equipo y de haber difundido el trabajo del arquitecto boliviano, a veces poco valorado.

 

 

marco_zelaya.jpg

Marco Zelaya
LOS TIEMPOS

Que la agenda sea interminable para OH!

Marco Zelaya

Trabajar en la revista “¡Oh!”, de Los Tiempos, fue una experiencia periodística inolvidable y gratificante.

El paso previo a la fundación de este impreso, que circula los domingos, fue “La Revista”, una publicación pionera en su género, en la que escribíamos Fernando Molina, Sergio Molina, José Luis Exeni y yo. Antes de la salida de este suplemento, se debatía, en el ámbito de los grandes grupos editoriales, la necesidad de entregar a los lectores una revista dominical, como en las ediciones de El País de Madrid o del Clarín y La Nación de Buenos Aires.

Precisamente, en esos años se dio una escisión de socios en La Razón, que determinó la fundación del periódico La Prensa y del Grupo Líder, de los Canelas y los Rivero; el “plus” de las ediciones dominicales debía ser –excepto en El Deber, en Santa Cruz– “La Revista”.

Al cabo de un bienio, sin embargo, ese impreso cumplió su ciclo y como resultado de su reforma integral surgió la revista “¡Oh!”, bajo la dirección de la periodista María Renée Canelas.

Ya desde sus primeras ediciones, “¡Oh!” se caracterizó por combinar la información de actualidad, mediante reportajes e interesantes entrevistas, con otras secciones atractivas, que buscaban satisfacer las expectativas de un público nacional, amplio.

En lo profesional y personal, lo que más atesoro, de esos años ya tan lejanos, fue haber trabajado con María Renée Canelas, a quien me unen indisolubles lazos de respeto, admiración y amistad; pienso que si no hubiera sido por el destacable esfuerzo de María Renée, “¡Oh!” no habría llegado al sitial que actualmente ocupa; gracias a ella conocí a su padre, don Alfonso Canelas Tardío, un entrañable maestro del periodismo, a quien siempre tengo presente en todo lo que hago y escribo; y, por supuesto, a don Feny, a don Lalo, a don Chawi, a Eduardo y a Mauricio, a quienes recuerdo con gratitud y afecto intactos. Luz Marina escribe hoy nuevas páginas en la historia de esta querida familia de editores y periodistas.

La revista, por si fuera poco, fue un puente para que conociera a una de mis mejores amigas, Mónica Oblitas, y estableciera vínculos de acero con mi amigo y compadre, el gringo Vassil Anastasov, exfotógrafo de la revista.

“¿Cuál es la agenda para esta semana?”, preguntaba María Renée. Y me gustaría, ahora, responder que deseo que esa agenda sea interminable.

 

 

claudia_eid.jpg

Claudia Eid A.
LOS TIEMPOS

Mil veces OH!

Claudia Eid A.

Haber sido parte de la Revista Oh! de Los Tiempos ha sido un privilegio. Tuve la suerte de ser parte de un gran equipo de periodistas, fotógrafos y diseñadores, liderado por María Renée Canelas, quien me acogió desde la edición número 3 de dicho suplemento dominical, en 1999. La primera entrevista que me encargaron para la edición fue a Carlos Trucco, el exfutbolista argentino, quien en ese entonces se encargaba de la dirección técnica de Wilstermann, no se puede negar que fue un acto de confianza para con la novata periodista que nunca había escrito sobre deportes, pero María Renée me ayudó con el cuestionario y al leer la entrevista ahora, no estaba tan mal o realmente recibí mucha ayuda en la edición. Y es que el equipo de Oh! y el perfil de la revista, se enfocaban en buscar el lado humano de las noticias. Oh! fue pionera en cuestión de contenidos “blandos” dentro de un periódico, incluso nos permitimos ficcionar algunas entrevistas, recuerdo que nuestra primera Navidad entrevisté a Papa Noel, sí, al mismo al que se le atribuyen los regalos en Noche Buena y dentro de la entrevista le cuestionamos su relación con la marca Coca Cola, también le hice una entrevista a Barbie y recuerdo muy bien cómo terminaba: ¿Cree que las rubias son tontas? Y Barbie respondía: Me puede repetir la pregunta. Fue muy divertido generar ese tipo de contenidos y por ambas entrevistas recibí mis primeras cartas de lectores, en algunas había reclamos, en otras había comentarios interesantes, pero sin duda, la gente nos estaba leyendo. Felicidades Revista Oh! espero que vengan ¡1.000 ediciones más!

