Un nuevo orden democrático, informativo y político, urgente

Columna
BITÁCORA DEL BÚHO
Publicado el 23/05/2024

Individualismo, sociedad, miedo, humano, ética, posmodernidad, globalización, transformación, inequidad, desregulación, libertad.

¿Pero qué diablos es esto?

¿Una lista de requerimientos, o la necesidad de excluirlos de nuestra vida diaria?

¿Características esenciales de una sociedad en crisis en busca de una nueva forma de enfocar su convivencia, su interacción entre sus semejantes? ¿Intencionalidad?

¿Subversión?

¿Alternabilidad?

¿O más bien un redescubrimiento de los atributos y falencias de una sociedad que se niega a continuar anclada, estática y rotando sobre su propio eje, hacia un mismo lado?

Sí, también, pero más que todo, son términos que provocan fluidez, interacción, cambio y reinvención, también, desde luego, una profunda reflexión y compromiso sobre lo que está sucediendo actualmente en la “aldea global”.  

En Modernidad Líquida, del polaco Zygmunt Bauman, se advierte cómo la humanidad y su interacción diaria no sólo refleja la precariedad de sus vínculos en un mundo altamente individualista, sino que también esa liquidez que con tanto acierto plantea Bauman, puede ser explosiva, impredecible y deshacer por completo ese nudo social unitario para transformarlo en una ola de protestas, liberando energía y asumiendo los retos, angustias y miedos de una humanidad hastiada de la imposición.

La modernidad líquida es una metáfora del cambio: “Los sólidos conservan su forma y persisten en el tiempo:  duran, mientras que los líquidos son informes y se transforman constantemente: fluyen. Como la desregulación, la flexibilización o la libertad de los mercados”. Bauman no teoriza, simplemente narra contradicciones, desencuentros y contrariedades de nuestra sociedad que paulatinamente se va transformando.

La humanidad está sufriendo esa modernidad líquida sin certezas. Una incertidumbre social, económica y democrática que rompe con esquemas políticos e ideológicos que por mucho tiempo se encargaron de etiquetar a sus sistemas.

Esa masa flotante, casi viscosa, que asumía su cotidianeidad como parte de una dinámica hacia un futuro prometedor y seguro, ahora se convierte en líquida y fluye como un torrente, exigiendo cambios y desregulaciones. Interpelando y planteando necesidades colectivas, dejando de lado esa unidad casi inamovible de las autosatisfacciones.

Ahora la aldea global asume una posición horizontal en sus exigencias. Es la decadencia de los gobiernos. No acepta a un único líder que los dirija y los organice, son parte de una unidad exigiendo una docena de cosas.

“Las protestas suplen la falta de política global con oposición popular.

El origen de todos los graves problemas de la crisis actual tiene su principal causa en la disociación entre las escalas de la economía y de la política. Las fuerzas económicas son globales y los poderes políticos, nacionales. Esta descompensación que arrasa las leyes y referencias locales convierte la creciente globalización en una fuerza nefasta. De ahí, efectivamente, que los políticos aparezcan como marionetas o como incompetentes, cuando no corruptos”, aseguraba Bauman en una entrevista en 2014.

Las diversas posiciones académicas e intelectuales con respecto a la urgente necesidad de plantear un nuevo orden democrático, informativo y político parecen sonar con mayor intensidad en esta aldea global. En buenas cuentas, se trata pues, de subrayar que este mundo globalizado aún tiene cuentas pendientes con temas determinados y determinantes.

Parafraseando a los académicos: “La economía se ha globalizado, pero las instituciones y la democracia no”.

Las sociedades se van fragmentando cada vez más, producto de los sistemas políticos que los van acondicionando paulatinamente hacia un puñado de ideas y de acciones. Esas sociedades se van haciendo cada vez más inertes y anquilosadas en un mundo en el que ya no importa cuán integrado se esté a esa aldea de McLuhan, si en realidad esa integración se reduce a poco y no se tiene un ejercicio amplio de una democracia mucho más incluyente y articuladora.

La política, como fuente narcotizadora de las sociedades, no ha hecho otra cosa que bloquear avances sustanciales en materia de participación integral hacia una convivencia más fluida entre seres humanos. La democracia no es un concepto teórico, es un ejerció inalienable e imprescriptible. La democracia no se la debate ni se la conceptualiza, se la ejerce y se la practica diariamente.

“El gran criminal del siglo XX, decía el escritor mexicano Octavio Paz, es el Estado, sobre todo en los países en los que éste posee la propiedad de los medios de producción, de la ideología y, por ende, de los productos del trabajo y de las almas de sus habitantes”.

“Las crisis globales requieren soluciones globales”.

El “Manifiesto por la democracia global” lanzado a principios de 2016 por un grupo de intelectuales, escritores y artistas de todo el mundo a los líderes mundiales y políticos y a los ciudadanos de este planeta, ha alertado sobre un desequilibrio democrático y participativo de la sociedad sobre temas determinantes que garanticen su estabilidad y su inclusión.

