Acto del MAS en Santa Cruz termina con enfrentamientos y arrestados

Mundo
Publicado el 16/10/2019 a las 0h00

A cinco días de las elecciones generales, ayer se registró otro enfrentamiento en el cierre de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS), esta vez en Santa Cruz. Pese a que el acto contó con una presencia masiva de militantes y se desarrolló prácticamente sin alteración, el mismo concluyó con gasificación, arrestados y heridos.

Al promediar las 17:00, cerca del Cambódromo se instaló una vigila de los integrantes de la Unión Juvenil Cruceñista, la cual fue intervenida por la Policía y concluyó con el arresto de 13 personas, entre ellas, el presidente de esta organización, Juan Martín Delgado. Después de unas horas y tras la protesta de los familiares, los jóvenes fueron liberados porque no había un justificativo para su retención.

A medida que se iba desarrollando el cierre de campaña del MAS, a la altura del sexto anillo del Cambódromo, cerca de las 18:30, se observó a varios patrulleros avanzar hacia el cuarto anillo, donde se había concentrado otro grupo de jóvenes que se había convocado mediante las redes sociales.

“Aquí está la Santa Cruz que te quiere, que no ejerce violencia”, decía la presidenta del Senado y candidata a diputada plurinominal, Adriana Salvatierra, mientras sonaban sirenas de vehículos policiales y la Policía disparaba gases lacrimógenos contra jóvenes.

El presidente Evo Morales, que estaba acompañado por Álvaro García Linera y otros candidatos, durante su intervención dijo que ese acto “es el verdadero cabildo del pueblo cruceño” por la masiva presencia.

“Éste es el verdadero cabildo del pueblo cruceño, somos los militantes, simpatizantes del instrumento político. Santa Cruz es un pueblo democrático, es un pueblo pacífico; quienes intentan la violencia son enemigos del instrumento político”, exclamó ante sus militantes.

Una vez que concluyó el acto, la Policía prácticamente guió a los participantes del cierre de campaña a evacuar el lugar por calles aledañas para no encontrarse con los jóvenes cruceñistas, pero también les recomendaban guardar sus banderas o chalinas de color azul para no ser blanco de agresiones.

A partir de las 19:00 y hasta las 22:00, se registraron enfrentamientos entre los policías y los jóvenes. Los Tiempos observó a varios heridos entre policías y civiles, también a personas arrestadas que fueron trasladadas en camionetas policiales hacia la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

 

Arrestados

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en puertas de las Felcc, explicó que no se encontró ningún delito en la conducta de los activistas detenidos a lo largo del día de ayer y que por eso se determinó liberar a 23 personas. Sin embargo, había otros detenidos que según Camacho estaban acusados de vandalismo y por quienes no intervendría, pues no eran parte de las juventudes y tampoco eran universitarios.

“Los jóvenes no hubieran salido a protestar si no hubiera habido una provocación del Gobierno con lo que sucedió en Potosí”, señaló Camacho.

Minutos antes, el director de esta unidad policial, Jhonny Aguilera, explicó que se procedió a los arrestos para evitar hechos de violencia a raíz de la convocatoria a una vigilia en el mismo escenario, donde el MAS cierra su campaña.

Muchos vecinos a lo largo de la zona del Cambódromo salieron de sus casas para protestar contra los policías por gasificar de forma indiscriminada sin tomar en cuenta que en las viviendas hubiera niños o personas de la tercera edad. Al mismo tiempo apoyaban a los jóvenes en su protesta contra la concentración del MAS.

El candidato de Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, que también hacía su cierre de campaña, pero en Cochabamba, criticó a la Policía porque se excedió y rechazó que su partido esté detrás de la violencia.

 

Queja de policías

Varios policías también se quejaban ante los medios de comunicación porque el Comando Departamental los envió hasta los enfrentamientos sin equipos y ni siquiera barbijos, por eso ellos mismos sufrían los efectos de los gases lacrimógenos cuando los activaban.

El exministro de Defensa Reymi Ferreira posteó en su cuenta de Facebook un video en el que varios jóvenes, a los que vincula con la Unión Juvenil Cruceñista, golpean y patean a un uniformado. Lo dejan tendido en el suelo y lo siguen agrediendo con golpes de palo en la cabeza. Algunas personas salen en su defensa y gritan: “No así, muchachos”.

Noticias Elecciones Generales 2019