Comisión de la Verdad en tiempos de “posverdad”

Columna
Publicado el 31/08/2017

La creación y conformación de la Comisión de la Verdad, el pasado 21 de agosto, ha sido celebrada al renovar la esperanza de cicatrizar heridas colectivas todavía abiertas. Si bien hay voces preocupadas por el alineamiento oficialista de los miembros de esta  instancia se confía en la ecuanimidad y el prestigio  de algunas personalidades que la conforman. Su creación, 35 años después de la instauración de la democracia era una asignatura pendiente para esclarecer hechos, promover justicia y reparar el daño producido por violaciones extremas a los derechos humanos durante varios gobiernos cívico militares dictatoriales instalados en el país entre 1964 y 1982.

Cabe recordar que estas comisiones investigan pero no juzgan y son hoy referente internacional en materia de derechos humanos. No obstante, hay dudas y sospechas. No pasó desapercibida la exclusión de un sector de las víctimas sobrevivientes hace años parapetado frente al Ministerio de Justicia exigiendo la Comisión de la Verdad, la reparación universal del daño provocado en sus vidas por la violencia dictatorial así como la desclasificación de los archivos militares de esa época. 

Su creación es el eslabón que faltaba tras una serie de iniciativas importantes pero insuficientes gestadas desde el año 1982, destacando entre ellas el juicio de responsabilidades a García Meza y a otros jerarcas de ese régimen que conminó a los bolivianos que pensaban diferente a caminar con el testamento bajo el brazo y la ley de resarcimiento a las personas víctimas de violencia política sancionada durante el estigmatizado primer ciclo de la democracia neoliberal y que este gobierno bien pudo ampliar en este tiempo de bonanza. 

La Comisión de la Verdad de nuestro país, se suma a las 33 creadas en países golpeados por cruentas dictaduras, conflictos armados y guerras civiles antes de instaurarse la tercera ola democratizadora de la historia en la región y el mundo. Una pionera fue la “Comisión para la Verdad y la Reconciliación”, creada en 1995 bajo el liderazgo de Nelson Mandela tras décadas de lucha y represión del régimen del apartheid en Sudáfrica. Constituyó un modelo inspirador de reparación y esclarecimiento de la verdad, pero también tuvo detractores en el seno mismo del movimiento emancipador y antirracista que conmovió al mundo.  Así como el mismo Mandela sorprendió  perdonando públicamente a su carcelero, para otros esta actitud reconciliadora radical que posibilitó el esclarecimiento de delitos, de desapariciones y la reparación del daño no era suficiente, atenuó sanciones que se esperaban más severas quedando varios casos bajo la sombra de la impunidad.    

Para muchas víctimas directas e indirectas de la violencia racista y colonial, resultaba difícil asimilar el espíritu reconciliador implantado por el arzobispo Desmond Tutu, quien a la cabeza de esta instancia enarboló el lema de que “Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón”.

Si bien el año 2010, Evo Morales informó que los archivos de la dictadura no existían, es de esperar se pueda acceder a información relevante en existentes y puestos a disposición por la actual cúpula de las FFAA. Es probable que a estas alturas sean pocos y ancianos algunos imputables de los crímenes de entonces. Importa, sin embargo, avanzar en la búsqueda de la verdad de los hechos y comprender un contexto de guerra fría en la que resultaba heroico morir matando o cegar la vida y escarmentar al enemigo en defensa de la seguridad del Estado o de utopías revolucionarias no siempre exitosas. Por ello, es clave que estas comisiones cumplan una función pedagógica orientada a desmontar no sólo prácticas injustas del pasado dictatorial sino de pulsiones autoritarias difíciles de desterrar aun en democracia. Sobran los casos de violación de los DDHH en nuestra época democrática.

Curiosamente, la llegada de la Comisión de la Verdad coincide con el apogeo de la posverdad, noción que gana un sitial en la reflexión política al constatar que la formación de la opinión pública depende más de afinidades y emociones personales que de elementos objetivos y verificables. Se alimenta de la desinformación y la desconfianza en el poder. En un contexto de crisis de la justicia y de adicción  a discursos encendidos que alimentan mitos y medias verdades. Eso sí es preocupante, la reconciliación es mala palabra.

 

La autora es psicóloga, cientista política y exparlamentaria.

Columnas de ERIKA BROCKMANN QUIROGA

21/11/2019
La wiphala debió ser el símbolo de unidad en la diversidad. Pero ¿cómo recuperar el sentido original de esta bandera y revertir la estela de violencia que la...
24/10/2019
Miércoles 23 de octubre 2019: Evo Morales denuncia un golpe de Estado, y convoca a las organizaciones sociales del partido oficial a defender en las calles...
12/09/2019
Escribo estas líneas a propósito de los recientes hechos de violencia y tensiones registradas en La Paz y en Santa Cruz. Una breve radiografía de la...

Más en Puntos de Vista

CUESTIÓN DE IDEAS
WALTER GUEVARA ANAYA
29/11/2020
DIMENSIÓN DESCONOCIDA
JIMENA COSTA
29/11/2020
29/11/2020
MISCELANEA
JOSÉ LUIS BAPTISTA M.
29/11/2020
LA CURVA RECTA
AGUSTÍN ECHALAR ASCARRUNZ
29/11/2020
GUSTAVO V. GARCÍA
29/11/2020
En Portada
El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
Es el mediodía y un ciudadano levanta la mano para que pare un taxitrufi

La granizada que cayó el pasado viernes en Parotani, en el municipio de Sipe Sipe, y que se convirtió luego en riada
El ministro de Educación, Adrián Quelca, en entrevista con Los Tiempos, dijo que el rebrote de la Covid-19
Las elecciones subnacionales son otra representación del poder político de un partido, pero de forma regional
El presidente Luis Arce Catacora, tras sostener ayer una reunión con su equipo económico, anunció que se optimizarán los gastos y se reactivará la inversión...

Actualidad
Es el mediodía y un ciudadano levanta la mano para que pare un taxitrufi
La granizada que cayó el pasado viernes en Parotani, en el municipio de Sipe Sipe, y que se convirtió luego en riada
El número de casos de coronavirus continúa en ascenso en el estado de Nueva York, Estados Unidos
Las elecciones subnacionales son otra representación del poder político de un partido, pero de forma regional

Deportes
Alianza Lima, uno de los clubes de fútbol más populares y antiguos de Perú, descendió a la segunda división tras perder...
En un atípico encuentro, Municipal Vinto Palmaflor se impuso ayer por 5-0 a San José
Wilstermann no supo mantener su ventaja en el partido y terminó perdiendo ante Royal Pari por 2-3
La muerte de Diego Maradona causó dolor y despertó el respeto de millones de personas alrededor del mundo

Tendencias
La reserva de Bossou en Guinea acaba de registrar el nacimiento por primera vez en años de un bebé chimpancé, amenazado...
LT Salud abordó la biodanza, una terapia para abrazar a la vida.
El uso inadecuado de antimicrobianos, en particular de antibióticos, se ha "agravado" durante la pandemia de covid.-19...
Varias decenas de cotorras atrapadas dentro de botellas de plástico fueron descubiertas en un barco en la región...

Doble Click
Netflix llegó para cambiar el esquema y, aunque en un principio no era ni mencionado en los premios
Reinventarse, ese es uno de los desafíos más urgentes que deben asumir distintos emprendedores si quieren mantenerse en...
Hoy se cierra el telón de la muestra virtual del Festival de Teatro Bertolt Brecht, en el que participaron seis elencos...
Personaje. Una de sus mayores contribuciones es la creación de un universo en el que, desde la concepción hasta la...