Áñez ataca rivales en 5 actos públicos; opositores ven que emula a Morales

País
Publicado el 03/09/2020 a las 6h22

En las últimas semanas, la presidenta interina y candidata por la alianza política Juntos, Jeanine Áñez, cargó en al menos cinco actos oficiales contra sus eventuales rivales, Carlos Mesa y el Movimiento Al Socialismo (MAS). Al primero, por ser “indiferente” ante el conflicto registrado por los bloqueos, y al segundo, de promover la violencia. Opositores observan que la mandataria utiliza los bienes del Estado para la campaña y  que “hace lo mismo” que Evo Morales.

La pandemia de la Covid-19 no evitó que la carrera política por la silla presidencial se detenga, por el contrario los ataques entre los principales contendientes continúan, pero lo más cuestionado fue que la mandataria utiliza diferentes actos públicos para llevar adelante su campaña.

Los ataques se acentuaron el pasado 6 de agosto. Áñez durante su mensaje presidencial arremetió contra los órganos  Electoral y Legislativo, además de exigir a los otros candidatos de unirse para ir en contra del bono.

 En la oportunidad la mandataria refirió que los bolivianos “deberán elegir entre los que dan bonos y los que lo impiden”. “De aquí en adelante, en Bolivia, hay dos caminos. El camino de los que saben hacer solidaridad y el camino de los que no saben hacerla”, insistió.

La presidenta Áñez, durante la firma de contratos para reactivar programa de GNV en el departamento de Tarija, atacó al candidato a la Presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, y lo acusó de esconderse ante el primer conflicto que existe en el país.

“Estamos acá nosotros, con ese compromiso de velar por la gente y sus necesidades, estamos acá para enfrentarlo, no para escondernos como lo hace Carlos Mesa, no para estar encerrado y al primer conflicto renunciar o esconderse”, refirió el pasado 25 de agosto.

A la vez calificó al MAS de “violento” y que lo único que busca es “guerra civil”.

Pasaron dos días y la arremetida de Áñez volvió, en la inauguración del Hospital del Sur en El Alto. Calificó de “indiferente” a Mesa ante el conflicto vivido, además de haber hecho “críticas destructivas”.

“Desaparece (Mesa) cuando hay problemas, eso significa no tener compromiso”, dijo al indicar que “miró de palco’’, la violencia que sufrió el país.

Respecto al MAS sostuvo que “perder vidas por falta de oxígeno fue un acto perverso y criminal y eso fue lo que hizo Evo Morales, el MAS, perjudicar en un momento tan sensible”.

El 31 de agosto, Áñez cuestionó a Mesa por no pronunciarse sobre los presuntos abusos contra menores de edad que habría cometido el expresidente Morales. “¿Dónde está don Carlos Mesa que no sale a reclamar por estos delitos de pedofilia como si no tuviera una familia que defender? Eso es vergonzoso”, manifestó la jefa de Estado, durante el acto del inicio de una obra en El Torno, Santa Cruz.

Agregó: “Condenamos y rechazamos todas las atrocidades que ahora salen a la luz pública y seguramente el entorno cercano tenía conocimiento, pero pecaron de encubridores y ese tipo de delitos no se pueden socapar”.

Esta confrontación continuó este 1 de septiembre en San Carlos, Áñez exigió a Mesa pronunciarse sobre los actos de Morales y reprochó  su “silencio cómplice”.

“Me dirijo una vez más a Carlos Mesa: pronúnciese señor Mesa, demuestre la indignación que sentimos todas las mujeres con esas acusaciones de violación o de abuso de niñas, no se esconda como lo hizo en noviembre (de 2019), no se esconda como lo hizo hace unas semanas (durante el bloqueo de carreteras)”, señaló en el acto oficial.

El pasado lunes, en la inauguración del Centro de Conciliación y Arbitraje de Colegio de Abogados de Santa Cruz, Áñez le pidió al país confianza en su Gobierno y remarcó que, entre otras cosas, frenará “la violencia” del MAS, así como la pedofilia.

Analistas: Áñez es más candidata que presidenta

Estas acciones de confrontación demostradas por la presidenta Jeanine Áñez son una muestra de que la mandataria actúa como candidata y recurre a los actos públicos para atacar a sus adversarios, aseveraron analistas.

El politólogo Paúl Coca refiere que la Presidenta evidenció un discurso de confrontación.  “Ella es también candidata, eso no podemos olvidarlo porque ella no lo hace. Por eso, ataca  a los otros candidatos, incluyendo al MAS. Aprovecha las circunstancias para generar proselitismo en su favor”, manifestó.

Agregó que en todo este periodo se ha visto la confrontación de la Presidenta contra los órganos Legislativo, el Electoral y los candidatos.

Evo Morales durante su mandato fue criticado debido a  que muchas veces los actos oficiales a los que asistía a diario, transmitidos en vivo por medios estatales, terminaban convirtiéndose en plataformas de campaña electoral, por sus discursos, las constantes manifestaciones de respaldo a su candidatura y el uso de banderas del MAS, explicó.

“El discurso es polarizado y electoralista porque incluye a los candidatos y la campaña, cuando su responsabilidad por ley es dar un informe de gestión. Polariza la economía y la pandemia cuando dice: Los que quieren bonos y los que no quieren bonos y los que no defienden los bonos. Una actitud irresponsable con las necesidades de la gente y con la salud que es lo que más necesitan los ciudadanos”, sostiene el abogado constitucionalista, José Luis Santistevan.

Asimismo, le recordaron a la mandataria que en enero prometió hacer campaña fuera de horarios de oficina, situación que no cumplió. Además, la Presidenta aprobó un decreto supremo en el que se prohíbe el uso de bienes del Estado para campañas electorales.

Noticias Elecciones Bolivia 2020