Los recovecos de un “libro impublicable”

Cultura
Publicado el 16/06/2019 a las 0h00

Carlos Decker-Molina

Escritor

Quítale algunas cosas.

—¿Cuáles?

El padre señaló algunos párrafos que había subrayado.

—¿Qué te parece la totalidad? —preguntó la hija.

—Es un libro impublicable.

—¿Te opones a que lo publique?

—No, pero… no te irá bien… es un mal libro.

Ella cuenta lo que le dijo su padre, pero, en otra entrevista en algún diario, aclara que su libro es “un homenaje al compromiso” ¿revolucionario en tiempos de guerra fría?, me pregunto.

Ella continúa: “Mucha gente pensaba como él, pero muy pocos fueron a luchar de verdad”.

¿Admira la valentía de su padre?, me vuelvo a preguntar y voy más lejos al opinar: la ideología hacía fácil comprometerse.

Ella sigue: “Hoy la política es politiqueo, me parece que en otra época existía la gran política”.

Laurence Debray, hija de Regis Debray y Elisabeth Burgos, ha escrito una crónica familiar testimonial y autobiográfica. Menos dadivosa con el padre y más comprensible con la madre. Sin embargo, abre el paraguas con una cita de Molière en el “Misántropo2 que dice: “Cuanto más se ama a alguien menos debe adulárselo, el verdadero amor es el que no perdona”. Y ella no perdona sobe todo a Regis, el padre, que incluso olvidó recogerla de la escuela.

El libro tiene seis capítulos, sin duda los dos o tres primeros son lo que tienen una relación directa con Bolivia porque cuenta, desde su esquina de hija, lo que sus padres vivieron en la Habana, Perú, Bolivia, otra vez Cuba y Camiri, el juicio y la liberación de Regis.

A los bolivianos de mi generación o algunos periodistas autores de libros sobre la guerrilla del Che les parecerá carente de investigación. La foto tomada en Muyupampa, central en el relato de la captura de su padre, está calificada como “una verdadera novela”. La amistad de su padre con la familia Quezada, que aparece mencionada (la madre y Guido) como si hubiera sido una simple casualidad. Quiero creer que Elisabeth, su madre, pudo sugerirle buscar algunas fuentes importantes como el periodista Salazar del Barrio.

Sí, soy consciente de que estoy pidiendo demasiado, porque al fin no es un libro sobre la estancia de Debray en Bolivia.

En efecto, es la mirada de una hija adolorida por no haber sido ella el centro de los afectos intelectuales y sentimentales que sus padres tenían por la revolución. Un mal recurrente en casi todas las familias de aquella época. Hijos que acusan por ser de segunda clase en el exilio europeo o reclaman “¿no pensaron en mí en vez de la revolución?”. En comparación con otras personas de su generación con padres revolucionarios, ella ha sido una privilegiada, no ha tenido necesidad del exilio ni ver a sus padres destrozados por el trabajo manual.

Los padres de Laurence y otros “prefirieron una vida de clandestinidad y conspiración. El arraigo es burgués; optarán por la persecución y los secretos”.

El punto de partida para escribir el libro surge en Madrid, con motivo del lanzamiento de la biografía del Rey de España escrita por ella, entonces un periodista le preguntó si es hija del intelectual francés acusado de haber entregado al Che.

Laurence encaró a Regis y éste dijo simplemente: “Tu madre lo hizo muy bien” en referencia al artículo publicado en Liberation en 2001, cuando la polémica alimentada por la hija del Che cobraba importancia. Ya en 1996 Le Monde escribió: “Calumnias castristas”.

Laurence confirma la versión, cada vez más aceptada, de que el ejército boliviano sabía de la presencia del Che y usa el verbo de su padre: “Ni la apariencia física del Che ni su presencia en Bolivia en aquella época son objeto de los interrogatorios, hace tiempo que lo conocen. Lo que les interesa a esos señores es el contexto, el contenido de nuestras conversaciones, los planes, los contactos”.

Para completar su investigación familiar, Laurence viajó a Bolivia con unos ahorros logrados en su trabajo financiero en Nueva York. Llegó a La Paz, pasó a Santa Cruz y después a Camiri. Se alojó en el mismo sitio en que se alojaron sus abuelos, el Chez Marietta; entró en el cuartel, ubicó la celda de su padre “convertido en un trastero” y escribe: “Contrariamente a mi madre, nunca me ha gustado Bolivia ni la tristeza que allí reina… me gustan los colores intensos del Caribe”. Líneas más, vuelve al embate: “El odio que se refleja en los ojos de los indígenas bolivianos, cuya primera señal de revuelta es el mutismo, me paralizaba” y termina el capítulo con una nueva cita de un de los personajes de Molière. “¿Qué diablos fue a hacer mi padre en esa galera?”.

El tedio de no ser entendida y atendida como lo hacía su abuela Janine, además el entorno elegante de la casa de los abuelos, con fragancias caras y vestidos de marca (en aquellos tiempos las marcas estaban reservadas sólo para la burguesía ilustrada o no) de la casa de sus abuelos donde “me sentía bien” y no esas boardillas llenas de libros y papeles desparramos por el piso y pollo frito en el mejor de los casos.