 

monica_oblitas_3.jpg

Mónica Oblitas
LOS TIEMPOS

OH!, fundamental para el periodismo

Mónica Oblitas

Trabajé 15 años y un poco más en OH!, como editora de actualidad estaba abocada a los reportajes, crónicas y entrevistas.Bajo la dirección de María Renée Canelas y con un equipo de primera, entre los que se encontraban Rafael Sagárnaga, quien ocupa ahora mi cargo, Vassil Anastasov y Alvaro Gumucio, dos de los mejores fotógrafos de Bolivia, María Renée Cortés y Mónica Luján, periodistas expertas en tendencias y salud, además de un completo staff de diseñadores y armadores, pudimos desarrollarnos como periodistas y ver crecer la revista.

Hemos entrevistado a personajes importantes como Luis Ramiro Beltrán, Christiana Figueres y Ana María Romero de Campero; hicimos reportajes en varios países del mundo, Tailandia, Turquía, Dinamarca, Qatar, Sudáfrica, entre otros, y hemos escrito desde toda Bolivia.

OH! ha sido la primera revista boliviana en ganar el premio latinoamericano de reportaje en medio ambiente y se convirtió en un referente del periodismo ambiental. Tocamos este tema más que ninguna otra revista y la visión de María Renée permitió que lo priorizásemos. Además, gracias a una beca que obtuve con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Los Tiempos accedió durante siete años seguidos a la cobertura de las reuniones de forma exclusiva. Le dimos especial importancia a otros temas que tampoco son “comerciales”: el VIH/Sida, el alcoholismo, los feminicidios, las fronteras peligrosas, pero también logramos reportajes amenos y diferentes. Tengo un peculiar recuerdo de cuando viajé a Potosí para hacer un reportaje sobre minas y fantasmas o de cuando hicimos junto a Vassil un reportaje sobre la fabricación del antídoto del veneno de las víboras, con todo y víbora.

OH! es la revista más importante del país, ha circulado en los nueve departamentos, tocado todo tipo de temas, entrevistado a cientos de personajes importantes, es completa, dinámica y tiene una visión amplia. Su nuevo equipo enfrenta tiempos difíciles para el periodismo, pero aun así tiene el reto de seguir abriendo caminos. No muchas revistas en Bolivia han podido cumplir mil números, es un orgullo para mí haber trabajado en más de setecientos de ellos.

 

foto.jpg

Rafael Sagárnaga
LOS TIEMPOS

Extraños “corresponsales de guerra”

Rafael Sagárnaga

Una palabra tan corta como la interjección OH! en mi vida se traduce en infinidad de impactantes imágenes y la memoria que guardan todos nuestros sentidos. Surgen al azar recuerdos de las fronteras “rojas” del país, tan frías como Pisiga o tan calurosas como Yacuiba. Vuelven aquellos relatos de los policías,de los controladores aduaneros, de los contrabandistas, de las comunidades indígenas y hasta la sombra de los “narcos”.

Uno revive diálogos tan extraños como aquellos que sostuve con el sheikh Muhammad Alí Teherán en la mezquita de Tacna. Luego, visitamos a sus pares en Iquique y finalmente a aquellos que se instalaban en Bolivia. Había una llamativa “triple frontera” donde, en plena efervescencia de la Guerra contra el Terrorismo circulaban inusuales cantidades de pakistaníes, afganos e iraníes. Ellos explicaban que sólo se trataba de una conjura contra el éxito de la expansión mundial de su credo.

