Messi en la Ciudad de la Luz

Columna
PUNTOS DE FUGA
Publicado el 01/09/2021

¿Encontraremos una vacuna contra la banalidad? Es otra epidemia que arrasa con el mundo entero y no se salva ni siquiera París, esa ciudad de ensueño que fue el cobijo y la inspiración de inolvidables artistas e intelectuales, y que ahora fue invadida por una turba de ruidosos facebookers, instagramers y tiktokers de múltiples nacionalidades, vestidos con Crocs, bermudas y poleras del PSG, que se toman selfies con La Mona Lisa, las esculturas de Rodin, las gárgolas de Notre Dame y atiborran con candados gruesos las barandas de los puentes del Sena.

Esta urbe mitológica donde Voltaire y Rousseau debatían en el Café Procope, donde Diderot concibió La Enciclopedia y Benjamin Franklin la Constitución de Estados Unidos; esta capital legendaria donde Cézanne, Van Gogh, Gauguin y Toulouse-Lautrec rechazaron las limitaciones del impresionismo y representaron su propia visión del mundo desde sus ateliers en Montmartre; esta metrópoli de fábula donde Picasso, Braque, Gris y Derain rompieron el arte occidental y destrozaron la creación de Dios con figuras geométricas; esta misma Ciudad de la Luz donde los hermanos Lumière proyectaron la primera película de la historia, ya nos sorprendió en 2018 cediendo su monumento más emblemático, la torre Eiffel, donde su creador recibió a Thomas Edison, para una fiesta de derroche dando la bienvenida al futbolista brasileño Neymar, cuyo fichaje le costó al PSG 250 millones de euros.

Notre Dame y le Sacré-Cœur han dejado de ser sus principales templos. Los museos del Louvre, de Orsay y de la Orangerie ya no provocan gran interés. La gente no se detiene frente al 27 de la rue de Fleurus, donde Gertrude Stein reunió a los personajes esenciales que definirían el modernismo en el arte; no se quita el sombrero al entrar al café de Flore, donde buena parte del movimiento existencialista se reunía en torno a Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, ni tampoco se siente sobrecogida por la atmósfera de La Closerie des Lilas, donde Hemingway escribía sus relatos y Apollinaire vencía en ajedrez a Trotsky y Lenin. Ahora el templo de moda es el Parque de los Príncipes, estadio del PSG, conducido por un empresario catarí, “ministro sin cartera” del gobierno de su país, acusado de sobornos por derechos de transmisión televisiva y violaciones al fair play financiero.

Los principales tesoros en París ya no son La Mona Lisa, Le Penseur, ni Impression, soleil levant. Ahora, en 2021, el tesoro es Lionel Messi, un talentoso futbolista argentino cuya presencia alcanza dimensiones incomprensibles. Sus publicaciones en Instagram, el look trendy de su esposa y las travesuras de sus hijos ocupan la primera plana de los diarios internacionales, por delante de los estragos de la pandemia o la crisis en Afganistán. El mundo se detiene cuando da una declaración de prensa, a pesar de que expresa obviedades y de que hasta ahora no nos ha sorprendido con ninguna opinión importante, algo tan fácil cuando se expresa con los pies. Pero la gente prefiere escuchar a Messi antes que a Noam Chomsky, y quiere el corte de pelo de Neymar antes que ambicionar el trazo de Monet o la prosa de Flaubert.

Vargas Llosa lo define muy bien: vivimos en un mundo donde la tabla de valores está encabezada por el entretenimiento, en el que la imagen y el sonido de la pantalla tiene predominio sobre la palabra, y donde los productos de arte no son fabricados para perdurar, sino para ser consumidos al instante y desaparecer como una bolsa de papas fritas. Un mundo donde no existe criterio objetivo que permita calificar o descalificar una obra de arte y, por lo tanto todo, puede ser considerado como tal: la uña postiza que Lady Gaga perdió en un concierto, el último chicle que Alex Ferguson masticó como director técnico, el pañuelo donde Messi secó sus lágrimas al despedirse de su antiguo equipo…

Pero habrá que estar de acuerdo con Víctor Hugo —“la tolerancia es la mejor religión”— y resignarnos al tiempo que nos toca vivir. Más aún en Bolivia, desde donde escribo, donde unos diputados wakabolas presentaron un proyecto de ley para pagarle un sueldo vitalicio a los futbolistas de la selección del 94, demostrando que la banalidad es epidemia planetaria y sacude, también, lo plurinacional. Pero no deja de ser tristísimo que París esté profanada por fanáticos irracionales que salen eufóricos del estadio y recorren los pasillos del metro aullando estribillos bélicos y que no tendrían ningún problema de atropellar a Dalí y a su oso hormiguero si estos se cruzaran en su camino.

