Solo Alba hizo reír al Vicepresidente

País
Publicado el 21/10/2019 a las 7h00

JUAN EDUARDO ARAOS
LOS TIEMPOS/LA PAZ

Fueron cinco segundos en los que recorrió con su mirada la papeleta electoral. Serio, con las manos entrelazadas, de pie frente a la mesa 7 del colegio Agustín Aspiazu, el vicepresidente Álvaro García Linera primero observó la franja de abajo, de los candidatos a diputados uninominales, luego subió su vista hacia los presidenciales y no perdió detalle cuando la presidenta electoral del lugar dobló la hoja.

La seriedad se rompió cuando avanzó un par de pasos, miró a su hija Alba, le hizo cosquillas, le mostró el bolígrafo e ingresó a la sala habilitada para votar. Fue la única vez que sonrió notoriamente desde que llegó la mesa, al promediar las 9.52 de este domingo.

El lugar donde votó García Linera, y donde suele hacerlo desde hace años, está en el corazón del barrio paceño de Sopocachi, en la calle Aspiazu esquina 20 de Octubre, a un par de cuadras de la plaza Abaroa. El Mandatario decidió no cambiar de recinto electoral, pese a que ya no vive en la zona, ahora su vivienda está en el sur paceño.

La votación estaba planificada para las 9.30 y periodistas de diversos medios de comunicación ya estaban en el lugar desde incluso 45 minutos antes. Gritos y aplausos a favor y en contra fueron la antesala de la llegada del vicepresidente al segundo piso de uno de los bloques del colegio. Cargaba a su hija Alba, de dos años, vestía un saco plomo y junto a él caminaba sonriente su esposa Claudia Fernández, de jeans azul y polera blanca

A medida que avanzaba por el pasillo hacia la mesa 7, que tenía 228 electores inscritos, García Linera saludaba a la gente en el lugar y dibujaba alguna sonrisa tenue; sin embargo, la seriedad se apoderó de su rostro desde que pasó a la hija a su madre. La niña miraba a su papá y al resto de personas mientras no soltaba un muñeco de un dinosaurio.

El mandatario saludó a los miembros de la mesa y entregó, con sus dos manos, el carnet de identidad. Hizo una pregunta, firmó el libro donde están los comprobantes de sufragio y tras recibir su papeleta, entró a la sala de la votación. 27 segundos después, y sin sonreír, salió.

Posó una y otra vez con la papeleta. Cuando la depositó a la urna, se puso un poco de lado, sonrió menos de un segundo para unas cámaras y con un movimiento rápido, como de alguien que se quema al tocar una superficie caliente, dejó que el sufragio cayera por el peso de la gravedad dentro de la urna. Fueron 46 segundos desde que salió hasta que dejó la papeleta.

Entregó el bolígrafo, puso su huella dactilar, se limpió el dedo, se despidió de los miembros de la mesa y pidió a la prensa conversar en el patio del colegio.

“¡Alvaro Alvaro!” gritaban simpatizantes del vicepresidente y del Movimiento Al Socialismo, varios de ellos aparecieron con el mandatario. Paralelamente, hubo también gritos de rechazo. La delegada de un partido de oposición gritó “candidatura ilegal” y las voces a favor y en contra no se dejaron esperar.

Parado sobre unas gradas que conducen a un ambiente del otro, en el patio del colegio, el vicepresidente habló con la prensa. Resaltó que el proceso se desarrolla con tranquilidad, en un ambiente pacífico y festivo.

“Con tranquilidad, aunque con excepción de alguna persona que en la noche se sobrepasó con los tragos y se le tuvo que detener, pero por lo general es una jornada muy tranquila. Es nornal que los encargados de la jornada electoral convoquen a la ciudadanía a participar de hacerlo de manera tranquila, pacífica y festiva, pensando siempre en el destino de la economía, de la salud y educación”.

Abucheos y apoyo

A medida que empezó a salir del recinto, se amplificaron las voces en contra de la candidatura del binomio Evo Morales-Alvaro García Linera y a favor del respeto a la votación del referéndum del 21 de febrero.

Militantes y simpatizantes masistas intentaron revertir también la situación con gritos a favor del proceso de cambio y al vicepresidente y en contra de la oposición.

En la tarde de este domingo el vicepresidente se reunió con el presidente Morales para seguir el desarrollo del proceso y esperar los informes con los primeros resultados.

Noticias Elecciones Generales 2019