Casa del pueblo, casa tomada

Columnas
Publicado el 20/08/2018 a las 0h00

La etimología latina de la palabra “casa”, nos remite a un significado concreto: Lugar que protege contra la intemperie, que alberga, que cobija. La casa es por definición un refugio, un lugar que abriga y que brinda reposo y albergue ante el invencible poder de la naturaleza. Será por eso que la casa es, además, una palabra que adquiere significados emocionales pues, de alguna manera, casa es también hogar, familia, reposo, remanso de paz, eterno retorno. La casa es familia por excelencia, sueño invaluable, algo propio y privativo del entorno más íntimo, más querido, más eterno. Gracias a esa polisémica condición del vocablo “casa” es que a lo largo de los siglos y en todas partes del mundo, hemos asociado a la palabra aquellos lugares que no son precisamente un refugio contra la intemperie, sino que quisiéramos que alberguen cosas más grandes: La casa de dios, la casa de socorro, la casa de gobierno. Las llamamos casas porque quisiéramos que eso fuesen, una especie de templo que nos recuerde que allí hay un refugio para esos grandes estados. Pero no todo lo que brilla es oro y no toda casa, cobijo.

De hecho, si algo nos ha mostrado la historia, es que de acá a los imperios más lejanos, las casas que se llaman de gobierno, han sido siempre el domus temporal de los que excluyen, los que explotan, los que corrompen, los que someten, los que generan desigualdad. El recinto universal que ha cobijado a los depredadores, los delincuentes, los inmorales y en el mejor de los casos, los mediocres. Excepciones aparte, claro, decirle a los edificios del poder “casas” es una cruel ironía partiendo del hecho de que casi nunca son casas, sino suntuosos palacios. Violentas edificaciones que ponen de manifiesto la desigualdad y que nunca, casi nunca, son refugio de los pobres, de los comunes, de los que precisamente más necesitan ese lar confortable y ese edificio que al menos simule su protección. No, las casas de gobierno desbordan el lujo, la innecesaria soberbia, el insultante sentido del despilfarro. Las casas de gobierno son, además, el símbolo del poder, y el poder –por definición– nunca es del pueblo. Jamás lo será. ¿Hasta ahora?

Ni ahora ni nunca, porque la flamante estructura monolítica y megalómana que hoy el Gobierno bautiza como “Casa del Pueblo”, es sin duda una de las síntesis de este perverso juego semántico. A ella, el pueblo no se acercará nunca, más que en calidad de novios trepados a la ilusión de un helipuerto. La Casa del Pueblo es una metáfora de la verticalidad con que el actual Estado ha violado la armonía de la arquitectura patrimonial urbana, ha desoído el malestar que causa el derroche, ha impuesto su innecesaria debilidad por el concreto, ha cedido a la tentación del lujo narciso de jacuzzis y masajes, ha dado una fiesta dionisiaca con sendas pruebas del exceso retratadas en hombres y mujeres que besan el suelo con etílicos pasos coloridos y ha anunciado radiante otorgar permisos para que el pueblo se retrate ante ese monumento a la parodia y a la paradoja. La parodia del despilfarro y la paradoja de su nombre.

Lo que esta casa del pueblo representa es un cambio innegable en el acontecer político de Bolivia, sin duda, pero ese cambio pisotea la historia, la desdice, descoloca el pasado para levantar sobre sus cenizas un nuevo templo como hicieron los conquistadores con los lugares sagrados de los conquistados. Proyecta la idea de un mañana a costa de la negación de un entonces, y si algo nos ha demostrado el largo periplo de la humanidad, es que todo tiempo nuevo que pretendió negar el anterior, sucumbió a mera retórica, a mero símbolo, a mera edificación inquebrantable, que perecerá inevitablemente con el paso de los años, pero que seguirá repitiendo el principio inalienable de las exclusiones. El nuevo palacio de gobierno no es la casa del pueblo. Es el símbolo del poder de quienes hablan a nombre de él. Es la casa del pueblo invadida –nuevamente– por el poder de turno. Es la casa tomada.

 

Xavier Jordán A.

Docente y escritor

xordanov @gmail.com

Facebook: Xavier Jordán A.

 

Tus comentarios

En Portada
Al menos 202 modificaciones al sistema hizo el exdirector de Recaudaciones de Sacaba, desde el momento que se intervino la oficina de sistemas del municipio
Wálter Calizaya no pasa desapercibido. Trabaja haciendo creaciones con material reciclado y también caracterizado como mimo en algún lugar de la ciudad. Es un...

El encuentro convocado por el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y ocho comités cívicos, a excepción de Pando
Aparece una nueva víctima del consorcio delincuencial de abogados que dirigía Jhasmany T. L. Se trata de Juan Pablo (nombre cambiado), quien, tras pensarlo...
Aunque el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anunció que este año se lanzarán dos licitaciones para la ingeniería en detalle y construcción de la...
La comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que visitó el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y que analizó...

Actualidad
Wálter Calizaya no pasa desapercibido. Trabaja haciendo creaciones con material reciclado y también caracterizado como...
Los presidentes de Brasil y Argentina, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri, condenaron ayer enérgicamente “la dictadura de...
El encuentro convocado por el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) y ocho comités cívicos, a excepción...
Aunque el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anunció que este año se lanzarán dos licitaciones para la...

Deportes
El motociclista boliviano Daniel Nosiglia hizo ayer su mejor etapa en el Rally Dakar al terminar en la segunda posición...
Han pasado 36 años desde la última vez que la selección Sub-20 de Bolivia accedió a la fase final del Sudamericano y...
El director de la División Aficionados de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando Aramayo, señaló ayer que la...
Darío Torrico es uno de los jugadores que se perfila para debutar en Aurora, el sábado (19:30) ante The Strongest; sin...

Tendencias
Reírse es un acto natural y espontáneo en los niños, por lo que la terapia de la risa practicada por ellos en beneficio...
Por medio de la inteligencia artificial, investigadores españoles han identificado en el genoma de personas asiáticas...
El reto "10 Years Challenge" inundó las redes sociales con fotografías que muestran cómo lucían las personas hace 10...
Tras 10 años de vivir en soledad, la rana Romeo, una especie acuática yuracaré que está en peligro de extinción en...

Doble Click
El sonido que ha consolidado Jorge da Rocha es el resultado de una larga búsqueda con su contrabajo y su voz. Hace...
Analía Abat, cantautora argentina que radica en Cochabamba, se presentará este viernes en 8B (calle Juan de la Cruz...
Como cada jueves, los cines renuevan su programación y esta semana las propuestas son de acción, animación, drama,...
La cineasta Sofia Coppola y el actor Bill Murray, que deslumbraron en la gran pantalla con la cinta “Lost in...