El libro tiene una distancia típica de la historiadora y la curiosidad por saber quiénes eran en realidad sus padres. Es un relato a veces tierno, a menudo feroz sobre todo cuando del padre se trata. Evita contar en detalle sobre las “damas” del padre, ese plural hace pensar en más de una y muy a la pasada habla de un medio hermano, pero nunca de la madre de éste. Y, sobre Elisabeth, su propia madre, tampoco abunda la información que no sea la necesaria.

Menciona con cariño a Eduardo Arauco (boliviano) aunque no escribe el apellido, fue él quien le enseñó a manejar bicicleta, igual que a Juan Claudio Lechín.

Tiene frases que me parecen certeras como “En los países machistas, las mujeres están a cargo del ministerio del interior” o “habría que poner una etiqueta a ciertos políticos que dijera: caduca a parir del año 2000”.

Aparece también la dialéctica: “¿Me he construido a mí misma en oposición a…? En cualquier caso, me he hecho a mí misma gracias a los que mis padres no eran”.

Recomiendo “Hija de revolucionario” porque es una lectura de una época que fue de sus padres y no de ella, pienso que la suya comienza con este libro.

Todos tenemos nuestra época.

Tus comentarios


El cineasta y escritor Juan Cristóbal Ríos ofrece taller de documental y cómo contar una historia en cuatro tomas. Este evento se desarrollará a través de Zoom desde el 17 de agosto, pero ya están...
Disney planea relanzar la saga de "Tron" y anunció el fichaje de Garth Davis, director de "Lion" (2016), para encabezar este proyecto que, con Jared Leto como protagonista, llevaba varios años...
El Zinemaldia colaborará con el Festival de Cine de Zúrich en la organización de un mercado para producciones independientes con el fin de impulsar su distribución internacional y revitalizar el...
Sexy, brillante, divertido, malagueño por los cuatro costados, familiar, cariñoso, trabajador, muy trabajador, cabezota, a veces, gafe, y único. Todas esas palabras, y algunas más, llevan cuarenta...

En Portada
El ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, afirmó que esta fecha sería una garantía de que no habrá más postergaciones. Dijo que asistirán a todas las...
El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó hoy en Cochabamba que se ha decidido cambiar la ruta de la caravana de camiones cisterna de oxígeno, debido a...

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, aseguró que algunos fusiles que exhiben los bloqueadores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) son del...
El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Cochabamba, Yercin Mamani, informó hoy que la producción local de oxígeno abastece solo el 25 por...
El secretario de la Madre Tierra de la Gobernación, Alan Lisperguer, informó que cinco personas fallecieron en un incendio en Tiraque.
La Sala Situacional decidió “micro encapsular” la zona de La Maica, en el extremo sur de la ciudad, este jueves para realizar el patrullaje preventivo para...

Actualidad
El pleno de la Cámara de Senadores aprobó este miércoles, en grande y detalle, el Bono Contra el Hambre, de Bs 1.000,...
El secretario de la Madre Tierra de la Gobernación, Alan Lisperguer, informó que cinco personas fallecieron en un...
La mesa de diálogo convocada por la Alcaldía de Cochabamba para solucionar el conflicto por la gerencia de la Empresa...
El candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos D. Mesa considera que existen tres vías para...

Deportes
La falta de una respuesta desde el Ministerio de Educación, Deportes y Culturas y el Ministerio de Salud sobre los...
El partido se jugará hoy desde las 15:00 (HB) en el estadio do Sport Lisboa, propiedad de Benfica, a puertas cerradas...
La deuda de 700 mil dólares a San José es la piedra en el zapato de la gestión del actual directorio de la Federación...
La Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) convocó  la Asamblea  Ordinaria de la entidad para el sábado 26 de septiembre...

Tendencias
Un Plan de Digitalización de MIPYME para el Comercio Exterior permitirá la creación gratuita de al menos 10 mil páginas...
Encontrar la vacuna contra el nuevo coronavirus (Covid-19) se ha vuelto en una tarea a contrareloj para la doctora...
La ciencia-ficción, mediante la popular serie de televisión Star Trek (Viaje a las estrellas), inspiró a una empresa...
En Latinoamérica, en promedio, el 30 por ciento de las mujeres nunca o casi nunca han tenido un orgasmo, lo cual, a...

Doble Click
La película “Cholitas”, que narra la expedición al Aconcagua de un grupo de mujeres indígenas bolivianas, ganó el...
El Centro de la Cultura Plurinacional Santa Cruz (CCP), dependiente de la Fundación Cultural del Banco Central de...
Una treintena de proyectos de arte públicos han tomado las calles de Nueva York como parte de una iniciativa de la...
Kurt Luedtke, ganador del Óscar al mejor guion adaptado por la película "Out of Africa" (1985), murió a los 80 años,...