 

El autor es arquitecto, lemadennis@gmail.com

Columnas de DENNIS LEMA ANDRADE

03/04/2024
06/03/2024
El lugar más secreto de un arquitecto es, con frecuencia, el que esconde el nombre de su maestro, pero yo no deseo callar el nombre del mío porque, a pesar...
03/01/2024
06/12/2023
Un sujeto de rostro duro, tallado en piedra, comentó en redes sociales con palabras soeces un video donde mi esposa, psicóloga, daba consejos psicoeducativos...
01/11/2023
El dominio abrumador de las películas dobladas sobre las películas con idioma original en las salas locales no sólo evidencia que los propietarios y...

Más en Puntos de Vista

DESDE LAS REDES
SAYURI LOZA
24/05/2024
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
24/05/2024
SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
23/05/2024
En Portada
Los dirigentes de los 10 distritos del municipio de Quillacollo levantaron el bloqueo en la ruta al occidente y se abrió el paso al occidente como resultado de...
Después de las críticas que ha recibido Evo Morales por tramitar un resarcimiento de casi dos millones de bolivianos de parte del Tribunal Supremo Electoral,...

El ampliado nacional del sector gremial que se realizó este viernes en Cochabamba determinó iniciar el bloqueo de caminos en todo el país a partir de 10 de...
Dos bufeos, una madre y su cría, fueron liberados este viernes en el río Isiboro, en el trópico de Cochabamba, para que retornen a su hábitat, después de...
Ante el descenso de temperaturas mínimas en el país, el ministro de Educación, Omar Veliz, abrió la posibilidad de que el descanso pedagógico se adelante, pero...
Tras conocer la determinación del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de no avalar el congreso "arcista" de El Alto, Evo Morales ahora planteó que, con "urgencia...

Actualidad
Dos bufeos, una madre y su cría, fueron liberados este viernes en el río Isiboro, en el trópico de Cochabamba, para que...
El Ministerio de Trabajo, a través de la Dirección General de Trabajo, Higiene y Seguridad Ocupacional, dispuso media...
El excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), general Gonzalo Terceros, logró obtener la detención domiciliaria...
Los dirigentes de los 10 distritos del municipio de Quillacollo levantaron el bloqueo en la ruta al occidente y se...

Deportes
Todo indica que el golero Arnaldo Giménez y el delantero Ariel Nahuelpán no podrán ser parte del equipo de Wilstermann...
Pasado el festejo del 100 aniversario celebrado el 18 de abril, la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) aún tiene...
El presidente del club Wilstermann, Omar Mustafá, lamentó la postura de la hinchada aviadora, toda vez que por un...
Xavi Hernández, que este domingo vivirá en Sevilla su último partido como entrenador del Barcelona, aseguró sentirse "...

Tendencias
El empresario boliviano Samuel Doria Medina llevó productos artesanales bolivianos al Vaticano como parte de su...
La criptodivisa es una derivación del Bitcoin y al día de hoy, cada Dogecoin tiene un valor ligeramente mayor que la...
El viceministro de Vigilancia Epidemiológica, Max Enríquez, exhortó este miércoles a la población a recibir la vacuna...
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...

Doble Click
Después de una serie de éxitos resonantes que han dejado al público cochabambino maravillado, Broadway Bolivia se...
Este sábado, la risa y el amor maternal se conjugan en un espectáculo en la Muela del Diablo con Hijitos de mamá,...
Tras la separación, Nodal eliminó todas las publicaciones que tenía en Instagram con la intérprete de “Tú y Tú”, aunque...
El pasado viernes, los espacios culturales de Cochabamba se vistieron de gala para recibir a miles de visitantes ávidos...