La palabra OH! se asocia también de inmediato en mi mente a los sueños y pesadillas reales que muestran nuestras desprotegidas “áreas protegidas”. Es recordar cómo se tortura y extermina a nuestros símbolos nacionales y regionales. La lista es extensa, agonizan ríos, se intoxican y secan lagos, se caza sin escrúpulos cóndores, jaguares, quirquinchos, delfines de río…Normalmente los menos defienden los paraísos y oasis en los que habitan esas especies.

Esta revista, que tan adecuadamente ha sabido administrar emociones y reflexiones, también me hace volver a conversar con entrevistados tan carismáticos como Filemón Escóbar o Jaime Escalante. E igualmente recuerdo un accidentado ciber diálogo: aquel que sostuvimos con el sargento del Ejército de EEUU, Wálter Challapa. Él estaba en una zona crítica de Irak y yo en mi apacible escritorio. Tras tres o cuatro preguntas, ese orureño trotamundos desaparecía, pues debía ir a delicadas misiones de guerra, luego volvíamos a avanzar la entrevista.

OH! me trae el eco, los reflejos y las voces de todas las regiones del país así como de diversas capitales de América y más allá. Junto a ellas están totalmente asociadas la amistad, la hermandad, de colegas que en esta u otras revistas son algo así como extraños “corresponsales de guerra”. Esos que con historias y reportajes le cuentan al país su propia historia, a pedacitos dominicales. No puedo dejar de mencionar, entre muchos a quienes recuerdo con inmenso cariño, a Mónica Oblitas y a María Renée Canelas. Ellas, hace 14 años, me abrieron las puertas de OH! y con ésta las de tantas vidas y lugares.

 

myrtha_fernandez.jpg

Myrtha Fernández
LOS TIEMPOS

¡Al ritmo de Los Tiempos!

Myrtha Fernández

La revista OH! salió a las calles en 1999 como un desafío. Eran tiempos en que el cambio y renovación se perfilaban como una exigencia para los medios, sobre todo para los medios impresos. Y no sólo porque debían enfrentarse al creciente atractivo que la comunicación vía Internet y la televisión ejercían sobre el público, sino porque, con ellos, también cambiaba la forma en que la gente captaba y recibía los mensajes. Para lograr una comunicación más ágil y dinámica, las imágenes y la diagramación pasaban a ser las nuevas protagonistas, los textos se reducían, el color se intensificaba y la información debía ser entretenida. Al mismo tiempo, el mundo se globalizaba, planteando nuevos desafíos y nuevos contenidos a los medios. Indudablemente, era una prueba de adaptación para los periodistas que trabajábamos en ellos.

Los Tiempos siempre había permanecido abierto a la renovación y no rehuíalos cambios. No dudó en modificar su formato ni en incorporara profesionales jóvenes, creativos e inquietos.

En junio de 1998, fui invitada a integrar el grupo que editaría La Revista, que fue el primer paso hacia lo que luego sería OH! No era un suplemento, era una revista de formato similar a la norteamericana Times, con contenido nacional e internacional de actualidad. Fue decisiva, y a la vez desconcertante, la participación del consultor colombiano Carlos Etcheverry quien, con una vehemencia contagiosa, daba las pautas de la modernización que se buscaba. En 1999, dijimos adiós a La Revista y dimos la bienvenida a OH! y mientras los fotógrafos y diseñadores gráficos se regocijaban con la oportunidad de dar rienda suelta — y mayor espacio—a su creatividad, los periodistas todavía escuchábamos con recelolas ideas de Etcheverry: “¿Por qué no entrevistar al ratón Mickey?” —nos preguntaba con entusiasmo— “¿O a Romeo y Julieta?¡Dejemos correr la imaginación!”. Para algunos de nosotros,que en el pasado habíamos escrito sobre dictaduras, luchas por la democracia y conflictos sindicales, las nuevas ideas sonaban a trivialización.