Ahora es el momento de reactivar ese manifiesto y sus posteriores acciones reflejadas en exigencias a los gobiernos, en un mundo caótico, insustancial y carente de equilibrio social, económico y de justicia.

Ese manifiesto, que desde mi punto de vista sostiene propuestas claras, surgidas de vertientes comunes, como las carencias y necesidades actuales, no sólo pone a consideración los seis o siete puntos que serían el núcleo articulador de toda una nueva corriente democratizadora que invita a una participación activa “para ser ciudadanos del mundo y no meros habitantes”, sino que también abre un gran debate mundial sobre cómo, los líderes mundiales y sus gobiernos mediocres y corruptos, sobre todo latinoamericanos, han estado encaminando la inclusión y coparticipación de sus ciudadanos en temas que les incumben directamente a ellos y que tienen la obligación de resolverlos en pos de una armonía social que, cuando menos, pueda intentar unificar condiciones de vida halagüeños y abrir espacios participativos, hacia otros fines que están alejados de la colectividad, la libertad, la justicia y la democracia.

El autor es comunicador social

 

Columnas de RUDDY ORELLANA V.

09/05/2024
La frase que da título a esta columna se la atribuye al gran Groucho Marx, no se sabe exactamente si la dijo, pero personalmente quiero creer que él fue el...
25/04/2024
A los movimientos populares, ha dicho el pensador Michel Foucault, siempre se les ha presentado como producidos por el hambre, los impuestos, el desempleo;...
11/04/2024
“¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido”, cavilaba Dorotea en “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo. Juan Preciado se encuentra ante un...
28/03/2024
“Abril es el mes más cruel, hace brotar lilas en la tierra muerta, mezcla memoria y deseo, remueve lentas raíces con lluvia primaveral”. T. S. Eliot...
14/03/2024
¿Recuerdas haber escrito en tu Diario: “la libertad es poder decir que dos más dos son cuatro?”.  -Sí -dijo Winston.  O’Brien levantó la mano izquierda y le...

Más en Puntos de Vista

19/07/2024
LA ESPADA EN LA PALABRA
IGNACIO VERA DE RADA
19/07/2024
19/07/2024
BUSCANDO LA VERDAD
GARY A. RODRÍGUEZ
18/07/2024
18/07/2024
PREVIERNES
MARCELO GUARDIA CRESPO
18/07/2024
En Portada
El presidente estadounidense, Joe Biden, decidió este domingo abandonar la carrera a la reelección, por el interés de su partido y del país, informó el...
El “megacampo” hidrocarburífero del norte de La Paz pudo ser descubierto hace 10 años

Independiente venció 2-1 a Aurora en el estadio Patria de Sucre.
La líder antichavista María Corina Machado aseguró este sábado, durante un acto proselitista en el noreste de Venezuela, que "el miedo se acabó" en el país, a...
En Cochabamba, al menos 20 institutos privados y fiscales legalmente establecidos ofrecen la carrera de gastronomía
Un grupo reducido de agentes estadounidenses y uruguayos siguió los pasos del narcotraficante prófugo Sebastián Marset

Actualidad
Desde hace más de tres décadas, la “Clínica de Instrumentos” de Víctor Alarcón Rivadeneira, en Cochabamba
Una nueva caravana integrada por unos 3.000 migrantes provenientes de países de Centroamérica, Suramérica y África...
El expresidente Evo Morales afirmó que el "verdadero golpe" que se produjo el pasado 26 de junio fue a la economía.
Este domingo, tras el histórico anuncio de Joe Biden, Donald Trump dijo que el jefe de Estado “no era apto para...

Deportes
La sequía de Nadal, sin levantar un trofeo desde la final de Roland Garros del 2022, disputada un 5 junio, se alargó...
El italiano Matteo Berrettini logró la victoria en el torneo de Gstaad (Suiza) al imponerse 6-3 y 6-1 en la final al...
Independiente venció 2-1 a Aurora en el estadio Patria de Sucre.
El Comité Olímpico israelí denuncia que al menos 15 de sus deportistas, que participarán en los Juegos Olímpicos de...

Tendencias
La secretaría general de Protección Civil griega ha declarado un riesgo muy alto de incendios forestales para este...
El gigante tecnológico Microsoft estimó este sábado que el error de la empresa de ciberseguridad Crowdstrike ha...
El número de satélites lanzados en 2023 superó al de cualquier año precedente y con ello el aumento de la basura...
 La Vía Apia en Italia, el parque de los Lençóis Maranhenses en Brasil y las Levadas de Madeira en Portugal se...

Doble Click
Resistencia es la capital de la norteña provincia de Chaco, uno de los territorios más pobres de Argentina; pero cada...
Murió Jaime Flores, un personaje icónico del Carnaval de Oruro por dar vida a la Negra María Antonieta en dicha...
La icónica telenovela colombiana Betty, la fea, considerada la más exitosa de la historia por el Libro de Guinness de...
La trama continúa enfocada en Carmen “Carmy” Berzatto (Jeremy Allen White), Sydney Adamu (Ayo Edebiri) y Richard “...