Argentina: nuevamente en crisis económica

Actualidad
Publicado el 17/09/2018 a las 0h00

Las floridas expresiones que caracterizan al español hablado en Argentina se orientan en estos días contra los indicadores económicos y los políticos. Hay quienes descargan su artillería verbal contra los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Otros, más bien, culpan al actual régimen del empresario Mauricio Macri. Y no pocos maldicen tanto a izquierdistas como a derechistas, vociferando contra el avance de una nueva crisis económica.

Es el ritmo que caracteriza a esta otrora potencia mundial: ciclos de vertiginosas y relativas bonanzas a inflaciones galopantes cada 10 o 13 años. A la crisis que se siente ya con crudeza estas semanas, le antecedió una de las más dolorosas: aquella de la Navidad del año 2001. Era de tal magnitud que los ciudadanos no podían sacar su dinero de los bancos por orden del Gobierno. Aquel secuestro oficial del dinero de la gente se conoció como el “corralito”.

Argentina entonces tenía muchas deudas y no contaba con liquidez. Por ello, de manera precipitada, los ciudadanos y empresarios argentinos así como los inversionistas extranjeros empezaron a sacar sus capitales del país. Al Gobierno no le quedó más que devaluar el peso para sostener un mínimo de estabilidad ante el riesgo de un colapso sin precedentes.

Luego del frenazo, la crisis social inherente derivó en una crisis política y los cambios de gobernantes llegaron con préstamos y, lo mejor de todo, con un escenario internacional que empezó a sonreírle al país. Subieron los precios de las materias primas y se incrementaron las inversiones. Para el año 2003, ingresaban divisas, se retomó el crecimiento.

Empresas de EEUU paliaron sus problemas internos invirtiendo en países como Argentina. China marchaba como la locomotora económica del mundo y empezó a consumir soya argentina (su mayor producto de exportación). Diversas materias primas cotizaban a altos precios y se exportaban. Los gobiernos populistas de los Kirchner multiplicaron los beneficios sociales, inyectaban capital así a la economía. Y, a tientas, buscaron desarrollar una economía productiva que multiplique los ingresos, sin mayor éxito.

Por ello, se amplió el aparato estatal. Hacia finales de aquella década la marcha de la economía garantizó la continuidad del régimen. Pero, de pronto, los motores de aquel despegue empezaron a desacelerarse y hasta atorarse, y no había otros de repuesto. Desde 2013, mientras el Estado se veía obligado a pagar subsidios y bonos, además de sus normales gastos de funcionamiento y los programas en curso, los inversores se empezaron a alejar y los precios de las exportaciones a caer.

Se repitió la historia. Se contrajeron deudas, se empezó a buscar la estabilización del cambio de divisas cada vez más sobrevaluado. En un ambiente de crecientes protestas, buena parte de la población votó por quien anunciaba correctivos a una situación que empeoraba día a día. Macri llegó prometiendo “la revolución de la alegría”. Aseguró a inversores y organismos internacionales realizar los correctivos que permitan nuevos préstamos y la llegada de capitales transnacionales que potencien la economía.

Sin embargo, en lugar de políticas de shock generales, optó por medidas graduales que derivaron, también, en apoyos moderados y, luego, en casi nulas iniciativas externas. Los capitales esperados no llegaron, las reducciones en el aparato estatal resultaron insuficientes. El miedo a una colosal reacción social, impidió mayores recortes en los beneficios sociales. Llegó lo inevitable: la inflación, empezó una nueva crisis.

¿Algo más? Sí, Argentina vivió desde diciembre una fuerte sequía. La menor producción de soya y maíz, principales productos de exportación, generó pérdidas por 6.000 millones de dólares. Pero también esta situación afectó a varias industrias de alimentos y de transporte que dependen de la dinámica de esos cultivos. Se calcula que por cuenta de este problema el PIB de Argentina se reducirá en un punto. Hoy se estima que la economía decrecerá 1 por ciento este año.

Con ello, ya pasaron casi tres años y los correctivos no logran la ansiada estabilización. Hoy nadie quiere volver a vivir la crisis de 2001. Pero existen situaciones similares que hacen temer a los ciudadanos lo peor. Incluso en 2014 o 2015, cuando se consideraba la situación urgida de una terapia de shock, pensar en una inflación del 40 por ciento o una devaluación en corto tiempo de más del 100 por ciento de la moneda salía de toda previsión. “Ahora, esto produce temor y en cualquier momento la gente puede salir corriendo a sacar su plata y eso sería mucho peor”, explicó al diario El País de Madrid Julio César Alonso, director del Centro de Investigaciones de Economía y Finanzas.

Pero Roberto Cardarelli, jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional en Argentina, dice que las condiciones del país hoy frente a 2001 son diferentes. “La economía argentina es menos vulnerable que antes, el régimen cambiario es distinto y el Gobierno ha puesto en marcha medidas favorables”.