El tiempo ha demostrado que, efectivamente, renovarse es vivir. La revista OH! ha llegado al número 1.000 y sigue teniendo niveles de aceptación iguales o mayores que cuando comenzó a circular. Sin duda alguna, es porque sigue marchando al ritmo de Los Tiempos.

 

rodolfo_goitia.jpg

Rodolfo Goitia
LOS TIEMPOS

Fotografié maravillas arquitectónicas y moda

Rodolfo Goitia

Trabajar para la revista OH!de Los Tiempos, significó en el desarrollo de mi carrera como fotógrafo un espacio de experimentación y crecimiento muy grande.

Mi formación en el campo de las ciencias de la comunicación por la Universidad Católica Boliviana, me acercó al trabajo periodístico en Los Tiempos, pero pudo más mi pasión por la fotografía que me llevó a especializarme en la fotografía periodística.

Los primeros trabajos que realicé para la revista fueron fotografías para reportajes de arquitectura junto al talentoso arquitecto Leonardo Terán B., con quien recorrimos gran parte de Bolivia para documentar gráficamente magistrales edificaciones de gran belleza arquitectónica. Esta serie de reportajes sobre arquitectura me permitieron conocer extraordinarios trabajos de reconocidos arquitectos de toda Bolivia como las de Juan Carlos Calderón y Luis Fernández de Córdoba. La fotografía arquitectónicapermite al fotógrafo expresar en imágenes el concepto de espacios, volúmenes y texturas planteadas por el autor de la obra arquitectónica. Posteriormente, pasé a realizar reportajes de moda junto a la producción de ese gran espíritu creativo que es el de Claudia Eid, fotografiando diseños y creaciones de importantes diseñadores bolivianos. La fotografía de modapermite experimentar con la luz, los colores, texturas y formas para mostrar gráficamente la elegancia del traje creado por su diseñador. El trabajo de los reportajes de moda significa también una gran escuela en el campo de la fotografía en estudio, ya que permite experimentar en el campo de la iluminación. Fueron más de diez años de trabajo que me llenó de muchas satisfacciones personales y profesionales, especialmente en la elaboración de las fotos de portada de la revista, todo fotógrafo sabe de la satisfacción que se siente al ver su foto publicada en una de las revistas de mayor circulación de Cochabamba. En esta celebración deseo muchos años más de éxitos a la revista OH! y a todo el personal que actualmente la lleva adelante.

 

norman_ok.jpg

Norman Chinchilla
LOS TIEMPOS

OH!: La feliz experiencia de poner aventura y más color a los domingos

Norman Chinchilla

Mi experiencia personal en la Revista OH! es algo peculiar pues tiene tres fases. Formé parte del equipo OH! desde el primer número y eso duró algunos meses. Luego pasé a ser un lector de la revista, lo que se prolongó varios años. Y, finalmente, volví al periódico y a OH! hace cerca de doce meses. Así, creo tener un raro privilegio: a mi participación en el lanzamiento y consolidación de OH! continuó una etapa de lector, especialmente crítico, y luego el retorno.

De esta especie de recorrido de ida y vuelta, sobresale la experiencia de hace poco más de 19 años, cuando se preparaba el lanzamiento de OH! como el corolario del relanzamiento de Los Tiempos, todo entero, realizado meses antes.

El entusiasmo y ansiedad del primer número fue, al mismo tiempo, el casi frenético tiempo en el que se conformaba su equipo de redacción, liderado por María Renée Canelas, establecido en dos ciudades, La Paz y Cochabamba, y conectado mediante todos los recursos tecnológicos de entonces… y por el mismo propósito, entusiasmo, convicción y compromiso unánime: un impulso creativo formidable y estimulante que se renovaba cada semana.

