25 de octubre del 2014. Actualizado a las 17h51 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Entrevista

LANEGRA, «LA DAMA DEL BLUES BOLIVIANO»

Por Mónica Oblitas Zamora - Los Tiempos - 23/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
LA NEGRA, «LA DAMA DEL BLUES BOLIVIANO» -   Archivo Los Tiempos

LA NEGRA, «LA DAMA DEL BLUES BOLIVIANO» - Archivo Los Tiempos

PRECURSORA | SU ARTE LA SITÚA ENTRE LAS PRIVILEGIADAS QUE PUEDEN HACER DE LA MÚSICA ALGO QUE VA MUCHO MÁS ALLÁ DE LO COMERCIAL.

Hablamos con esta cochabambina de lo que significa ser una blusera de cepa, y una artista convencida de que en Bolivia se puede, y se debe, vivir de la música.  

OH! ¿Quién es Andrea Figueroa?

LaNeGra es una mujer que adora lo único que sabe hacer bien en la vida… la música. Ve la vida de una manera sencilla, sin prejuicios, sin imposibles cuando los sueños se acompañan de persistencia y tolerancia. LaNeGra es una persona fuerte y soporta caídas, pero tan sensible que a veces eso la hace sentir inútil, sin embargo, siempre piensa que “lo que es tuyo aunque te lo quites y lo que No es tuyo aunque te lo pongas” pero para que sea tuyo debes ganártelo en una batalla que no es fácil ni corta.

OH! ¿Cómo se inicia en la música?

Comienzo a cantar sobre el escenario de pubs, conciertos callejeros, festivales y cafés a los quince años, ya cantaba en pequeñas actuaciones en la escuela Man Césped de Cochabamba, donde allí estudiaba guitarra clásica, no había la especialidad de canto, pero pasábamos clases con el director Koishi Fuji. La guitarra me facilitó para empezar a componer y así unos años después soy invitada al escenario de los 30 años del Che en Vallegrande y es donde percibí que era algo estaba haciendo bien y que si seguía adelante tal vez no me iba a ir mal. De ahí en adelante, nunca más dejé de cantar y hacer canciones.

OH! ¿Cuál es su mayor inspiración?

Si contáramos las canciones que escribí desde antes de mis quince años, tal vez serían miles o quizás millones. Pero considero que empiezo a definir el concepto de mis canciones desde que me enamoro. Yo habitualmente soy una persona sonriente, optimista y trato de mostrarme feliz a la gente (creo que la gente no tiene por qué sufrir mis desventuras si todos tienen ya las suyas propias). De pronto la música se convirtió en mi remedio para sanar los dolores de mi corazón y del alma y así canalizar mis tristezas. Básicamente siempre escribo sobre historias reales mías y algunas veces de otros, siempre y cuando me conmuevan.

Me inspiro en las cosas que me afectan y que no puedo solucionar, aquellas que no propiamente tienen que ser del amor en pareja, sino del amor y el desamor por las cosas bonitas que nos rodean en la vida, que olvidamos muchas veces aprovechar para ser felices.

OH! ¿Por qué el blues?

Desde muy niña me adoro el heavy y el glam rock, pero todo evoluciona en la vida, y al llegar a vivir a La Paz todo mi conocimiento y cultura rockera encontró sentido en sus raíces. El Blues. La Paz es una ciudad misteriosamente mágica, que te envuelve en una especie de “no se qué” indescriptible que te llena y te atrapa no sólo de inspiración sino de creatividad. En el conservatorio al estudiar canto, me di cuenta de que mi voz era del Blues, y al conocer su historia, sus conceptos, sus intenciones pude definir mis propias canciones, el blues me permitió encontrar lo que realmente quería mostrar en mis canciones.

El Blues es para los sentimentales al extremo, solo para las personas que conocen el dolor y logran transmutarlo a la felicidad de la música.

OH! ¿No es el blues un terreno de hombres? ¿Cómo aporta una mujer?

