La wiphala: de discordia y concordias

Columna
Publicado el 21/11/2019

La wiphala debió ser el símbolo de unidad en la diversidad. Pero ¿cómo recuperar el sentido original de esta bandera y revertir la estela de violencia que la asocia al grito “ahora sí, guerra civil” y la zozobra instalada tras la renuncia de Evo Morales? En medio de la crisis política que persiste, me permito evocar la historia que antecedió al reconocimiento de la wiphala como símbolo que, entre pactos y rupturas, acompaña la construcción de la patria y la identidad nacional.   

El 20 de abril de 1992, el ex presidente Jaime Paz Zamora propuso que “como acto de reafirmación nacional del año del V centenario de 1492, se declare a la wiphala, bandera símbolo de matriz indígena originaria sobre la que se estructura nuestro país y que estaría constituida por los contenidos étnico culturales de los múltiples pueblos indígenas… que, en su conjunto, conforman la identidad nacional. La policromía de la wiphala y el ordenamiento matemáticamente sistemático y simétrico de sus formas expresa la universalidad a través de los colores de su luz, de diacronía… apertura y de sincronía de los colores en términos de unidad” complementaba la exposición de motivos de esa iniciativa.

La propuesta no tuvo eco en el poder Legislativo. Diez años más tarde, en octubre del año 2002, se tramitó su reposición en el contexto de empoderamiento de los pueblos indígenas y originarios que derivaría en la ampliación del campo de su representación en democracia y el reconocimiento constitucional, como símbolo nacional en febrero de 2009. 

Por estas razones, corresponde denunciar el intento de convertir la wiphala en símbolo de confrontación asociado al discurso de odio promovido por una parcialidad del MAS. 

La noche del 20 de octubre, fecha de realización de los comicios manchados por el fraude, Evo Morales afirmó que la llegada y cómputo del voto del campo confirmaría su victoria electoral en primera vuelta. Bajo la mirada atenta del mundo y una sociedad movilizada en defensa del voto, el mensaje de Evo desembocaría en la acusación de la existencia de un movimiento opositor empeñado en “discriminar y negar el voto de la población rural y otros sectores populares”. Su argumento era mentiroso. La noche del día de elecciones las actas urbanas y rurales ya habían sido transmitidas y cerca de dos tercios de los votos que faltaban contabilizar eran urbanos, por lo que la segunda vuelta era inminente. 

Fue el momento en el que Evo Morales comenzó a hilvanar la línea discursiva apuntando a sembrar el miedo al despojo, al retorno de la casta colonizadora y la pérdida de los beneficios garantizados por del proceso de cambio. Era imprescindible neutralizar el impacto de una derrota no solo electoral sino política que jamás imaginó enfrentar. Activó la estrategia victimizadora del presidente indígena, se atizaron sentimientos racistas, la profundización de las contradicciones campo ciudad, de vecinos y comunarios, entre cambas y collas, pobres (reales y aparentes) y ricos que el proceso de cambio prometió atemperar. A la par de ello, la wiphala se convertía, no solo en el símbolo depositario de los agravios reales e imaginarios que el MAS y sus seguidores magnificaban apuntando a sus adversarios políticos, sino también en una potente excusa para desatar el revanchismo incendiario y los demonios escondidos bajo el grito “ahora sí, guerra civil” en su recorrido por avenidas de El Alto de La Paz.  

La sistemática campaña para posicionar el relato del golpe no corresponde a la realidad. Lo que sí se evidencia es que Evo Morales no mentía al anunciar el cerco a las ciudades para hacerse respetar, “a ver si aguantan” provocaba (Sicaya, 27/X/19). Tampoco lo hacía Juan Ramón Quintana, ministro de la presidencia al imaginar a Bolivia convertida en un Vietnam moderno (Sputnik,1/XI/19), o cuando el ministro de defensa Javier Zabaleta declaraba que, si no se desmovilizaba la protesta antifraude, estaríamos a un paso del descontrol y empezaríamos “a contar los muertos por docenas” (6/XI/19).

A un mes de los comicios fraudulentos, y tras una cadena de hechos que rompieron el orden constitucional se consumó un golpe antidemocrático a fuego lento. La tesis del golpe fascista se cae, Evo desnuda su esencia y sus intenciones “después de mí el diluvio”, el péndulo catastrófico.

 

La autora es psicóloga, cientista política y exparlamentaria

Más en Puntos de Vista

HERNÁN TERRAZAS E.
22/01/2021
EN EL OJO DE LA TORMENTA
MANFREDO KEMPFF SUÁREZ
21/01/2021
ROBERT BROCKMANN
21/01/2021
SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
21/01/2021
DESDE LAS REDES
KONKA JÁUREGUI
21/01/2021
MIGUEL ANGEL MARAÑON URQUIDI
21/01/2021
En Portada
En el Día del Estado Plurinacional, el presidente del Estado, Luis Arce, anunció la llegada de las vacunas contra el coronavirus para la próxima semana e...
Ayer, entrevistado por ATB, el exvicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, habló de ya no temer a Arturo Murillo y afirmó que ante la salida del país...

La gestión de la pandemia ha sido uno de los puntos que los opositores bolivianos más han criticado en el discurso que este viernes realizó el presidente de...
Tras una reunión sostenida el jueves pasado, el Comité de Operaciones y Emergencia Municipal (COEM) determinó varias restricciones por el incremento de...
En la conferencia de prensa también pidieron al Órgano Electoral un trato igualitario para todas las organizaciones políticas. Observaron que algunos...
La Fiscalía de Oruro informó hoy que el ciudadano Edwin F.C.V. de 41 años de edad fue enviado a la cárcel de San Pedro de Oruro con detención preventiva. Es...

Actualidad
Un testigo afirmó que militares participaron en una operación conjunta con policías y sicarios para detener a los 43...
A este reclamo se suma la negativa de algunas entidades financieras que, según denuncias, se estarían negando a...
El diputado Eduardo Bolsonaro deberá pagar 5.664 dólares por "daños morales" a favor de la periodista Patricia Campos...
El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, manifestó este viernes el compromiso suyo y de...

Deportes
El club Mcepal Vinto Palmaflor confirmó hoy a su nuevo fichaje y que será otra de sus apuestas de gol: Ricardo "Tito"...
El Gobierno de Japón ratificó hoy la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que deben comenzar el 23 de...
Un volante de creación, un delantero nacional, un marcador central y un cuarto arquero es lo que Wilstermann aún...
El secretario general de Aurora, Mirko Cornejo, sostuvo ayer que el cuadro popular responderá legalmente a la demanda...

Tendencias
Una nueva especie de abeja solitaria y polinizadora fue descubierta en una hacienda del estado brasileño de Goiás (...
¿Qué pasa con nuestra espalda cuando estamos todo el día sentados?, es que el tema que abordado en LT salud.
Tigo trae al país las múltiples funciones de la nueva gama de teléfonos. Están disponibles en todas las sucursales de...
La aplicación Whatsapp anunció este viernes que postergará una modificación en sus normas sobre intercambio de...

Doble Click
El cineasta boliviano Germán Monje asumió ayer la dirección de la Agencia del Desarrollo del Cine y el Audiovisual...
La agrupación cochabambina retoma su agenda musical y vuelve a los escenarios con conciertos internacionales
La Asociación de Periodistas de Cochabamba (APC), mediante un comunicado, se sumó al dolor de la familia de José...
 La cineasta Cecilia Mangini, pionera del documental en Italia, falleció hoy a los 93 años, tras una carrera que la...