La indolencia cochala

Columnas
Publicado el 10/09/2018 a las 0h00

Toda ciudad tiene un alma. Un no se qué que la define, que la hace única, que le permite diferenciarse de otras ciudades y que le da a sus habitantes esas sensaciones que tienen palabras dulces: Orgullo, pertenencia, identidad. Toda ciudad tiene un algo que no se lo ve pero se lo siente y se lo respira, se lo asimila en la brisa y en la sonrisa, se queda en el recuerdo de quienes la visitan y se anhela con vehemencia en el exilio y en la ausencia. El alma de las ciudades es lapiedra invisible que edifica las saudades y las convierte en el anhelo más profundo del retorno. Una ciudad sin alma es una ciudad fantasma, es un vago recuerdo, es un constante lamento, un cementerio de torpes vidas a punto de quedarse sin memoria y sin tiempo. Las ciudades pueden perder el alma, a veces, pero cuando el alma de la ciudad es asesinada por sus propios habitantes, entonces el crimen se llama indolencia y la indolencia es invencible.

En los últimos 40 años, Cochabamba ha vivido un proceso de urbanización caótico, desorganizado y a veces ilegal. El resultado de eso ha sido una lenta pero dramática pérdida de áreas verdes, de acumulación de basura, de incremento irracional del parque automotor y por ende de una contaminación insultantemente nociva. Los árboles urbanos han caído en desgracia por acción de los ciudadanos ansiosos de cemento y de luces de colores, los horripilantes símbolos de una modernidad mal habida y mal entendida han reemplazado a los parques y jardines, a la vegetación y las lagunas, a la sombra de los molles y a la paz que sólo puede dar la majestuosa naturaleza. Las autoridades han dado rienda suelta a la estupidez del cemento y los monolíticos puentes y estructuras que terminaron por hacer de la ciudad jardín un distante recuerdo sustituido hoy por avenidas grises y edificios torpes. El espacio público ha sido asaltado por comerciantes, transportistas y vecinos y sobre él se hace la fiesta sangrienta del arboricidio y el ultraje al hipnótico entorno natural que una vez fuera nuestra identidad, orgullo y pertenencia. Los habitantes de Cochabamba, cuando no son responsables directos, son cómplices de matar el alma de lo que una vez fuera la más bella ciudad de este país, tan solo en su agonía. El alma de Cochabamba está a punto de desaparecer y todos somos culpables de ello por nuestra absurda y egoísta indolencia.

Cada 14 de septiembre, los cochabambinos nos llenamos la boca para recordar que somos la ciudad de los bellos jardines, el esplendoroso clima y la deliciosa comida y nada de eso es ya verdad. Los jardines son minúsculos oasis dispersos entre el polvo, la basura y el cemento. Los árboles mueren cada día en las aceras mutilados, cercenados, podados criminalmente. Los únicos dos espejos de agua que han sobrevivido al cataclismo del modernismo depredador están contaminados por la mano del hombre y prestos a perecer ante el no importismo de los ciudadanos. El clima, por tanto, ya no es templado ni acogedor ni agradable. Es asfixiante, es agresivo, es brusco y es implacable. ¿Qué nos queda? ¿La comida? Ni siquiera eso porque la comida en Cochabamba no era sólo la actividad que reunía a la familia en torno a los sabrosos banquetes, sino que estaba el hecho de comer íntimamente ligado a sentarse bajo la sombra de los árboles, en hermosos jardines, bajo la protección de las quintas y los patios repletos de flores y molles. ¿Qué gracia y qué sabor puede tener ahora comer bajo un tinglado, en un ófrico cuarto, en un edificio asfixiante de tedio y de tristeza? No, no hay nada que celebrar y sí mucho que reprocharnos lamentarnos y decirnos al espejo. No hemos sido buenos con la Llajta, hemos perpetuado un crimen con la memoria de nuestros mayores y lo único que nos queda es revertir esta triste suerte en nuestra vida cotidiana, en nuestras enseñanzas a los hijos y en nuestra arrogancia egoísta de querer ser como cualquier ciudad “moderna” a plan de destruir el alma que una vez nos hizo una ciudad única y bella. Felicidades Cochabamba, felicidades por tanta indolencia.

Xavier Jordán A.

Docente y escritor

xordanov @gmail.com

Facebook: Xavier Jordán A.