Y cada domingo, ya en mi etapa de lector, la ávida incursión en las notas de la revista me recordaba el frenesí de principio de semana, cuando se decidían los temas de la siguiente edición y se ajustaba su enfoque, tratamiento y diseño gráfico.

Temas como El Informe de una agonía –la del río Rocha–, El sexo nuestro de ayer y de hoy, La timidez, La calvicie masculina, La invasión de cigarras en EEUU; y entrevistas a personajes como Luis Arce Catacora –que rehúye irse al FMI–, H. C. F. Mancilla, que radiografía a la élite política, Luis Bredow –que habla del tabloide que dirigía y revolucionó el paisaje de la prensa escrita local– y a muchos y muchas mujeres y hombres notables llenaron esas páginas. Su lectura era una especie de descanso ilustrado en la carrera noticiosa de los días, el alto en un mirador privilegiado.

Ahora, de retorno al frenesí editorial de cada semana, tengo la fortuna de viajar por la geografía local y escribir esas crónicas para prolongar mis viajes en la imaginación de los lectores, mediante estas páginas que ponen más color a los domingos de miles, desde hace casi 20 años.

 

monica_lujan.jpg

Mónica Lujan
LOS TIEMPOS

OH! marca tendencia

Mónica Lujan

Por más de una década fuieditora de Tendencias de la Revista OH!, una experiencia por demás enriquecedora en el ejercicio del periodismo.

OH! fue la primera revista de domingo en Bolivia, que se publicó con un diario de circulación nacional, con características únicas. La revista de domingo para toda la familia fue pionera y marcó un hito en el país en la forma de hacer revistas; de hecho, dio paso a que otros diarios crearan sus propias versiones con características similares, pero OH! fue, sin duda, líder indiscutiblemente.

Si bien contenía secciones que incluían entrevistas y reportajes trabajados a profundidad, la revista se distinguió también por su sección de Tendencias que se caracterizaba por ofrecer notas de tipo más “ligth”, pero con información útil con subsecciones como salud y orientación, que tuvieron gran impacto y acogida entre sus lectores.

En mis años de trabajo en OH!, estuve a cargo de la elaboración y edición de notas de salud, orientación, bienestar y gastronomía, entre otras, y de la realización de producciones de moda, sección no menos importante y muy esperada.

Moda, desde sus primeras ediciones, se consagró como una de las vitrinas más importantes de belleza de la ciudad y el país. OH! propuso una novedosa forma de mostrar tendencias con producciones de moda de calidad, dando a conocer no sólo el trabajo de diseñadores bolivianos, sino consolidándose como una de las plataformas más importantes para la promoción de modelos a nivel nacional.

Fueron años de arduo trabajo, pero disfrutando de este fascinante oficio del que aprendí mucho gracias a María Renée Canelas L., fundadora de OH! y su directora por más de dos décadas hasta hace poco menos de un año.

Llegar cada semana con notas interesantes y producciones especiales para nuestros lectores suponía un gran reto, pero después de cerrar cada edición, teníamos la satisfacción de la labor cumplida. (Mónica Luján).

 

andres_1-pag-6.jpg

Andrés Herbas
LOS TIEMPOS

OH!, un espacio para la complicidad íntima entre la cámara y la gente

Andrés Herbas

Integrar el equipo de la Revista OH!es un sueño hecho realidad.Ser parte de Los Tiempos con tan sólo 23 años es una de las metas más significativas que me ha regalado la vida y por supuesto Los Tiempos. En OH! he encontrado el espacio ideal para hacer fotografía con pasión, para difundir imágenes que trasmiten emociones y sentimientos. OH! es un espacio lleno de vitalidad, energía y servicio, que me permite desarrollar esa complicidad íntima entre la cámara y la gente.

