La Paz, capital de la bicimontaña

Tendencias
Publicado el 04/06/2018 a las 0h00

Alguno de ellos empezó su aventura y negoció por “el camino de la muerte” con cuatro bicicletas y su vagoneta para seis pasajeros; otro, con siete bicis y un minibús alquilado de cuando en cuando. Hoy hay quienes tienen dos buses con capacidad para más de 30 pasajeros sobre los que suelen trasladar hasta 60 equipos de bicimontaña. Ya no son dos o tres empresas, sino que bien pueden haber superado la centena. Tampoco hay una sola ruta, sino decenas de circuitos, trazados en torno al lugar que pareciera diseñado para gozar del vértigo y el paisaje: La Paz.

“Recuerden que vamos a realizar un ejercicio de alto riesgo. En la ruta que atravesaremos, en los últimos 70 años, cerca de mil personas han muerto…”. Palabras más, palabras menos, en dos o tres idiomas, bajo esa advertencia suele empezar el descenso hacia Coroico por la antigua carretera. Su vieja mala fama se volvió nueva y atrayente: en 1995 el Banco Interamericano de Desarrollo la bautizó como el camino más peligroso del mundo. Ese apelativo fue reforzado por video documentales realizados por diversas cadenas internacionales.

Pero claro, era el camino más peligroso del mundo, con sus mil y más muertos, cuando lo transitaban buses y camiones repletos de carga. Eran tiempos en los que en determinados tramos cualquier falla mecánica resultaba sinónimo de tragedia. Esos tramos donde dos ruedas de los motorizados, a momentos, transitaban a 40 centímetros de los abismos.

Hoy normalmente la cita más conocida para los bicimontañistas empieza a 23 kilómetros de la ciudad de La Paz. Parten desde la zona de “la cumbre” a 4.643 metros sobre el nivel del mar, entre 2 y 5 grados bajo cero. Los guías inician la aventura con sus vozarrones de advertencias, y ese tonito especializado en acelerar las palpitaciones.

Son los responsables de 10 o 12 vidas, según la distribución de turistas, entre “principiantes”, “medios” y “expertos”.Las segundas advertencias previenen sobre los peligros rutinarios: “Hipotermia, mal de altura, vértigo, calambres…”. Finalmente, informan que en cualquier punto del trayecto los viajeros podrán solicitar su ingreso a una de las vagonetas que acompañan al pelotón. Ninguno del subgrupo de los autoconsiderados “expertos” podrá sobrepasar en el camino al guía de avanzada.

Para el osado que intente propasarse en la pedaleada la sanción será continuar el viaje en la frustrante tibieza de un motorizado. De todas maneras no les sería fácil, los guías por lo general son laureados competidores de campeonatos de bicimontaña. La práctica parece haberles conquistado a tal grado que trabajan, se divierten y compiten sobre dos ruedas. Incluso buena parte de su tiempo libre la dedican a buscar nuevos circuitos.

“Una segunda ruta, más espectacular, es Chacaltaya – Zongo”, dice Gustavo Bascopé, uno de los guías de la empresa Gravity, “es un segundo nivel, para gente que tiene más experiencia, después de recorrer ‘el camino de la muerte’ hacia Coroico. Luego están las tres rutas que van a Sorata, en una de ellas se realiza anualmente la conocida competencia ‘Jacha avalancha’. También cuenta la ‘ecovía’, entre Chuspipata y Chovakollo, sobre la plataforma que estaba destinada a la riel del frustrado tren a Yungas”.

Las aventuras de los descensos en bicicleta por las laderas paceñas son, al mismo tiempo, un festival de colores y formas. Los grupos, segundos antes de partir, cobran especial colorido ante el fondo de los nevados y juegos de neblinas. Luego, los chispeantes y fosforescentes trajes de los ciclistas bien pueden contrastar con deshielos y ríos caudalosos. A medida que avance el descenso, la variedad de impactos visuales se multiplicará.

