Fernando Osorio: “Aceptar la norma no quiere decir someterse a ella”

Entrevista
Publicado el 17/09/2018 a las 0h00

Fernando Osorio es un reconocido psicólogo argentino especializado en niños y adolescentes con problemas de conducta. Hace unas semanas realizó, en cuatro capitales de Bolivia, conferencias relacionadas a las raíces de la violencia. Conversó con OH! sobre cómo ésta surge y se proyecta en el individuo y la sociedad.

 

-¿Cuáles son las fuentes de la violencia en las personas?

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

El primer elemento a considerarse es la violencia primaria. Es un estado de tensión que tiene cualquier individuo, ya al nacer, por el mero hecho de someterse al cuidado de alguien. Él descubre que tiene que acomodar todos sus sentimientos y sensaciones a alguien a quien la psicología define como “el auxiliador”. A pesar de que necesita esa ayuda, esa experiencia que vive el individuo al principio de su vida es una experiencia de malestar.

Entonces, tiende a ponerse violento, agresivo, no genéticamente, sino por la indefensión que tiene. Es tanta la dependencia del otro que lo pone violento. Y justamente esta relación con el adulto responsable de la crianza es la que le permite empezar a regular esa agresividad, esa violencia. Esa agresividad se llama violencia primaria. No tiene nada que ver con la violencia que se desata en instituciones o familias, con la violencia que desarrolla una persona en un contexto social. A esa otra violencia se la llama violencia secundaria.

 

-¿Qué relación hay entre ambos tipos de violencia?

Esa relación se da según cómo ese individuo haya tramitado, haya elaborado y superado esa tensión que le generó ser tan dependiente de otro. Sea que se haya resuelto más positiva o negativamente, con mejores o con menos recursos, esa persona, después, desarrollará la violencia hacia el entorno. Depende de si los adultos responsables de la crianza lograron atenuar esos aspectos de esa violencia primaria.

Depende de si ellos pudieron acompañar al cachorro humano para que pueda elaborar ese proceso de dependencia. Depende de si lograron que experimente que la dependencia no tiene que ver con el sometimiento, sino con que simplemente necesita ayuda. Si esa violencia se tramita bien, entonces la persona desarrollará violencia hacia el entorno, pero no será una violencia hostil. En todo caso, tendrá que ver con niveles de tensión que se necesitan para la convivencia, para la vida.

 

-¿Qué tipo de niveles de tensión?

Por ejemplo, los que genera el encuentro con los semejantes, o el tener que aceptar una norma. También las tensiones que genera el salir a la calle o la convivencia con otros. Entonces la manera en que ese sujeto se va a encontrar con el mundo será más armónica. Ello porque va a entender que aceptar la norma y aceptar la ley no quiere decir someterse.

Cuando entiende que aceptar la norma no es someterse, sino aprender a convivir, la persona empieza a sentirse mejor. Atenúa muchísimo esos niveles de violencia secundaria. Entonces puede hacer su convivencia de manera pacífica. Las situaciones que le generan tensión las resuelve mucho mejor porque no las vive persecutoriamente. Esto ya tiene que estar incorporado alrededor de los cuatro a seis años de edad.

 

-Por lo que ha escrito, entiendo que hay un paralelo con las instituciones. Su futuro depende de cómo tramitan éstas su propia violencia primaria, ¿no es cierto?

Sí, yo hago un paralelo con las instituciones de una sociedad. El origen de la violencia tiene más o menos el mismo camino. Cuando la fundación de una institución social se da de manera poco armónica, con autoritarismo, perversión, corrupción, etc., esa comunidad generará una violencia inicial. No entenderá si tiene que soportar la norma o someterse. Si esa comunidad sigue desarrollando esos niveles de perversión y sometimiento, posiblemente esa tramitación del inicio de la violencia generará algo parecido a la violencia secundaria.

Entonces, las instituciones terminan siendo corruptas porque no estuvieron en su inicio dentro de un contexto normativo armónico. Hay un paralelo entre el individuo y las instituciones. Las comunidades y pueblos suelen tener niveles de perversión directamente proporcionales a los niveles de corrupción y perversión que hubo al iniciar su vida. En el individuo, sus niveles de agresividad, maltrato y violencia hacia el entorno serán directamente proporcionales a los de agresividad, tensión y malestar generados al inicio de su vida.

 

-Entonces, las sociedades con una mejor tradición democrática regulan mejor la violencia.

Sí, tienen los dispositivos normativos para que la violencia no se manifieste de manera cruenta. La violencia primaria se desarrolla por igual, pero en este caso es acotada por un contexto que no va a permitir que se desarrolle. Si hay un buen contexto para que no se desarrolle en el inicio de la vida de un individuo o una sociedad, después cuando se manifiesta la violencia secundaria, hacia el entorno, la tradición democrática tiene un marco normativo para regularla. Una institución democrática organizada no impide la aparición de la violencia, pero sí la atenúa y la hace entrar dentro de un marco normativo. Ello les permite a las personas y a las comunidades manejarse mejor.

 

-¿Cuánto influyen en la violencia primaria del individuo las nuevas y tan variadas conformaciones familiares de este siglo XXI? Hay familias divorciadas, acopladas, etc.

En familias ensambladas, homoparentales, monoparentales, fraternas, etc., independiente de su conformación, los adultos responsables de la crianza no pueden obviar el cumplir la función parental. Ello porque la función parental es la que regula el inicio de la violencia.