 

Tus comentarios

Más en Columnas

El Internet nos unió y acercó a quienes tenemos lejos; paradójicamente, también nos alejó y nos separó de quienes tenemos cerca. Como profesional, existen...
La muerte nos duele, claro, nos recuerda lo finito del tiempo y la insignificancia del ser humano frente a la inmensa naturaleza. Nos envuelve en su manto de...
Cuando algo invade la mente y tratas de darle forma, poniéndole palabras que juntas expresen una idea que otros la comprendan, entonces valoras cada libro...

Baltasar Gracián, en El Criticón, cuenta un chiste superlativo. Su personaje, Crítilo, luego de dar una lección a su interlocutor en la que le explica que pese a no tener ni colmillos, ni garras, ni...
Baltasar Gracián, en El Criticón, cuenta un chiste superlativo. Su personaje, Crítilo, luego de dar una lección a su interlocutor en la que le explica que pese a no tener ni colmillos, ni garras, ni...
Hoy escribo como mamá y no como profesional; profesionales hay muchos, en todos los campos y cada vez con mayores competencias y dispuestos a seguir aprendiendo nuevas cosas, asistiendo a más cursos...
El 28 de agosto 1963, doscientas mil personas juntas (Washington, D.C.) todos con la misma idea en mente y aportando con su presencia en señal de estar en pro de los derechos civiles para los negros...

En Portada
Tal como estaba previsto, a las 23:59 de ayer el Tribunal Supremo Electoral (TSE) cerró el registro de alianzas de organizaciones políticas para encarar el...
Con el afán de cumplir con un estricto control y garantizar que el público no enfrente inconvenientes en el clásico valluno 142 de este domingo (17:15), la...

Para llegar a su colegio, Jimmy, un niño de 4 años realiza un largo recorrido desde Cercado hasta el municipio de Santiváñez. De lunes a viernes, cuando el...
Desde 2006 llegaron a Santa Cruz al menos 1.000 comunidades del interior del país que, con el tiempo, lograron legalizar sus asentamientos ante el Instituto...
El Colegio Médico de Bolivia aseveró que el país tiene un déficit en personal de salud de 20 mil médicos, enfermeras, técnicos y administrativos, por lo que...
A horas de que se trate el informe de la Comisión Mixta sobre el caso Lava Jato en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), el presidente Evo Morales...

Actualidad
Desde 2006 llegaron a Santa Cruz al menos 1.000 comunidades del interior del país que, con el tiempo, lograron...
Para llegar a su colegio, Jimmy, un niño de 4 años realiza un largo recorrido desde Cercado hasta el municipio de...
Tal como estaba previsto, a las 23:59 de ayer el Tribunal Supremo Electoral (TSE) cerró el registro de alianzas de...
Las milicias palestinas de Gaza se comprometieron ayer a un alto el fuego con Israel, tras 48 horas de la peor escalada...

Deportes
Con el afán de cumplir con un estricto control y garantizar que el público no enfrente inconvenientes en el clásico...
Aunque aseguró que nunca se queja cuando le faltan jugadores por diferentes motivos, el estratega del club Wilstermann...
El Equipo Bolivia de tenis que participa en el Circuito Cosat Cóndor de Plata se redujo en poco más del 50% de su...
La comisión tripartita, conformada por el Comité Olímpico Boliviano (COB), Ministerio de Deportes y Viceministerio de...

Tendencias
Muchas personas tienen como familiar o conocen a por lo menos a una que padece diabetes. La Asociación Latinoamericana...
Ozel versión 3.0, Freddy, Indestructible, Sin Miedo (No Fear) y Anton son los coches eléctricos e híbridos que...
Stan Lee fue uno de los creadores más importantes en la historia de los cómics. Su trabajo como editor y guionista...
La artista keniana Tina Benawra llegó al mundo del arte impulsada por el deseo de mostrar las formas y dibujos que veía...

Doble Click
“Comer para ser fuerte” es el título de la obra de Escena Visceral, una pieza teatral que cuestiona la vida y la muerte...
Zona de Humor estrena “Four locos de humor”, una revista en la que combinan música, danza, números de humor y demás
El Ministerio de Culturas y Turismo (MCyT) publicó el Sistema Nacional de Gestión del Patrimonio Cultural, una guía...
“Søren”, la última producción del destacado cineasta paceño Juan Carlos Valdivia, fue estrenada el pasado jueves en...