Otro particular espectáculo suelen ser los equipos e indumentarias que usan estos viajeros autopropulsados. Montan bicicletas dotadas de frenos hidráulicos, cuadros de fibra de carbono o aluminio y muelles de doble suspensión. Normalmente se usa las Devil Bike, las Santa Cruz, las Kona, las Specialized o las Iron Horse, entre otras marcas, cuyos costos bordean los 2.000 dólares. Claro que no faltan quienes ya lucen bicis que valen tres y hasta más veces ese monto.

La fiebre de la bicimontaña también incluye el uso de particulares vestimentas de rigor: un chaleco fosforescente, guantes, pantalonetas impermeables y un casco que cubra hasta la nuca, tipo “free style” o “cross country”. Eso como base, porque algunos optan –además–por pecheras reforzadas, rodilleras, coderas especiales y cobertores “full face” (la cara completa) como casco. Estos últimos despiertan desde bromas, que traen los motes de algunos superhéroes, hasta historias sobre la lista de accidentes que han marcado las vías.

“Siempre será mejor tener una ‘full face’ para no ser la marca de un lugar como la llamada ‘Curva 25’ en la ‘carretera de la muerte’. La llamaron así porque, en ese giro, un joven europeo se estrelló causándose una herida facial que precisó ese número de puntadas de sutura. Se cuenta que al ser trasladado a Coroico preguntaba: ‘¿Creen que me quede una cicatriz?’”, dice Fernando Quiroz, un asiduo bicimontañista.

Otros casos más graves y hasta fatales han nominado diversos tramos de este célebre descenso. Vale advertir que esta vía no sólo está sembrada de viejas cruces. Aunque muy contadas, entre las últimas destacan una de color blanco, perteneciente a “la francesita” y otra oscura, correspondiente “al italiano”. Igualmente una estrella de David marca un sitio conocido que recuerda a un pedalero israelí. Pero, mal que mal, son hechos muy ocasionales, que valen como advertencia.

Pero el que uno de cada mil o dos mil la pase mal hasta parece constituirse en un acicate para la llegada de más bicimontañistas. Los guías relatan que la frase objetivo y hasta mantra de los visitantes es: “atravesar toda la ruta sin fallar”, tal cual les contaron sus amigos en Sydney, Roma, Tel Aviv o Nueva York.

El desafío implica, en la vía a Coroico, bajar 60 kilómetros, desde esos 4.643 metros sobre el nivel del mar hasta los 1.200 (Yolosa). Lo hacen descendiendo desde las nieves eternas, transformadas luego en deshielos que calan pedrones y arrasan vegetación. La siguiente etapa se abre con bocanadas de aire tropical y precipicios. Finalmente, son recibidos por el calor, los aromas, los sonidos y las aguas frescas de la selva preamazónica.

“Es hermoso, pero para gente más experimentada hay circuitos aún más emocionantes”, dice Eduardo Sagárnaga, otro conocido bicimontañista. Rememora que el descenso hacia Zongo es aún más radical y trae la posibilidad de llegar a 800 metros sobre el nivel del mar. Añade también los circuitos que se desarrollan cerca de las faldas del Illimani.

Algunos, más osados aún, organizaron descensos desde los pies de otro nevado, el Illampu hasta la misma puerta de la Amazonía: la ruta Sorata – Rurrenabaque; es decir, entre los 2.700 y 400 metros sobre el nivel del mar. Y a propósito de mar, se sabe que hay quienes, aprovechando viejas sendas, experimentaron con circuitos que desde las alturas paceñas culminan en las playas de Arica.

La Paz, sin duda, parece ser la capital de la bicimontaña. No por nada, un reconocido fotógrafo italiano afecto a estas aventuras, Luca de Antoni, acaba de publicar un álbum dedicado al tema. Es posible verlo en https://www.mtb-mag.com/bolivia-in-mtb-da-5-000-metri-di-quota-alla-giun.... De Antoni ha titulado a su obra: “Bolivia: de la cima de los 5.000 metros a la jungla”. Aunque alguno de los comentaristas de su obra la ha retitulado y definido como: “Bolivia: la Disneylandia de la bicimontaña”.


