Miércoles 17 de septiembre del 2014. Actualizado a las 16:58 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Actualidad

Museo costumbrista, un lugar de tertulias

Por Fernando Suárez Saavedra - Periodista Invitado - 2/05/2010


Foto 1 - Correo del Sur Agencia

Foto 1 - Correo del Sur Agencia

Patrimonio  |   Sucre, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, cuenta desde hace unos días con un museo más, que refleja la vivencia de un pasado que no quiere marcharse.

La ciudad de Sucre es de por sí un museo. Sus calles conservan las casonas de la época colonial y republicana de fines del siglo XIX. Sus museos son atractivos por su historia, sus reliquias, pinturas, esculturas y arquitectura. Ahora, gracias al apoyo del Proyecto Sucre Ciudad Universitaria y de la Universidad de San Francisco Xavier, se ha creado un nuevo museo, nuevo y diferente. Se trata del Museo Costumbrista “Casa Dehesa” instalada en la casa de don Mariano Dehesa que la donó expresamente para que sirviese a la cultura.

EL PROCESO

El presidente del directorio del Proyecto Sucre Ciudad Universitaria, Antonio Beltrán, informó que el proceso de consolidación de ese museo data de hace cinco años ante convocatoria del FONCIP. El Proyecto junto a la Fundación Quipus elaboraron el proyecto y fue aprobado.

El inmueble elegido fue el inmueble que pertenecía a don Mariano Dehesa. Esa casa había servido anteriormente para el post grado de San Francisco Xavier, luego para el Museo de Anatomía Humana. Una vez que se aceptó el proyecto se restauró el inmueble.

El costo total del proyecto alcanzó los cien mil dólares que incluyó la restauración, especialmente de los techos, como de los ambientes para la futura instalación del nuevo museo.

INICIATIVA

Doña María Luisa Zelada de Gantier, que desapareció hace algunos meses, fue la impulsora innegable de ese museo. Ella tenía la costumbre de mostrar las diferentes facetas de la vida sucrense. Su pasión eran los trajes, tanto aquellos que se utilizaban en las fiestas de antaño, como los que utilizaban diariamente. Pero, además, le encantaba instalar ambientes que eran conocidos, frecuentados a fines del siglo XIX e inicios del XX, ambientes como los lugares debajo de los balcones desde donde cantaban los jóvenes enamorados a sus amores imposibles y no tan así; igualmente doña María Luisa era experta en instalar locales de chicherías, o de las tiendas, cocinas, ferreterías, etc.

Al final, después de esos recorridos, después de almacenar, instalar y desinstalar, doña María Luisa decidió ofertar toda su colección al Proyecto Sucre Ciudad Universitaria y éste, previo análisis, adquirió la colección en 140 mil bolivianos. La colección incluyó más de mil piezas. Lamentablemente doña María Luisa no pudo ver el nuevo museo que existe en Sucre.

EL MUSEO COSTUMBRISTA

El nuevo museo, dependiente de la Universidad de San Francisco Xavier, contiene diez salas. Al inicio se exhibe un periódico de Madrid titulado “La Moda Elegante” de 1902 que era muy leído por las mujeres de Sucre, pues ellas estaban a la moda internacional.

En cada una de las salas se revela diversas facetas de la vida sucrense y lo que más llama la atención son los trajes, de fiesta o de calle, de varón o de mujer, para ancianos o para niños, pero, además, zapatillas, carteras, sombrillas, mantillas, abanicos, fotos, medallas, monedas etc. Asimismo, los ambientes, especialmente preparados: un lugar debajo del balcón para los serenateros con un cistro, que es un instrumento musical con tres cuerdas; una chichería, tienda, herrería, cocina, un oratorio, un escrito

rio, un dormitorio de una joven a punto de casarse (que incluye ropa interior y una bañera transportable); un salón de costuras y una lavandería. En algunas de ellas los habitantes solían reunirse y las tertulias se prologaban más allá de lo esperado.

Cada uno de esos ambientes tiene sus utensilios adecuados; así, la cocina contiene, entre otros, bateas de madera; la chichería con sus cántaros, el “Melgarejo” y el dormitorio para la anfitriona; la ferretería con su lampión (iluminación que utilizaban los serenos).

Una de las salas contiene fotografías antiguas, medallas y monedas acuñadas, otra refleja una representación de los bailes de la época, igualmente existe un traje de Mamerto Urriolagoitia en 1918.

LOS VISITANTES

Apenas que ese museo abrió sus puertas recibió a numerosos visitantes, todos ellos de Sucre. Los que conocieron el lugar se comprometieron a donar algún mueble de antaño que -dijeron- bien podría estar en un museo a estar en el desván de sus hogares.

Ese museo funciona de lunes a sábado, en dos horarios, de 09:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00. Los costos son de 10 bolivianos para los extranjeros, de siete para los nacionales mayores y tres para los niños. El lugar es atendido por dos guías de turismo, expertas en el guiaje.

EL FUTURO

La Universidad de San Francisco Xavier cuenta con cinco museos: el Museo Charcas, que incluye el Arqueológico, Colonial, Republicano y de Arte Contemporáneo; el Museo Gutiérrez Valenzuela, el Museo Natural, el Museo de Medicina y ahora, el Museo Costumbrista. El objetivo, tanto del Proyecto Sucre Ciudad Universitaria como de la más que tricentenaria universidad, es contribuir al turismo y mantener la identidad de una ciudad-museo.

 

 


Últimas noticias

En Vídeo