Olvido y perdón

Columna
Publicado el 08/03/2018

En la historia de la noción de olvido aparece una palabra que algunas veces se confunde con ella misma: el perdón. En verdad, es necesario indicar que se trata de dos realidades psíquicas diferentes, en la idiosincrasia y cultura griega antigua existía únicamente la palabra amnesia y por lo tanto su característica  subjetiva, es decir el ejercicio de la no–memoria. Su propósito inmediato era el de no recordar algo angustioso y también el de desalojar temporalmente de la conciencia una falta cometida a alguien. Su sentido moral era algo así: que los malos recuerdos sean puestos de lado para que la vida continúe. Sin embargo, es sabido por todos que la cultura helénica muy lejos de ser el paraíso perdido en los albores de los tiempos no descansa sobre la moral del perdón sino más bien sobre el empuje de la venganza.

En cambio, en la otra orilla, en la cultura y la historia hebrea, se constituye con necesaria lucidez la palabra perdón y por consiguiente su correspondiente realidad psíquica. Cabe hacer registrar que sus diferencias subjetivas son inmensas, en todo caso y ante todo la disimetría es ética. En la dialéctica del perdón la primera condición de posibilidad exige que alguien reconozca conscientemente desde su responsabilidad individual que lo cometido es un daño o falta a la dignidad de algún ser humano concreto. La segunda condición es que el agresor solicite la gracia del perdón a la persona ofendida. En consecuencia, el don del perdón puede ser brindado como algo valioso que ofrece la víctima al victimario.

De hecho en la actualidad, ya desde el siglo veinte  en adelante, el debate ético está marcado por la experiencia masiva de millones de seres humanos que perdieron la vida  en los campos de concentración en Rusia y en Europa Central. El llamado debate Goldahen fue otro testimonio de dicha tematización iniciada por la publicación del libro “Los verdugos voluntarios de Hitler”. Al respecto, es razonable pensar que en cierto sentido en ese momento, la discusión se devalúa teóricamente porque en el lenguaje dominante del siglo pasado aparecen las víctimas y verdugos por millones, además la victimización y el sentimiento de culpa y la mala conciencia se generalizaron al punto de convertirse en auténticas ideologías anónimas.

Por ejemplo, sobre el conocido asunto de la “culpabilidad alemana” y las expresiones equivalentes del tipo “pueblo de verdugos” etc. éstas producen corrientemente una cierta  mala conciencia, que hoy día se ha extendido a toda la razón moderna. Por contrapartida, quienes con parecida oscuridad se definen como víctimas por millones también caen en una postura parcialmente insostenible por su cosificación, por lo tanto se autopresentan sin quererlo como objetos pasivos de la historia. En efecto, de la victimización extendida a priori sus síntomas son la inhibición, la debilidad para encarar nuevos proyectos, la duda, la tendencia a los autoreproches, la melancolización del duelo y la inautenticidad intelectual.

 

El autor es psicólogo. Universidad de Buenos Aires.

jlpardodonoso@gmail.com

Más en Puntos de Vista

ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
19/05/2024
DESDE LA REDACCIÓN
MICHEL ZELADA CABRERA
19/05/2024
EN VOZ ALTA
GISELA DERPIC
19/05/2024
RECUERDOS DEL PRESENTE
HUMBERTO VACAFLOR GANAM
19/05/2024
CARTUCHOS DE HARINA
GONZALO MENDIETA ROMERO
19/05/2024
En Portada
La Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) anunció multas por 20 millones de bolivianos a entidades de intermediación financiera, incluyendo bancos, que han...
Gremiales y transportistas pesados marcharon y bloquearon en al menos tres departamentos para exigir que el Gobierno resuelva la falta de dólares, de...

Evo Morales decidió apoyar las movilizaciones de los gremiales contra el decreto 4732 y la falta de dólares
Autoridades del Gobierno y representantes del sector farmacéutico acordaron este lunes trabajar en mesas técnicas para mejorar el abastecimiento de...
En conferencia de prensa, el presidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y líder del Movimiento al Socialismo, Instrumento Político por la...
Una gran cantidad de basura se acumula por quinto día en las calles y mercados de Quillacollo como consecuencia del bloqueo que se registra en la zona de...

Actualidad
 El exabogado y mano derecha del expresidente Donald Trump (2017-2021), Michael Cohen, reconoció este lunes en el...
El presidente colombiano, Gustavo Petro, destituyó este lunes al comandante del Ejército, general Luis Mauricio Ospina...
La Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) anunció multas por 20 millones de bolivianos a entidades de intermediación...
Evo Morales decidió apoyar las movilizaciones de los gremiales contra el decreto 4732 y la falta de dólares

Deportes
A falta de una convocatoria oficial por parte del entrenador Antonio Carlos Zago, tres novedades sobresalen en la lista...
El tenista nacional Hugo Dellien debutó y se despidió este lunes de Roland Garros, tras caer 1-2 ante el francés...
Ronaldo Nazario, presidente y máximo accionista del Real Valladolid (82 por ciento), ha rechazado una oferta de 28,7...
Liverpool confirmó este lunes el fichaje de Arne Slot como sustituto de Jürgen Klopp.

Tendencias
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...
Albertina Sacaca se sumó al trend de maquillaje de Asoka de TikTok y ha logrado que su video sea en estos momentos uno...
Durante los últimos años es innegable el crecimiento de productos y lugares que ofrecen alimentos libres de gluten. El...
María Teresa Zegada hace un análisis social y político sobre la coyuntura del país. Los últimos acontecimientos, desde...

Doble Click
Esta semana, Cochabamba se llena de una rica variedad de eventos culturales que prometen deleitar a todos los gustos y...
Aunque minúsculas, las abejas desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la biodiversidad. Garantizan la...
José Coca Loza, un talentoso bajo cantante boliviano
En la intimidad de una habitación hospitalaria, el vínculo entre una madre y su bebé se fortalece con cada pequeño...