OEA denuncia campaña de desinformación en su contra y descalifica estudios que niegan fraude en Bolivia

País
Publicado el 17/06/2020 a las 9h19

La Organización de Estados Americanos (OEA), mediante un comunicado, aseguró que existe una campaña de desinformación por la verificación y denuncia que realizó sobre el fraude electoral el pasado 20 de octubre en el país, y descalificó los estudios que cuestionan el informe.

“En los últimos días se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia. (…) Se llegó a citar en el estudio que presentan más contradicciones e imprecisiones, obviamente marcado por cierta orientación ideológica. Esa combinación demuestra una encomiable lealtad hacia el expresidente Evo Morales, pero se separa del conocimiento y los lleva a cometer graves errores políticos”, cita el comunicado que comparte Luis Almagro, secretario general de la OEA.

El organismo lanzó el comunicado después de que el New York Times publicó un artículo que pone en duda el trabajo de la OEA respecto a la auditoría electoral de 2019, lo cual tuvo repercusión incluso a en el Grupo de Puebla, conformado por políticos del continente afines a Evo Morales, que pidieron validar los resultados del 20 de octubre.

La OEA, sobre los estudios que niegan el fraude electoral, asegura que los mismos caen en irregularidades:

“En su afán por justificar un resultado de la elección, los autores llegan al extremo de ofrecer una explicación basada en los apellidos supuestamente indígenas de algunos votantes, lo cual, además de ser absolutamente especulativo y de desconocer el secreto del sufragio, podría ser calificado como racista y propio de una mirada colonialista”, indica.

Además, aseguran que al comparar la elección de Bolivia con el voto anticipado en los Estados Unidos y las elecciones de Brasil, “los investigadores exhiben una ignorancia profunda tanto de las diferencias abismales entre estos sistemas electorales como de los contextos en que se desarrollaron los comicios. Pretender justificar un resultado en Bolivia a partir de la tendencia encontrada en uno de estos otros países, ignorando deliberadamente las pruebas contundentes del fraude, es un ejercicio de mitomanía académica”, expresan.

En el comunicado explican que la “debilidad principal” de dichos estudios se realizan desde dos premisas falsas: la primera es suponer que los resultados reportados en el cómputo oficial son válidos.

El organismo argumentó que se detectaron actas pre llenadas, falsificadas, adulteradas y modificadas, por lo que cualquier análisis que tome como base la validez de estos resultados "no es confiable ni remotamente creíble"; La segunda falsedad es centrarse en el análisis estadístico. Explicó que un análisis estadístico por sí solo no valida ni comprueba un fraude, sino que da indicios de dónde observar con mayor atención. 

“El estudio estadístico realizado por la OEA no buscó validar u objetar el resultado, sino identificar comportamientos anormales o sospechosos en las tendencias para poder orientar el trabajo de los otros equipos de la auditoría, los cuales dieron con las pruebas incontrastables de la manipulación de la elección: los servidores informáticos ocultos, con capacidad para modificar los resultados, y las actas adulteradas”, detalla.

Mediante el comunicado, la OEA denuncia que: “En un intento desesperado por “lavar” el fraude electoral que se fraguó sin éxito en Bolivia y generar la percepción de que existe más de un estudio que respalde su posición, se hace referencia a un autodenominado “think tank” que en rigor no es más que un “propaganda tank” consagrado a la defensa de gobiernos ilegítimos en la región como el venezolano y el cubano”.

Concluye recordando que el trabajo en Bolivia fue con el respaldo de la Misión de Observación de la Unión Europea (UE).

“La UE consideró que ‘las decisiones del TSE, combinadas con la ausencia de explicaciones sobre sus decisiones y el cambio de tendencia dañaron irrevocablemente la confianza en el proceso de cómputo de resultados’”.

Noticias Elecciones Bolivia 2020