Miedo es el objetivo

Columna
Publicado el 31/07/2020

Es una irresponsabilidad afirmar que la tasa de letalidad por la Covid-19 en Cochabamba es de casi el 8%. Las autoridades de salud repiten ese dato como la novedad que asusta a todos. Ellos saben que no es un dato real porque el municipio carece de un sistema confiable de información y registro de contagios. Tendríamos que preguntarnos por qué semejante castigo a esta pobre llajta que tiene tan buena comida y tan buen clima. Somos iguales a los otros bolivianos. Tenemos pititas y masistas por montones. Somos informales y rebeldes con y sin causa como los paceños y los cambas. Lo único que nos distingue en este momento son nuestras pésimas autoridades. Son los/as peores del mundo mundial.

Esta semana hubo un día que se registraron alrededor de 500 contagios. Algunos laboratorios privados habían retenido la información y la entregaron de golpe. Hay diferentes tipos de pruebas que se realizan. Las más confiables son prácticamente inaccesibles para los mortales. Las rápidas son las que presentan más errores. Para hacerse una de estas fáciles hay que esperar días. Hay mucha gente que no se hace pruebas porque no tiene síntomas fuertes o porque no quiere esperar. A eso se suma que los resultados pueden ser erróneos. No existen insumos porque no se tomaron previsiones en los dos primeros meses de cuarentena que el municipio y la gobernación los asumieron vacacionalmente. Hay mucha gente contagiada que no está en los registros del Sedes. Ellos lo saben. La tasa oficial de letalidad es una falacia sensacionalista.

El Estado está fallando en muchas de sus funciones. Una de ellas es sostener un sistema de información confiable sobre temas de interés social. La página web del Ministerio de Salud es una de las más pobres de la región. No tiene datos actualizados y menos analizados. La población no está siendo informada correctamente. La incertidumbre es el sello que marca el abandono informativo al que se somete al ciudadano.

El periodismo también reproduce el dato con entusiasmo emocional. Los titulares afirman que en Cochabamba muere más gente que en otras ciudades y países. No hay preguntas indagatorias que intenten profundizar sobre esos datos en las conferencias de prensa. Gran parte de las noticias son reproducción amplificada de las declaraciones de las fuentes. No hay contrastación de fuentes ni la investigación periodística que debieran ser rutinas. No hay tiempo ni condiciones para esa práctica. Los equipos de prensa trabajan precariamente en términos laborales y logísticos. Los periodistas se están arriesgando para cumplir su misión en tiempos de pandemia. El sistema mediático también está fallando en su obligación de satisfacer el derecho a la información del ciudadano.

Es difícil separar razones de emociones en momentos de crisis. Los humanos pensamos y sentimos de manera oscilatoria. Pero es mejor la serenidad y el pensamiento para no cometer errores. En la televisión la balanza se inclinó a nivel global por lo sensorial hace décadas. La necesidad de alcanzar altos niveles en el rating obliga a explotar las emociones en sus contenidos. Sus ingresos dependen de ello. El periodismo televisivo no se libra de tal cometido. El mismo dato de la supuesta alta letalidad en Cochabamba es presentado en las pantallas con otros condimentos emocionantes. A más miedo mejores ingresos.

La noticia televisiva suele sobrepasar el límite del periodismo hacia la ficción y la publicidad. El tono de voz de los presentadores y reporteros es alarmista. La música disonante con ritmo acelerado del fondo genera ansiedad en el televidente. La ausencia de argumentación y profundidad en la reproducción de las declaraciones de las fuentes cede el paso a una radical ausencia de razonamiento. La noticia televisiva tiene otros objetivos más que simplemente informar. Busca asustar y generar pánico. Satura al público y lo empuja a un estado de vulnerabilidad informativa basada en la irracionalidad. Lo deja espantado y sin capacidad de reacción. Paraliza la acción política ciudadana. Luego una presentadora sonriente y con minifalda muestra las bondades de un nuevo champú para cabello seco. Periodista haciendo publicidad. ¿Qué pasó? Se perdió la noción de la técnica y la ética informativa.

