Dejemos de celebrar el 1 de mayo

Columna
Publicado el 12/05/2022

La Segunda Internacional Socialista se fundó en París, en julio de 1889, auspiciada por Friedrich Engels, el gran colaborador y mecenas de Karl Marx. Su primera medida, y probablemente la que mayor alcance tuvo, fue declarar el 1 de mayo como el Día Internacional del Trabajo. La fecha fue elegida, en parte, como un homenaje a las violentas protestas sindicales que habían ocurrido tres años antes en la plaza de Haymarket en Chicago. Aunque a partir de ese año muchos países empezaron a celebrar el 1 de mayo, en EEUU, donde se produjeron las protestas sindicales, el Día del Trabajador se movió a septiembre ya que el presidente de esa época, Grover Cleveland, quiso tomar distancia con lo decidido por la organización marxista.

El Día del Trabajador es, por lo tanto, un resabio socialista originado a partir de la acción sindical y guiado por las ideas equivocadas de Engels y Marx sobre la lucha de clases y la “explotación del proletariado”. En la mayor parte de los países en los que se celebra, el Día del Trabajador se ha convertido en un referente anual para el caos y la violencia que generan la presión por aumentar salarios mínimos y beneficios para los trabajadores. Considerando su origen histórico e ideológico, además de sus consecuencias prácticas, ¿es justificable seguir celebrándolo? ¿Existen motivos para celebrar una fecha que promueve ideas erróneas y perjudica a los mismos trabajadores a los que se quiere festejar?

En términos teóricos, el Día del Trabajador está basado en una idea falsa y largamente superada: la teoría objetiva del valor. Engels y Marx tomaron prestado este concepto de los economistas clásicos y concluyeron que, dado que la cantidad de trabajo es la que genera el valor de los bienes y servicios, entonces los trabajadores deberían recibir la mayor parte de ese valor como retribución a su esfuerzo. Dado, además, que Engels y Marx observaban que en el proceso de producción capitalista los empresarios (la burguesía) se llevaban la mayor parte del valor del producto, entonces concluían que los trabajadores estaban siendo explotados y que los empresarios se apropiaban injustamente de su plusvalía. Ésta es la idea que da pie y justificativo a la lucha sindical. Los sindicatos ven el proceso productivo y sus frutos como un juego de suma cero: lo que se llevan los empresarios es lo que podría haber quedado “justamente” para los trabajadores.

Pero la teoría objetiva del valor es falsa y probablemente no haya un solo economista moderno que la sostenga. El valor de los bienes y servicios es subjetivo, y no depende (objetivamente) del monto de trabajo que contenga, sino de las preferencias del consumidor. De la misma manera, aunque el capital, la innovación y los riesgos que toma el empresario también forman parte del proceso productivo, éstos tampoco determinan el valor de los bienes y servicios. El valor del producto final, así como el de los insumos y los factores de producción, es siempre subjetivo y determinado de forma voluntaria en el mercado. 

En términos prácticos, la acción sindical que sostiene y fundamenta el Día del Trabajador termina convirtiéndose en una mafia que actúa solamente a partir de coerción y violencia. Es por lo tanto inmoral y antihumana. El economista Morgan Reynolds, que dirigió el Departamento del Trabajo en EEUU a principios de los 2000, decía que los sindicatos son “sociedades con juramentos secretos cuyos miembros ejercen intimidación, amenazas, vandalismo y violencia, especialmente contra los trabajadores que no quieran unírseles”. En 1894, cuando el presidente Grover Cleveland movió el Día del Trabajador a septiembre, los sindicatos eran activamente racistas y lograban mejoras salariales presionando a sus empleadores a no contratar a trabajadores que no pertenecieran al sindicato. Por supuesto, los trabajadores que no pertenecían al sindicato eran negros o inmigrantes irlandeses o italianos.

Después de la Guerra Civil en EEUU, los trabajadores negros empezaron a integrarse a los mercados laborales, especialmente en los ferrocarriles que eran una industria que florecía y contrataba a cientos de miles de trabajadores. Los trabajadores blancos en esta industria, que se llamaban a sí mismos los Protestantes Nativos, vieron el influjo de trabajadores negros como una amenaza a sus puestos de trabajo y organizaron sindicatos que activamente amenazaban a las compañías ferrocarrileras con huelgas si contrataban trabajadores negros o católicos. Para poder trabajar, entonces, los trabajadores negros tenían que cobrar muchísimo menos que los blancos para que así las ferrocarrileras aceptaran tomar el riesgo de contratarlos. Con la nacionalización de los ferrocarriles, los sindicatos presionaron para que el Gobierno pasara una ley (la Davis-Bacon Act) que prohibía a las empresas públicas contratar a nadie por menos de cierto salario mínimo. La idea, una vez más, era no permitir que se contraten trabajadores negros o inmigrantes que estaban dispuestos a recibir un menor salario. Y ésta es la cruda verdad histórica: el salario mínimo es una política pública de origen racista.

