¡Solo nunca más! Romeo, la rana acuática de Sehuencas, encuentra una pareja

Interesante
Publicado el 15/01/2019 a las 9h28

Tras 10 años de que Romeo, la última rana acuática de Sehuencas que se conoce, viva en la soledad absoluta, la suerte de este soltero afortunado está a punto de cambiar drásticamente. En una reciente expedición a un bosque nublado de Bolivia, Global Wildlife Conservation y el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny redescubrieron la rana acuática de Sehuencas (Telmatobius yuracare) en la naturaleza y rescataron a cinco ejemplares para un programa de conservación, tres machos y dos hembras: una joven rana y una Julieta para Romeo.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

"Es un sentimiento increíble saber que gracias a todos los que creen en el amor y donaron para el día de San Valentín del año pasado, ya hemos encontrado una pareja para Romeo y podemos establecer un programa de cría para su conservación con más de una pareja", dijo Teresa Camacho Badani, jefe del departamento de herpetología del museo y líder de la expedición. expedition leader.

Estas son las primeras ranas acuáticas de Sehuencas que los biólogos han visto en la naturaleza en una década e incluso a lo largo de estos años los científicos buscaron esta área sin éxito.

El reservorio natural de Sehuencas se encuentra entre los municipios de Totora y Pocona del Parque Nacional Carrasco.

Este equipo, que había realizado un análisis cuidadoso con anticipación para determinar los mejores lugares para buscar a esta especie de rana, no la encontró hasta que después de varios largos días de búsquedas fallidas en hábitats que lucían perfectos para estos anfibios —arroyos bien conservados en los bosques nublados de  Bolivia  (lea el relato de Camacho Badani sobre el redescubrimiento).

Las ranas acuáticas de Sehuencas que finalmente se encontraron en cuatro de las ocho expediciones que realizarán, serán las fundadoras de un programa de cría de conservación en el Centro K’ayra de Investigación y Conservación de Anfibios Amenazados de Bolivia, como parte de una iniciativa más amplia para que esta especie vuelva del borde de la extinción.

El equipo de la expedición, que incluía a Camacho Badani; el veterinario Ricardo Zurita Urgarte; Sophia Barrón Lavayen, la jefa de cría en cautiverio del Centro K’ayra; y el investigador Stephane Knoll, transportaron cuidadosamente las cinco ranas a las instalaciones del centro de cría, donde los animales se encuentran en cuarentena mientras se aclimatan a un entorno que reproduce las condiciones en la naturaleza. Según Camacho, las ranas están en perfecto estado de salud y también reciben tratamiento para la enfermedad infecciosa mortal, la quitridiomicosis, que es en parte responsable de la declinación de esta especie y otros anfibios en arroyos donde alguna vez se encontraban. Después de esto Romeo conocerá a su Julieta.

Romeo se convirtió en una celebridad internacional el día de San Valentín en 2018 con un perfil de citas en Match, la compañía de citas más grande del mundo. Ahora es un poderoso buque insignia para la conservación en Bolivia. Estas expediciones fueron posibles por las personas en más de 32 países que hicieron donaciones el año pasado y fueron recaudadas por Match por un total de 25.000.

Romeo también ha tomado Twitter para compartir sus pensamientos sobre sus citas, el amor y el romance.