La música en general es terreno de hombres y de mujeres, temo hacer comparaciones, porque para mí las dificultades son parejas en cuestión de género. Pero si debo reconocer que en este medio no es fácil hacer blues siendo mujer ya que la gente está llena de prejuicios sobre este género. El blues no es un ritmo lento y aburrido… todo depende de cómo lo cantes, cómo lo toques y cómo lo interpretes. Creo que yo he tenido suerte, siempre lo digo, porque mis compañeros artistas siempre me han apoyado. Sin embargo creo que lo complicado para todos es demostrar al público que lo que haces es con mucha dedicación y esfuerzo profesional y mereces respeto, atención y tal vez un poco de admiración. Y bueno para ganarse el respeto de la gente una mujer debe ser tal vez, un poco más inteligente…

Las mujeres somos un aporte demasiado importante en la música nacional, lamentablemente en el blues somos pocas las que hemos incursionado, me dicen que soy la única pero la verdad es algo que no quiero creer. Desearía que mi aporte sea a la música boliviana en general y no solamente al blues.

OH! ¿Qué ha sido lo más difícil de llegar donde está hoy?

Creo que lo más difícil es poder hacer de esto un medio de vida, en una situación social y principalmente familiar llena de prejuicios. Salir de ese concepto totalmente erróneo del músico borracho y drogadicto que señala la sociedad. Y así convencer de tu profesionalismo y sobretodo ganarse el respeto primero de tu familia y luego de tus compañeros del medio.

Para mí ha sido muy difícil demostrar a mi familia de que soy una persona sana y que hago música y puedo vivir dignamente de mi trabajo… para la sociedad no vales nada si no tienes un título universitario y aunque yo estuve a punto de tenerlo, siempre supe de que no era esa la profesión de la cual quería vivir. Nunca pude verme con un futuro como licenciada o ingeniera o doctora. Mis sueños no pudieron y no pueden encajar en un estereotipo social de ser una mujer que cumple horarios de oficina y debe estar pendiente de agradar al jefe. Obviamente los músicos vivimos cada momento de nuestra vida como incentivos de creatividad y ciertamente el estrés no es parte de ello. Y claro ha sido terriblemente difícil sacar mi primera producción, para todo se necesita dinero y yo no cuento con lo suficiente, la suerte fue encontrar personas que creyeran en mi y gusten de mi trabajo para hacer posible este sueño. Espero que con la segunda producción se faciliten las cosas un poquito nada más.

OH! ¿Cómo es hacer música, y hacer blues, en Bolivia?

Demasiado pobre y muy difícil en un medio en el que no existen productores musicales ejecutivos, es decir personas que inviertan en el arte y no porque sea bueno o malo hacer de la música algo comercial, sino porque debemos hacer de la música una profesión digna que nos permita a los artistas vivir de ello como de cualquier otra carrera o profesión.

Necesitamos autoridades, leyes y decretos que nos protejan, así como se protegen los intereses de otra clase de profesionales. Por suerte tenemos buenos gestores culturales, pero muy pocos y claro, sin ningún apoyo de las autoridades lo cual siempre dificulta su trabajo a favor de los artistas.

Y por último la música no sería nada sin la recepción del público, solo falta conocimiento y mayor cultura de este para la buena aceptación del blues, y por tanto de la música moderna nacional. Lamentablemente el blues tiene muchas ideas erradas. El blues es un ritmo que se presta para ser amigo de casi todos los otros ritmos musicales, es base del swing y padre del rock y del funk y siempre tiene su vena familiar al jazz. Es un ritmo tan versátil que puede alegrarte como puede entristecerte tan o más fácilmente como otros géneros musicales. Todo depende de quién y cómo se ejecute.

OH! ¿Qué diferencia a las audiencias en las distintas ciudades del país?

En realidad creo que todo depende de las costumbres. Me parece que en La Paz hay más cultura o conocimiento tanto del rock como del blues en el público y así se hace mucho más fácil tener mejor recepción en los conciertos. Sin embargo en Santa Cruz y un poco en Cochabamba es bonito sentir al público curioso y ansioso por escucharte ya que no existe un movimiento tan fuerte de música moderna como en La Paz, estas ciudades se prestan absorbentes a tu creatividad y te esperan y reciben con los brazos abiertos…ahora el reto es gustarles, lo cual en La Paz ya no es tan difícil gracias a que ya existe este movimiento que sigue nuestros pasos desde el comienzo. 

Perfil LANEGRA

Con una voz estremecedora, que traslada al oyente a esos bares neoyorquinos donde el blues es el rey, con reminiscencias de algunas grandes divas como Janis Joplin, que hicieron de este género un terreno también para mujeres, Andrea, LaNeGra, Figueroa es una de las pocas, por no decir la única mujer boliviana, que se ha adueñado del escenario nacional con un estilo absolutamente diferente basado en el blues y sus exquisiteces.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias

En Vídeo