Elmer Huerta, el doctor que se ganó el corazón de los bolivianos

02/06/2019

Yvonne León

La voz clara y franca del doctor Elmer Huerta respondiendo dudas a quienes llamaban a radio nacional Panamericana, dejó huella en la memoria de los radioescuchas que recurrían a sus consejos sobre salud y prevención.

La popularidad del doctor entre los bolivianos transcendió fronteras. Es la tercera población que visita su consultorio llamado Preventorio ubicado en Washington, EEUU.

Huerta es un oncólogo peruano que vio en los medios masivos una forma de llegar al paciente con su mensaje de prevención. Hace 20 años empezó a trabajar con la cadena CNN en español y pudo expandirse a varios rincones.

“A partir de esa colaboración, empecé a tener llamados de países de América Latina y he tenido segmentos regulares con emisoras en Colombia, Perú y así fue que hace 15 años me contacté con gente de radio Panamericana acá en Bolivia”, explica el galeno.

dsc_1789.jpg

El doctor Elmer Huerta junto a los galenos de la Fundación Arca de Salud en la inauguración de la unidad móvil de detección de cáncer.
Pablo Rivera

La pasada semana, en el marco de la inauguración de una unidad móvil de detección de cáncer de mama, Huerta dio dos conferencias en Cochabamba, la primera se realizó en el auditorio de la Universidad Católica Boliviana (UCB), con un lleno total. Si bien la charla duró casi una hora, la ronda de preguntas se extendió por más de 60 minutos, ante la insistencia de los oyentes.

Las mujeres eran la mayoría del público que asistió esa noche, al igual que en las consultas que se hacen desde Bolivia al doctor en EEUU.

 “Yo creo que las preguntas más frecuentes son enfermedades que tienen que ver con niños, enfermedades que tienen que ver con mujeres. ¿Por qué? Porque son más mujeres que hombres las que llaman en general y la mujer se preocupa más de su salud familiar y la de sus hijos, de su esposo y su salud”, interpreta el oncólogo.

El 2016, se presentó el libro “100 preguntas sobre tu salud al Dr. Huerta” en el cual se recopila las consultas que le hicieron durante este tiempo.

“Las preguntas más frecuentes son relacionadas a presión alta, la diabetes, que son los más comunes, las enfermedades crónicas, y sus preguntas de todo nivel”, explica.

Su cariño por Bolivia

Huerta llegó al menos 10 veces al territorio nacional, y no se siente extraño. Al ser Bolivia un país hermano es idéntico. “No siento que vengo a un país extranjero”, señala.

La anterior semana fue la primera vez que visitó Cochabamba ya que muchos de sus pacientes en EEUU le recomendaron visitar la Llajta por la variedad gastronómica.

La Paz le recuerda a su lugar de nacimiento. El galeno nació en la región peruana Áncash donde las zonas montañosas ocupan el 72 por ciento de su territorio y donde se encuentran nevados.

Huerta cada que llega prueba marraquetas con queso en el desayuno, una deliciosa tradición que también se practica en Perú.

La unión de los medios y la prevención

Huerta estudió en Lima durante cinco años para “dar quimioterapia a los pacientes con cáncer”, él estaba en su segundo año ejerciendo su profesión cuando sufrió “una gran decepción y una crisis profesional”.

“Me daba cuenta que mis pacientes se morían, mis tratamientos no funcionaban, eran carísimos para algunos y no podían accederlo. Entonces ¿qué pasaba?, que estos pacientes llegaban muy tarde, con cáncer avanzado, y me preguntaba: ‘Yo que hago acá enriqueciendo y mis pacientes muriendo’”.

En una ocasión, llegó a su consultorio una mujer limeña con cáncer avanzado de útero. La paciente ignoraba sobre la prueba de Papanicolau, pero sí conocía sobre las historias de las novelas que pasaban en los medios.

“Ese día yo decidí dejar la oncología médica, irme a EEUU para estudiar medicina detección y prevención del cáncer. Y decidí  que iba a hacer más por la educación del público para evitar que llegue tarde y qué mejor que este micrófono. Esa fue mi inspiración”, recuerda.

Huerta es fiel a su mensaje de prevención y debido a que las grandes enfermedades son: el cáncer, enfermedades del corazón y la diabetes, su mensaje va en contra de los alimentos procesados y bebidas azucaradas, gran parte de las empresas que publicitan en los medios.

“Yo estoy seguro que a ellos no les gusta mi mensaje. Yo tengo que manejar con mucho cuidado, pero he decidido que ese es mi mensaje”, reflexiona.

El público y sus pacientes pueden sentir la sinceridad en sus palabras y tienen la confianza de volcar sus dudas sobre su salud y la de los seres que aman al “médico de la radio”.

Créditos redacción: 

Redacción: 
Yvonne León

Créditos fotografía: 

Vídeo: 
Gerardo Bravo
Fotografía: 
Pablo Rivera, Agencia Andina de Perú y RPP