Aun así Argentina está en la mira mundial. El déficit fiscal es de 3,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). No cuenta con liquidez para pagar sus deudas, la inflación no para y el precio del dólar frente al peso se disparó. En enero, el dólar valía 18 pesos argentinos y en septiembre casi 40 pesos.

El gobierno acudió al FMI que le prestará 50.000 millones de dólares. La gente, en medio de sus palabras de indignación, espera que cada anuncio de esa naturaleza signifique que la nueva crisis paró ahí.

 

DÉFICIT FISCAL

Argentina arrastra desde hace 70 años un déficit fiscal crónico que los ha llevado al aislamiento y a la inflación.

El gobierno toma las medidas que consideran “mejores” para los argentinos,. Anuncian que ahorrarán un 0,7 por ciento del PBI y transferirán los gastos por subsidios de transporte a las provincias argentinas (0,5 por ciento), entre otros.

000_18u7vt.jpg

RECHAZO Manifestaciones recurrentes contra las políticas económicas argentinas.
AFP

RECHAZO

Manifestaciones recurrentes contra las políticas económicas argentinas. 

Tus comentarios

Más en Actualidad

Cada año el drama se repite como si Bolivia dispusiese de una infinita cantidad de bosques. Pero, al parecer, cada año se avanza un paso hacia la extinción de...
Qué privilegiados que somos los bolivianos al tener un pico como el nevado del Sajama, el más alto de Bolivia (6.542 metros), que es a su vez un volcán extinto...
En el Aljibe hay quienes han pedido, por ejemplo, una sopa de maní hasta seis veces. Es también una rutina que, a diario, más de un cliente repita alguno de...

Es un orgullo la historia de trabajo, innovación y esfuerzo de Eliana Ohanian Sotomayor, una cochabambina de 42 años, cuyas cualidades la han llevado por un camino exitoso en el desarrollo de su...

En Portada
Forzar las primarias, dividir a la oposición, diluir los colectivos ciudadanos, bajar la expectativa de Carlos Mesa, legitimar la candidatura de Evo Morales…...
Una persona bastante soñadora. Así se describe Santiago Daniel Noya Siles, más conocido como “Santi”, el cochabambino que destaca en la segunda temporada de...

Aunque la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) habilitó una vía alternativa a la carre-tera Cochabamba-Santa Cruz, que ayer sufrió el colapso de una...
¿Le gustaría trabajar en Tránsito? El policía que así lo quiera deberá pagar unos mil dólares por lo mínimo. ¿En la Felcn? Para ello, vaya pensando de 5 mil...
Si las casonas abandonadas pudiesen hablar, seguro manifestarían el olvido en el que se encuentran. Además, contarían que en el pasado fueron admiradas por su...
En las ciudades del eje central del país, un trabajador demora,en promedio, casi siete meses en conseguir empleo. Este tiempo es más largo en La Paz (8,5 meses...

Actualidad
Refundida en un camino de tierra y lodo al norte de Guatemala, en un caserío llamado San Antonio Secortez, la familia...
La Policía de Nicaragua agredió a periodistas y ocupó la sede del diario opositor Confidencial y de organizaciones...
Los beneficiarios del doble aguinaldo deberán proporcionar un número de celular activo y vigente a su empleador para el...
El Comité Cívico de Roboré convocó a un cabildo de emergencia para este domingo a las 19:30 horas en el frontis de la...

Deportes
Un grito contenido llegó a su fin. Luego de 31 años, el plantel de Arauco Prado volvió a feste-jar como campeón de la...
Si bien un solo punto es necesario para eludir el descenso indirecto de categoría, Aurora apunta hoy (16:00) a sumar...
Catar desveló ayer el diseño del estadio de Losail, que acogerá el partido inaugural y la final del Mundial de fútbol...
Real Madrid y River Plate conocieron ayer a sus primeros rivales en el Mundial de Clubes y ambos se medirán en las...

Tendencias
Ser pionero implica despojarse de los miedos y atreverse a innovar para marcar la diferencia, como plasma un libro que...
A través de la iniciativa ‘Regálame un ladrillo por un ladrido’, la Fundación Abril...
Las galletas de Navidad son una tentación difícil de resistir y es la época donde uno las disfruta más. Por ello,...
Facebook se disculpó hoy por un "virus" que podría haber expuesto fotos no publicadas de unos 6,8 millones de usuarios...

Doble Click
Una persona bastante soñadora. Así se describe Santiago Daniel Noya Siles, más conocido como “Santi”, el cochabambino...
“La bicicleta de los Huanca” (1993) y “Mi socio” (1992) son las películas nacionales que al parecer siguen resonando en...
La Feria Navideña Expolibro se llevará a cabo del miércoles al domingo en la plazuela del Granado, ubicado en la...
He reunido en un libro de próxima aparición mis reseñas y artículos sobre cine boliviano de la última década, un...