Azerbaiyán y Armenia reviven la guerra del Nagorno-Karabaj

06/10/2020

ALFREDO JIMÉNEZ PEREYRA

El conflicto armado entre Armenia y Azerbaiyán, el cual data desde principios de los años 90 se avivó en la última semana, y está en riesgo de convertirse en un conflicto armado a gran escala, el cual integraría a otras naciones, como Turquía, Rusia y hasta EEUU.

Nagorno Karabaj es la región que se encuentra en disputa desde 1991 por ambas naciones. Se trata de una región separatista de Azerbaiyán, y la cual es integrada en su mayoría por población armenia. El conflicto, en aquel tiempo, dejó alrededor de 30.000 víctimas mortales.

Tres años después hubo un cese al fuego e intentos por conciliar la paz entre ambas naciones, pero ambos sectores han incurrido en una serie de violaciones.

¿Qué es Nagorno-Karabaj?

Es un territorio montañoso, poblado en su mayoría por armenios, pasó a formar parte de Azerbaiyán en 1921 por decisión del Buró Caucasiano del Partido Comunista de Rusia. En enclave formaba parte de las provincias del Imperio ruso, que a principios del siglo XX, hubo sangrientos enfrentamientos entre los habitantes armenios y azerbaiyanos del territorio por motivos religiosos, según la BBC. 

La entrega del territorio a Azerbaiyán por las nuevas autoridades comunistas lideradas por Vladimir Stalin en 1921 siempre provocó el malestar de la población armenia, que, de acuerdo a los censos, era ahí mayoría. Dos años después recibió un estatuto de autonomía dentro de la Unión Soviética. 

En 1988, cuando empezó a disolverse la Unión Soviética, estallaron enfrentamientos de ambas regiones por el territorio, en un contexto en que Armenia y Azerbaiyán seguían formando parte del bloque hasta su caída en 1991. 

¿Cuál es el papel de Rusia?

Rusia quiere erigirse en árbitro, pero también es proveedor de armas de ambos y teórico aliado militar de Armenia.

Fue Moscú quien medió para lograr el alto el fuego en mayo de 1994. También ayudó a poner fin a la Guerra de los Cuatro Días en abril de 2016, una escalada bélica que mató al menos a 110 personas. Pero Armenia está más en sintonía de la órbita de Moscú como miembro de los bloques económicos y militares regionales liderados por Rusia (OTSC y Unión Económica Euroasiática), mientras que Azerbaiyán no lo es, reseñó el diario el Mundo. 

Turquía apoya  Azerbaiyán

El Gobierno turco apoya oficialmente a Azerbaiyán y sus reclamaciones sobre la región de Nagorno Karabaj. Las relaciones de Ankara con Ereván se vieron interrumpidas cuando los armenios ocuparon distritos azerbaiyanos en 1993, y la frontera está cerrada desde entonces. Desde 2011, Ankara ha apoyado de una manera más activa la postura de Bakú, informó AFP. 

En parte es una estrategia política de consumo interno por parte del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pero tampoco hay que soslayar las aspiraciones de Ankara: más influencia en el Cáucaso y más independencia energética de Rusia, un plan que interesa a Bakú también. 

¿Qué postura tiene Irán?

Teherán apoya la posición de Armenia y a Nagorno-Karabaj. Existe una competencia entre Irán y Turquía por el control o el liderazgo de los musulmanes en el sur del Cáucaso. 

Pero Armenia no puede contar con Teherán por la lista de sanciones que sufre, pues le restan margen de maniobra.

Azerbaiyán se siente envalentonada por el apoyo que recibe desde Turquía

Es común en este conflicto de larga duración que ambos bandos se acusen mutuamente de disparar primero. 

Es difícil verificar la información oficial de forma independiente, indicó Rayhan Demytrie, corresponsal de la BBC en el Cáucaso.

El apoyo de Turquía puede envalentonar a Azerbaiyán. En agosto, el ministro azerí de Defensa dijo que, con la ayuda del ejército turco, Azerbaiyán cumpliría su “sagrado deber” de recuperar los territorios perdidos.

Los azeríes son una población de origen turco con la que Turquía tiene estrechos lazos, aunque, a diferencia de los turcos, la mayoría de los azeríes son musulmanes chiítas, no sunitas, reseñó la agencia TASS. 

Turquía no tiene relaciones con Armenia, un país mayoritariamente cristiano ortodoxo que históricamente se ha apoyado en Rusia.

Irán, un estado principalmente chiíta, tiene una gran comunidad de etnia azerí, pero mantiene buenas relaciones con Rusia.

Desde el colapso de la URSS en 1991, las divisiones étnicas en Armenia y Azerbaiyán se han profundizado aún más: según un informe armenio, en 2004 solo 30 personas en Armenia (con una población de 3,1 millones) se identificaban como azeríes, mientras que el censo de 2009 en Azerbaiyán (9,7 millones de habitantes) registró 183 armenios que vivían en áreas azeríes que no fueran Nagorno Karabaj.

Marcado interés internacional

Cualquier escalada de la violencia puede desestabilizar la economía global, dado que el Cáucaso sur es un pasillo para gasoductos que llegan desde el mar Caspio hasta los mercados mundiales.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, le ofreció su apoyo a Azerbaiyán durante esta nueva crisis, mientras que Rusia, tradicionalmente visto como aliado de Armenia, exigió un alto el fuego inmediato y el inicio de un diálogo para estabilizar la situación.

En otras reacciones, Francia, que tiene una gran comunidad armenia, pidió un alto el fuego y el inicio del diálogo, e Irán, que tiene frontera con ambos países, ofreció mediar en conversaciones de paz.

Estados Unidos dijo que contactó a ambas partes para urgirles a “cesar las hostilidades inmediatamente y evitar palabras y acciones de poca ayuda”.