Comicios medirán el desgaste del MAS

País
Publicado el 15/09/2019 a las 0h00

Lo que está en juego en las elecciones generales del 20 de octubre próximo no es la opción entre dos modelos económicos y sociales, sino más bien la hegemonía —o la medida de su desgaste— que detenta en el país el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) desde hace más de una década. Ésa es la respuesta en la que coinciden —con ligeras variaciones— tres académicos que participaron de un conversatorio que, con el título de ¿Qué se juega en las elecciones de octubre 2019?, organizó la carrera de Ciencia Política de la UMSS el pasado 2 de septiembre.

 

Hegemonía

“Más allá de lo que eventualmente pueda deparar los resultados de las elecciones del 20-10, en cuanto a la nueva composición de las fuerzas parlamentarias (mayoría relativa, mayoría absoluta, dos tercios, etc.), la recomposición del sistema de partidos (…) y la reconfiguración de las fuerzas de ‘izquierda’ en Latinoamérica, lo que está en juego es el proyecto hegemónico, ya agotado, del partido de gobierno”, considera el magíster Rolando Tellería, analista político y docente de esa carrera.

En otras palabras, lo que está en juego en las elecciones generales del 20 de octubre próximo no es la opción entre dos modelos económicos y sociales, sino más bien la hegemonía —o la medida de su desgaste— que detenta en el país el gobierno del MAS desde hace más de una década.

A contrario —y como lo expone la también magíster Luciana Jáuregui Jinés, socióloga-política— lo que no estará en juego el domingo 20 de octubre es la posibilidad reemplazar, por otro, al modelo económico vigente ni “el cambio de la matriz sociopolítica”.

Yuri Tórrez, sociólogo y comunicador, magíster en Ciencias Políticas y doctor en Estudios Culturales es más específico en este aspecto: “No hay un modelo económico en disputa y mucho menos un modelo de país. Ninguna de las propuestas (de gobierno presentadas por los candidatos) habla de reformar la Constitución y mucho menos de una asamblea constituyente. Son temas que no están en juego”.

Matizando la idea de Tellería acerca del “proyecto hegemónico, ya agotado”, del MAS”, Torrez puntualiza que “quizás una de las cosas que se juegan en estas elecciones es en qué medidas la hegemonía del MAS se ha desgastado. Ésa es una de las preguntas cuya respuesta la tendremos solamente después del 20 de octubre”.

 

Plebiscito

“Esta contienda electoral no tiene los elementos peculiares de unas elecciones normales, en las que tradicionalmente compiten candidatos, programas de gobierno, estrategias comunicacionales y estructuras partidarias. Tiene más bien las características de un plebiscito”.

“Evo Morales se enfrentará a la indignación colectiva. Sentimiento que ha crecido después del 21F, y que se ha inflamado aún más con el incendio en la Chiquitanía”.

“Lo que está en juego ya no es la continuidad en el poder de ese potente bloque social histórico, sino la permanencia en el poder de un grupo, de esa nueva casta que emergió en este proceso: los ‘nuevos ricos azules’ que se forjaron con la administración del excedente económico”.

“No está en juego, entonces, la agenda 2025 ni el proceso de cambio, aspectos presentes ahora sólo en la retórica”, puntualiza Rolando Tellería.

Ha votado 'Indignado'. ¡Gracias por su voto!

Noticias Elecciones Generales 2019