¡Pobre ciudadano! El Estado no cumple su obligación. Algunos informativos olvidan que su función social es hacer que la población esté bien informada. No son todos. Hay medios y periodistas que no claudican ni en épocas como ésta. Todavía hay momentos brillantes en el periodismo. La crisis sanitaria tendrá que generar algo bueno. Es momento de pensar. Los derechos a la salud y la información son irrenunciables. Necesitamos volver a confiar en las instituciones.

 

El autor es comunicador social, estemarcegua.blogspot.com

Columnas de MARCELO GUARDIA CRESPO

Más en Puntos de Vista

ARNOLD HAGENS Y KATHYA CÓRDOVA POZO
08/08/2020
EL SATÉLITE DE LA LUNA
FRANCESCO ZARATTI
08/08/2020
08/08/2020
BUSCANDO LA VERDAD
GARY ANTONIO RODRÍGUEZ
08/08/2020
PROJECT SYNDICATE
ROBERT WATSON
07/08/2020
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
07/08/2020
En Portada
Alrededor de 11 neonatos prematuros internados en el Hospital de la Mujer de la ciudad de La Paz se encuentran en riesgo de morir ante el desabastecimiento de...
El alcalde de Cochabamba, José María Leyes, señaló hoy en el programa En Portada que se tuvo 40 días de bloqueo, cifra que supera los datos que se registraron...

La alcaldesa interina de Santa Cruz, Angélica Sosa, informó hoy en En Portada que Percy Fernández ya se encuentra en su domicilio y en buen estado de salud...
El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, reportó este viernes, 1.468 nuevos casos positivos de coronavirus (Covid-19) y 59 decesos a...
“Ha habido una disminución en la cantidad de muestras recibidas producto de los bloqueos que, en muchos casos, impide el paso de personal de salud y en otros...
Tras combatir por cinco días un incendio de magnitud, pobladores de Colomi pidieron hoy, a las autoridades departamentales y nacionales, ayuda para controlar...

Actualidad
Cincuenta y tres departamentos están en alerta naranja por la mayor ola de calor de este verano.
Svetlana Tijanóvskaya ha movilizado a multitudes de simpatizantes nunca vistas en todo el país que piden el "cambio".
Según una encuesta, entre toda la población en general, el 65 por ciento de los estadounidenses tomarían la vacuna y el...
El temido rebrote ya es una realidad en varias ciudades del Viejo Continente.

Deportes
Aunque el director técnico de Wilstermann, Cristian Díaz, es consciente de que lo ideal sería que el plantel tenga la...
El club Stormers San Lorenzo, campeón vigente de la Asociación de Fútbol Potosí (AFP) de la temporada 2019, se...
“Es imposible” jugar 14 fechas en noviembre y diciembre. Esa es la conclusión a la que llegó Adrián Monje, director de...
Dos errores de un titubeante Raphael Varane condenaron al Real Madrid (2-1), que terminó de entregar la eliminatoria...

Tendencias
Las imágenes de la explosión de este martes en Beirut dieron la vuelta al mundo, y no es para menos. La fuerza del...
La batalla por TikTok, una app china que en solo unos años se ha puesto al nivel de Instagram o Twitter, es el último...
¡Pon a prueba tus conocimientos en la historia de Bolivia!
Samsung Electronics Co., Ltd. organizó el evento virtual más importante del segundo semestre del año: el Galaxy...

Doble Click
Un estudio de la Universidad de Sao Paulo (USP) confirmó ayer la posibilidad de reinfección en un plazo de 50 días de...
La secuenciación del genoma del bacilo de la tuberculosis se hace a partir de un cultivo y esto permite, además del...
La Casa de la Libertad permitirá por unas horas este 6 de agosto la descarga del facsímil del Acta de la Independencia...
 La historia del rock en español, los excesos de una juventud en los 70, la política en la Argentina de sus primeros...