El haber ingresado al periódico tan joven,ha traído consigo una enorme responsabilidad y una gran oportunidad para mi crecimiento profesional. Ser un fotógrafo al alcance de los desafíos de la Revista OH! implica tener en cuenta el contexto y la actualidad de tu profesión, asimismo, la historia de un medio impreso tan importante como Los Tiempos.

Para mi han sido tres años de adrenalina, oportunidades, emociones y sobre todo desafíos que han sido logrados con entrega y pasión, que sólo son posibles cuando un equipo es compacto y busca la misma meta. La Revista OH!me brinda la oportunidad de conocer muchas personas, empresas y situaciones que aportan en mi crecimiento profesional y personal.Trabajar con grandes marcas de moda que comprenden la enorme importancia del aspecto visualme obligan como fotógrafo de la revista a conocer en profundidad las tendencias, los estilos y todas las nociones de moda posibles, pues se trata de un mundo en constante evolución y muy influenciado por las tendencias.

La Revista OH! ha experimentado cambios importantes a través de los años y se ha convertido en uno de los referentes en reportajes especiales y editoriales de moda a nivel nacional. Ser fotógrafo de esta máquina que no se detiene es sin lugar a dudas entre las mejores experiencias de un trabajador de la imagen.

Definitivamente, es un privilegio trabajar con un equipo humano de gran calidad, pero fundamentalmente de profesionales que buscan todos los días superar sus metas.

Gracias por permitirme desarrollar toda mi creatividad y profesionalismo.Si bien es cierto que la fotografíaes un mundo en el que el acceso y, sobre todo, el éxitoson complicados, no se trata de una misión imposible, la dedicación y el esfuerzo son claves para crecer. Graciaspor dejarme fluir, crecer, soñar y proyectar.

 

danilo.jpg

Danilo Balderrama
LOS TIEMPOS

En OH! aportando conmirada einnovación

Danilo Balderrama

Cursaba tercero medio, tenía 15 años y mi papi, Rafael Balderrama, accedió a que realizara los foto reportajes de las carreras programadas en el Hipódromo Simón I. Patiño, todos los domingos. Fue un inicio muy duro en el campo de la fotografía por la exactitud que requerían las tomas de los caballos ganadores.Ya en 1990, mi trabajo se amplió e incursioné con fuerza en todos los campos, géneros y formatos periodísticos que se potencian con fotografía. Me incliné por los reportajes de riesgo, buscando la adrenalina junto a mi papi que se constituyó como mi maestro en forma permanente. Realicé coberturas de los bloqueos de los productores de la hoja de coca, participé en la Guerra del Agua y fui aportando en todas las secciones del periódico, local, nacional, y en los suplementos de deportes y la revista Facetas que luego se convirtió en OH!

Este recorrido ha significado un gran reto el mostrar las tendencias actuales en el mundo de la moda que hasta aquel periodo, 1999, era un campo poco explorado en el medio local y nacional.El público al que estaba dirigida la revista OH! con su sección moda, sociales y variedades,estaba destinado a las mujeres y la familia, que buscaban lecturas diferentes y ágiles. Mi vinculación y relaciones de trabajo con diseñadores de moda, hicieron que pueda posicionar en este segmento los fotorreportajesde actualidad y en forma paralela impulsar a la mujer en el modelaje.

Tuvimos grandes retos y logros, y se realizó un trabajo profesional que alcanzó cada vez mayor calidad en las portadas publicadas. Con el transcurso del tiempo, nos hemos esmerado por brindar un producto con todas las características que conlleva una revista de calidad con el objetivo de satisfacer las necesidades de la MujerOH!, una mujer profunda,exigente y que no se conforma con “poco”.

En este número 1.000, constato que la revista OH! sufrió cambios, los mismos acordes a las exigencias del público, pero manteniendo el objetivo central de su creación. Sigue siendo una revista pionera en su formato de alto impacto. Y como profesional de la fotografía mi deseo es continuar produciendo portadas de calidad. Y me propongo a seguir innovando, marcando tendencia en el mundo de modelaje, tomando en cuenta las exigencias de los lectores de OH!