Como hubo una tergiversación en relación a esas nuevas conformaciones familiares, surgieron altos niveles de agresividad y violencia. Cuando violencia y agresividad se despliegan en tiempo y magnitud, y no hay freno, límite, sanción acorde al desborde, viene el sentimiento de impunidad. Ese niño pequeñito crece y, como no es limitado por nadie, cree que puede cometer cualquier transgresión y que no habrá una sanción.

 

-¿Qué pasa cuando la tramitación de la violencia queda, digamos, “encargada” al video juego o a una pantalla?

Sí, todo ese recurso tecnológico por el que ya no es el chico saliendo a la calle, sino el afuera metiéndose dentro de la casa. Los padres tienen que ocuparse de las redes sociales, por ejemplo, porque es el equivalente de cuando el chico sale a la calle. Cuando ese niño sale a la calle y desarrolla autonomía, tiene que estar regulado por ese adulto que lo guíe y eduque. Debe salir al mundo armónicamente, comprendiendo de qué se trata, de cuáles son las cuestiones que son buenas para su bienestar.

Sin embargo, pareciera que los adultos renunciaron a la regulación de la tecnología y las redes sociales como si eso no fuera algo similar. Si cuando sale le decimos que se abrigue, cruce con cuidado calles, no hable con extraños, igual debía pasar cuando va a redes sociales. Los chicos acceden ahí de manera ilimitada y se meten en líos tremendos. Las redes sociales son maravillosas, pero también muy peligrosas pues permiten el acceso de delincuentes y perversos.

 

osorio.jpg

ORÍGENES Fernando Osorio considera que la violencia surge de dos vertientes existenciales
Cortesía

PERFIL

Fernando Osorio es egresado de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Se especializó en clínica con niños y adolescentes.

Hace treinta años, trabaja con menores en conflicto con la ley penal y con jóvenes con problemas de conducta y sus familias.

Es analista institucional de organizaciones escolares, de los tres niveles.

Ha escrito 11 libros y participado en otras cinco publicaciones académicas.

Tus comentarios

Más en Entrevista

En la etapa consagratoria de su carrera, Carlos Lampe ya va dejando sus marcas. Baste señalar a estas alturas que es el único jugador boliviano que ha formado...


En Portada
Forzar las primarias, dividir a la oposición, diluir los colectivos ciudadanos, bajar la expectativa de Carlos Mesa, legitimar la candidatura de Evo Morales…...
Una persona bastante soñadora. Así se describe Santiago Daniel Noya Siles, más conocido como “Santi”, el cochabambino que destaca en la segunda temporada de...

Aunque la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) habilitó una vía alternativa a la carre-tera Cochabamba-Santa Cruz, que ayer sufrió el colapso de una...
¿Le gustaría trabajar en Tránsito? El policía que así lo quiera deberá pagar unos mil dólares por lo mínimo. ¿En la Felcn? Para ello, vaya pensando de 5 mil...
Si las casonas abandonadas pudiesen hablar, seguro manifestarían el olvido en el que se encuentran. Además, contarían que en el pasado fueron admiradas por su...
En las ciudades del eje central del país, un trabajador demora,en promedio, casi siete meses en conseguir empleo. Este tiempo es más largo en La Paz (8,5 meses...

Actualidad
Refundida en un camino de tierra y lodo al norte de Guatemala, en un caserío llamado San Antonio Secortez, la familia...
La Policía de Nicaragua agredió a periodistas y ocupó la sede del diario opositor Confidencial y de organizaciones...
Los beneficiarios del doble aguinaldo deberán proporcionar un número de celular activo y vigente a su empleador para el...
El Comité Cívico de Roboré convocó a un cabildo de emergencia para este domingo a las 19:30 horas en el frontis de la...

Deportes
Un grito contenido llegó a su fin. Luego de 31 años, el plantel de Arauco Prado volvió a feste-jar como campeón de la...
Si bien un solo punto es necesario para eludir el descenso indirecto de categoría, Aurora apunta hoy (16:00) a sumar...
Catar desveló ayer el diseño del estadio de Losail, que acogerá el partido inaugural y la final del Mundial de fútbol...
Real Madrid y River Plate conocieron ayer a sus primeros rivales en el Mundial de Clubes y ambos se medirán en las...

Tendencias
Ser pionero implica despojarse de los miedos y atreverse a innovar para marcar la diferencia, como plasma un libro que...
A través de la iniciativa ‘Regálame un ladrillo por un ladrido’, la Fundación Abril...
Las galletas de Navidad son una tentación difícil de resistir y es la época donde uno las disfruta más. Por ello,...
Facebook se disculpó hoy por un "virus" que podría haber expuesto fotos no publicadas de unos 6,8 millones de usuarios...

Doble Click
Una persona bastante soñadora. Así se describe Santiago Daniel Noya Siles, más conocido como “Santi”, el cochabambino...
“La bicicleta de los Huanca” (1993) y “Mi socio” (1992) son las películas nacionales que al parecer siguen resonando en...
La Feria Navideña Expolibro se llevará a cabo del miércoles al domingo en la plazuela del Granado, ubicado en la...
He reunido en un libro de próxima aparición mis reseñas y artículos sobre cine boliviano de la última década, un...