La indolencia cochala

Columnas
Publicado el 10/09/2018 a las 0h00

Toda ciudad tiene un alma. Un no se qué que la define, que la hace única, que le permite diferenciarse de otras ciudades y que le da a sus habitantes esas sensaciones que tienen palabras dulces: Orgullo, pertenencia, identidad. Toda ciudad tiene un algo que no se lo ve pero se lo siente y se lo respira, se lo asimila en la brisa y en la sonrisa, se queda en el recuerdo de quienes la visitan y se anhela con vehemencia en el exilio y en la ausencia. El alma de las ciudades es lapiedra invisible que edifica las saudades y las convierte en el anhelo más profundo del retorno. Una ciudad sin alma es una ciudad fantasma, es un vago recuerdo, es un constante lamento, un cementerio de torpes vidas a punto de quedarse sin memoria y sin tiempo. Las ciudades pueden perder el alma, a veces, pero cuando el alma de la ciudad es asesinada por sus propios habitantes, entonces el crimen se llama indolencia y la indolencia es invencible.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

En los últimos 40 años, Cochabamba ha vivido un proceso de urbanización caótico, desorganizado y a veces ilegal. El resultado de eso ha sido una lenta pero dramática pérdida de áreas verdes, de acumulación de basura, de incremento irracional del parque automotor y por ende de una contaminación insultantemente nociva. Los árboles urbanos han caído en desgracia por acción de los ciudadanos ansiosos de cemento y de luces de colores, los horripilantes símbolos de una modernidad mal habida y mal entendida han reemplazado a los parques y jardines, a la vegetación y las lagunas, a la sombra de los molles y a la paz que sólo puede dar la majestuosa naturaleza. Las autoridades han dado rienda suelta a la estupidez del cemento y los monolíticos puentes y estructuras que terminaron por hacer de la ciudad jardín un distante recuerdo sustituido hoy por avenidas grises y edificios torpes. El espacio público ha sido asaltado por comerciantes, transportistas y vecinos y sobre él se hace la fiesta sangrienta del arboricidio y el ultraje al hipnótico entorno natural que una vez fuera nuestra identidad, orgullo y pertenencia. Los habitantes de Cochabamba, cuando no son responsables directos, son cómplices de matar el alma de lo que una vez fuera la más bella ciudad de este país, tan solo en su agonía. El alma de Cochabamba está a punto de desaparecer y todos somos culpables de ello por nuestra absurda y egoísta indolencia.

Cada 14 de septiembre, los cochabambinos nos llenamos la boca para recordar que somos la ciudad de los bellos jardines, el esplendoroso clima y la deliciosa comida y nada de eso es ya verdad. Los jardines son minúsculos oasis dispersos entre el polvo, la basura y el cemento. Los árboles mueren cada día en las aceras mutilados, cercenados, podados criminalmente. Los únicos dos espejos de agua que han sobrevivido al cataclismo del modernismo depredador están contaminados por la mano del hombre y prestos a perecer ante el no importismo de los ciudadanos. El clima, por tanto, ya no es templado ni acogedor ni agradable. Es asfixiante, es agresivo, es brusco y es implacable. ¿Qué nos queda? ¿La comida? Ni siquiera eso porque la comida en Cochabamba no era sólo la actividad que reunía a la familia en torno a los sabrosos banquetes, sino que estaba el hecho de comer íntimamente ligado a sentarse bajo la sombra de los árboles, en hermosos jardines, bajo la protección de las quintas y los patios repletos de flores y molles. ¿Qué gracia y qué sabor puede tener ahora comer bajo un tinglado, en un ófrico cuarto, en un edificio asfixiante de tedio y de tristeza? No, no hay nada que celebrar y sí mucho que reprocharnos lamentarnos y decirnos al espejo. No hemos sido buenos con la Llajta, hemos perpetuado un crimen con la memoria de nuestros mayores y lo único que nos queda es revertir esta triste suerte en nuestra vida cotidiana, en nuestras enseñanzas a los hijos y en nuestra arrogancia egoísta de querer ser como cualquier ciudad “moderna” a plan de destruir el alma que una vez nos hizo una ciudad única y bella. Felicidades Cochabamba, felicidades por tanta indolencia.

Xavier Jordán A.

Docente y escritor

xordanov @gmail.com

Facebook: Xavier Jordán A.

 

Tus comentarios

Más en Columnas

Hace unos días tuve una experiencia bastante enriquecedora con mi nuevo amigo Mauricio Rocabado D. (productor audiovisual), a quien tuve el gusto de conocer...


En Portada
El director de la Fuerza Especial Contra el Crimen (Felcc), Gonzalo Medina, informó hoy que el médico acusado de violar a una menor de edad en Mairana, Roberth...
Bolívar sorprendió ayer a Wilstermann, al que superó por 0-2, en el partido válido por la primera fecha del torneo Apertura y que se jugó en el estadio Félix...

Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50, aunque en diciembre de 2018 la...
El Ministerio Público señaló ayer que otros tres jueces que trabajan en el Juzgado de Cochabamba son investigados por presuntos vínculos con el consorcio del...
Cuatro trágicos accidentes ocasionaron la muerte de 35 personas y dejaron 64 heridos el fin semana. El primer hecho se produjo el sábado en la vía hacia Oruro...
La Alcaldía de Sacaba solicitó a la directora ejecutiva del Registro Único para la Administración Tributaria (RUAT) la reversión de las 768 modificaciones

Actualidad
El número de muertos por la explosión en una toma clandestina de hidrocarburo en Tlahuelilpan, en el estado mexicano de...
La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha reconocido la autoría el atentado terrorista contra la...
Ecuador anunció que desde hoy exigirá certificado judicial apostillado a los venezolanos que deseen ingresar a su...
Israel anunció hoy haber atacado posiciones del régimen sirio y de Irán en Siria, en "respuesta" a un misil tierra-...

Deportes
Bolívar sorprendió ayer a Wilstermann, al que superó por 0-2, en el partido válido por la primera fecha del torneo...
Valeria Centellas comenzó con el pie derecho la temporada tras conseguir un doblete en el torneo nacional Open de...
Con gol de Edemir Rodríguez, San José rescató un empate ante Nacional Potosí (2-2) que volvió a demostrar que sabe...
“De tal palo, tal astilla”, reza un viejo refrán. Los hermanos Jean, Jefferson y Jonathan siguieron los pasos de su...

Tendencias
Los nueve estados de la Luna vista desde la ciudad, anoche durante el eclipse total que se vio también en el país y en...
La Luna tendrá un tono rojizo durante la noche de este domingo al lunes, durante un eclipse total que se podrá...
Tras el exitoso recorrido por la Antártida de 80 líderes científicas del programa Homeward Bound, la australiana Fabian...
La historia de Romeo, considerada la rana "más solitaria del mundo" podría tener un final feliz distinto al de la obra...

Doble Click
Desde diciembre, la galería de arte Manzana 1, en Santa Cruz, acoge a más de 200 títeres en una exposición llamada “...
Después de un 2018 con un número récord de películas bolivianas estrenadas —nueve títulos durante toda la gestión—, el...
El célebre productor estadounidense de origen húngaro Andrew G. Vajna, conocido como Andy Vajna, famoso por sus...
La noche de hoy y la madrugada del lunes 21 de enero, la Luna se vestirá de rojo, pues el cielo será testigo de un...