 

Tus comentarios

Más en Actualidad

Cada año el drama se repite como si Bolivia dispusiese de una infinita cantidad de bosques. Pero, al parecer, cada año se avanza un paso hacia la extinción de...
Qué privilegiados que somos los bolivianos al tener un pico como el nevado del Sajama, el más alto de Bolivia (6.542 metros), que es a su vez un volcán extinto...
En el Aljibe hay quienes han pedido, por ejemplo, una sopa de maní hasta seis veces. Es también una rutina que, a diario, más de un cliente repita alguno de...

Es un orgullo la historia de trabajo, innovación y esfuerzo de Eliana Ohanian Sotomayor, una cochabambina de 42 años, cuyas cualidades la han llevado por un camino exitoso en el desarrollo de su...

En Portada
Forzar las primarias, dividir a la oposición, diluir los colectivos ciudadanos, bajar la expectativa de Carlos Mesa, legitimar la candidatura de Evo Morales…...
Las 94 mujeres candidatas a lucir la corona a Miss Universo 2018 aguardan "con nervios, pero muy preparadas" mientras ultiman los detalles para la final que se...

La Iglesia Católica condenó los hechos de violencia suscitados en los últimos días en el país, y exhortó a evitar las declaraciones que inflamen la...
¿Le gustaría trabajar en Tránsito? El policía que así lo quiera deberá pagar unos mil dólares por lo mínimo. ¿En la Felcn? Para ello, vaya pensando de 5 mil...
Si las casonas abandonadas pudiesen hablar, seguro manifestarían el olvido en el que se encuentran. Además, contarían que en el pasado fueron admiradas por su...
En las ciudades del eje central del país, un trabajador demora,en promedio, casi siete meses en conseguir empleo. Este tiempo es más largo en La Paz (8,5 meses...

Actualidad
La Iglesia Católica condenó los hechos de violencia suscitados en los últimos días en el país, y exhortó a evitar las...
El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del ultraderechista presidente electo Jair Bolsonaro, declaró en una...
La presión para respaldar un segundo referéndum sobre el "brexit", ante la falta de una mayoría que apoye el acuerdo al...
El papa Francisco expresó hoy su apoyo al Pacto Mundial para la Migración adoptado por la ONU en Marrakech, y exhortó a...

Deportes
La plantilla del Real Madrid partió a Abu Dabi a primera hora de la mañana de hoy, con el objetivo de conquistar su...
Un grito contenido llegó a su fin. Luego de 31 años, el plantel de Arauco Prado volvió a feste-jar como campeón de la...
Si bien un solo punto es necesario para eludir el descenso indirecto de categoría, Aurora apunta hoy (16:00) a sumar...
Catar desveló ayer el diseño del estadio de Losail, que acogerá el partido inaugural y la final del Mundial de fútbol...

Tendencias
Ser pionero implica despojarse de los miedos y atreverse a innovar para marcar la diferencia, como plasma un libro que...
A través de la iniciativa ‘Regálame un ladrillo por un ladrido’, la Fundación Abril...
Las galletas de Navidad son una tentación difícil de resistir y es la época donde uno las disfruta más. Por ello,...
Facebook se disculpó hoy por un "virus" que podría haber expuesto fotos no publicadas de unos 6,8 millones de usuarios...

Doble Click
El cantante de flamenco Antonio Cortés Pantoja, conocido como Chiquetete, murió hoy a los 70 años, como consecuencia de...
Las 94 mujeres candidatas a lucir la corona a Miss Universo 2018 aguardan "con nervios, pero muy preparadas" mientras...
Una persona bastante soñadora. Así se describe Santiago Daniel Noya Siles, más conocido como “Santi”, el cochabambino...
“La bicicleta de los Huanca” (1993) y “Mi socio” (1992) son las películas nacionales que al parecer siguen resonando en...