000_mvd1084328_1.jpg

DEL HIIELO AL CALOR El desafío implica, en la vía a Coroico, bajar 60 kilómetros, desde esos 4.643 metros sobre el nivel del mar hasta los 1.200 (Yolosa).
AGENCIAS
Tus comentarios

Más en Tendencias

Además del espejo del cuento “Blancanieves” de los hermanos Grimm, cuentan las leyendas que en el transcurrir de los tiempos han existido distintos tipos de...
Corres un grave riesgo si tomas prestado el maquillaje de otra chica o si prestas el tuyo porque numerosas bacterias se alojan en los artículos de belleza y...
La resolución de problemas y la consecución de objetivos son lo que persigue una disciplina relativamente nueva en el mundo, el coaching. Y lo mejor, es que...

La tercera versión del International Fashion Week Bolivia (IFWB), que se realizó en ambientes del Gran Hotel Cochabamba, acaparó las miradas de los amantes de la moda.
15/10/2018
La diseñadora Isabel Bloch nos conquista cada temporada con sus colecciones en las que priman los diseños sofisticados y tendencias a los que pocos se resisten. Los vestidos son los protagonistas de...
Las fuentes del estilo Boho en el mundo de la moda son infinitas, pero sorprende aún más la propuesta en decoración de interiores. “Audaz y creativa”, la catalogan los entendidos, y ciertamente el...
Un ensayo fotográfico es como suena, una experimentación de algo que se quiere probar.

En Portada
El anuncio se da luego de que se registraron incidentes. Hasta ayer -y desde hace tres meses- solo el 69 por ciento de los vehículos había sido inspeccionado....
Aurora derrotó hoy a Wilstermann en el estadio Félix Capriles, en el episodio 142 del clásico cochabambino correspondiente a la fecha 23 del torneo clausura...

Dos personas fallecidas de sexo femenino y por lo menos una decena de heridos dejó una “avalancha humana” producida la noche de ayer en inmediaciones del Campo...
Un día como hoy 18 de noviembre en 1842, el gobierno del Mariscal de Ingavi José Ballivián creó por Decreto Supremo el departamento de Beni. Es el segundo más...
El barco "Seabed Constructor" de la empresa estadounidense Ocean Infinity comenzó hoy su viaje a Ciudad del Cabo (Sudáfrica) una vez cumplida la búsqueda del...
El vicepresidente de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez, señaló que el único binomio rumbo a las...

Actualidad
El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió una alerta naranja por lluvias y tormentas...
Los productores de hoja de coca del trópico de Cochabamba proclamaron ayer a Evo Morales Ayma y Álvaro García Linera...
Después de que la Coordinadora Departamental de Salud (Coordesa) determinó ir a un paro en rechazo al Seguro Universal...
La Asociación de Mujeres Constructoras (Asomuc) impulsa un anteproyecto de ley para normar la igualdad de oportunidades...

Deportes
El raquetbolista valluno Diego García Quispe es el número uno a nivel mundial, nacional y local en la categoría 16 años...
Jorge Bernardo Griffa, más conocido como el Maestro, aseguró, en su visita a Cochabamba la semana pasada, que al...
Según el diario inglés The Guardian, un duelo entre Boca Juniors y River Plate es el mayor evento que cualquier...
El alemán Alexander Zverev, de 21 años, se proclamó ayer nuevo Maestro al cerrar la temporada derrotando al serbio...

Tendencias
Un equipo de astrónomos, entre ellos algunos de Chile, ha encontrado una relación entre el choque de galaxias y la...
La empresa de telefonía Tigo está entre las mejores empresas de la región.
En conmemoración al día mundial de la salteña que se celebró el 10 de noviembre, se realizará un festival mañana que...
Ligados a la tecnología, renuentes a la participación política formal, testigos de un solo Gobierno, interesados por...

Doble Click
Este 20 de noviembre se inaugura la muestra del artista chuquisaqueño José Carlos Auza, en el Salón del Centro Simón I...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is...
1. Juan Carlos Valdivia dice que con Søren cierra una trilogía: aquella que forman, además, Zona Sur (2009) e Yvy...
Los prototipos cochabambinos Eddy y Ozel V 3.0 se consagraron como campeones del Grand Prix Solar 2018 tras realizar un...