Los sindicatos de hoy no son mucho mejores que los de antes. La presión anual de todos los 1 de mayo para subir el salario mínimo causa no sólo que las empresas ganen menos, sino que contraten menos y suban el precio del producto final. Las subidas salariales que consiguen, entonces, no provienen necesariamente de los empleadores sino de los consumidores que pagan más y de todos los trabajadores no afiliados (en su mayoría los más jóvenes) que no podrán conseguir trabajos. Los sindicatos, y los gobiernos que los apañan, consiguen ventajas para si mismos a punta de extorsión institucionalizada. En Bolivia eso se traduce en desempleo, informalidad y precariedad. A más huelgas, marchas y poder político de la COB, y más concesiones del Gobierno para ella, menos trabajadores son contratados, más informal se hace nuestra economía y menos inversión y producción se genera. ¿Por qué entonces celebrar un día en el que los sindicatos logran ventajas a partir de coerción, inmoralidad e ideas ya superadas mientras dejan un universo de trabajadores desempleados y sin futuro?

Columnas de ANTONIO SARAVIA

27/04/2022
El Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) que guía el rumbo del país desde que el MAS tomó el poder en Bolivia es un licuado de malas ideas...
30/03/2022
Sé que usted es una persona muy ocupada, pero me imagino que habrá recibido el más reciente comunicado de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia...

Más en Puntos de Vista

19/05/2022
EN EL OJO DE LA TORMENTA
MANFREDO KEMPFF SUÁREZ
19/05/2022
SURAZO
JUAN JOSÉ TORO MONTOYA
19/05/2022
NOTAS DE CAMPO
GABRIELA CANEDO VÁSQUEZ
19/05/2022
DESDE LOS COLUMNISTAS
GONZALO CHÁVEZ ÁLVAREZ
19/05/2022
DESDE LAS REDES
MÓNICA OLMOS
18/05/2022
En Portada
En medio de una audiencia de proceso disciplinario, el teniente y boxeador Franklin "Matador" Mamani tomó la palabra y, molesto, cuestionó a los fiscales y...
Sao Paulo y Wilstermann se enfrentan en la jornada 5 del Grupo D en la Copa Sudamericana.

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) dejó en suspenso la expulsión del MAS y pérdida de curul del diputado Rolando Cuéllar, mientras define una...
El Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa Ponce, informó este jueves que la Comisión de Fiscales que investiga el caso denominado “Ítem Fantasmas” aguarda...
Vecinos de Alto Lima, en Cobol al sur de la ciudad, se enfrentaron este jueves por tierras contra un grupo de avasalladores que pretende asentarse en un área...
Debido a una mala interpretación, el Honorable Consejo Universitario (HCU) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) dejó este jueves sin efecto la...

Actualidad
El Observatorio de Defensoras y Defensores de Derechos de UNITAS registró 15 vulneraciones a la libertad de expresión...
Un operativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) logró la aprehensión de dos personas y...
En medio de una audiencia de proceso disciplinario, el teniente y boxeador Franklin "Matador" Mamani tomó la palabra y...
Debido a una mala interpretación, el Honorable Consejo Universitario (HCU) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA...

Deportes
Always Ready visita este jueves a Deportivo Cali por el Grupo E de la Copa Libertadores.
Sao Paulo y Wilstermann se enfrentan en la jornada 5 del Grupo D en la Copa Sudamericana.
El francés Karim Benzema, delantero del Real Madrid, ponderó el partido de mañana frente al Betis (21:00 horas CEST, -2...
La francesa Stephanie Frappart, la ruandesa Salima Mukasanga y la japonesa Yoshimi Yamashita, junto a las asistentes...

Tendencias
Tik Tok eliminó la cuenta de Fabricio “Fabru” Blacutt, el boliviano más famoso en esta red social. El boliviano contaba...
Las granjas lunares llegarán "muy pronto" y sus frutas y verduras tendrán un sabor igual de "genial" que las de la...
Elon Elon Musk nunca se sabe. Después de anunciar a finales del mes pasado que había alcanzado un acuerdo para la...
La chef colombiana Leonor Espinosa fue elegida como la mejor chef del mundo según la lista que publica The Worlds 50...

Doble Click
La carrera y las finanzas de Johnny Depp ya estaban en serios problemas antes de que su entonces esposa, Amber Heard,...
La cantante cruceña Camila Soruco se instaló en la final del programa estadounidense “Tengo talento, mucho talento”, un...
El encuentro de seis diseñadores con jerarquía engalanará los actos conmemorativos al Día de las Madres en Cochabamba.
Se anuncia para hoy, de 18:00 a 20:00 horas, en la Fundación Patiño Santa Cruz, la realización de la tercera sesión de...