Munay, una granja que se adapta a la pandemia por el amor a los animales

17/05/2021
La visita guiada dura 90 minutos. Las personas recorren diferentes sectores y aprenden sobre las características de los animales de granja, cuidados, alimentación, producción ecológica y otros.

Ulises Cabrera

La Granja Munay, en Sacaba, es un espacio de  contacto con la naturaleza y  que busca educar sobre los animales. 

“Muna”, significa aprender y “Munay, querer”, por ello se enfoca en que sus visitantes quieran aprender sobre la producción ecológica y los animales de granja.

Sin embargo, como muchos emprendimientos se adapta  a las medidas por la pandemia. Ahora ofrece visitas guiadas a las familias.

Este emprendimiento familiar funcionó dos años, desde el 2018 hasta marzo de 2020.

Antes, ofrecían recorridos sólo para niños de escuelas. Ahora, por la crisis sanitaria, decidieron brindar recorridos para familias.

Daniel James
La Granja Munay alberga diferentes especies de animales como avestruces, ovejas, vacas, burros, llamas, caballos, gallinas, peces y otros. Próximamente contará con más.

La granja cuenta con protocolos de bioseguridad como la toma de temperatura, alcohol en gel, pediluvio y el uso obligatorio del barbijo.

Por el coronavirus, la granja estuvo a punto de cerrar. Vivian Alvarado, una de las hijas y propietarias, explicó que fueron momentos difíciles sobre todo para el alimento de los animales. 

Antes solían comprarla, sin embargo, esta crisis los llevó a  generar su propio alimento.

Respecto a recibir adultos, Wilson Gonzáles, otro de los administradores, aseguró que es una experiencia distinta al público que tenían.

Explicó que a los niños se los puede controlar o recomendar de mejor manera, pero en cambio los padres “muchas veces se quedan con los animalitos y no lo comparten con los niños. O cuando queremos hacer participar a los pequeños haciéndoles preguntas, son los mayores los que levantan las manos, en fin, son muchas las situaciones”.

Munay, una granja que se adapta a la pandemia por el amor a los animales

Texto subtítulo: 

Recorrido

La visita dura unos 90 minutos. Las personas recorren diferentes sectores y aprenden sobre las características de los animales, cuidados, forma de alimentación, producción ecológica. No obstante, la temática que abordan difiere según la edad.   

Gonzales explicó que el orden elegido para el recorrido es para que en principio las personas, especialmente los niños, tomen confianza.

2_me_2_jamessssss.jpg

El sector destinado a las aves.
Daniel James

El primer sitio es el área de las palomas, gallinas y cuis. 

Luego, visitan a los pavos, gansos africanos, gallinas de guinea, peces y conejos. El potrero es el siguiente paso, en este lugar hay ovejas, burros, un caballo, vacas y avestruces.  

La granja cuenta con dos lagunas, en una de ellas está la carpa koi (peces de colores) y la otra es un criadero que está dividida también en dos. En temporadas suelen también vender pescados.

Los visitantes pueden tocar o cargar a los animalitos de cada sector, los mismos no son agresivos. En el recorrido existe mucha interactividad con el guía y los animales.

“Lo que se intenta es que ellos puedan valorar y amar a estos seres vivos. En algunos casos, especialmente los mayores, rememoran cómo era criar algunas de estas especies en los campos. Consideramos que es una buena terapia”, sostuvo Gonzales. 

Texto subtítulo: 

¿Cómo acceder a una vista?

La familia interesada debe contactarse con los números 797-96276 o 797-08252 y hacer su reserva. Los días disponibles son sábados, domingos y feriados a las 10:00, 14:00 y 16:00. 

El ingreso tiene un costo de Bs 20. Los niños mayores de 5 años pagan su entrada. La granja Munay está  en Sacaba. 

Texto subtítulo: 

Sepa más

EMPRENDIMIENTO 

Orlando Alvarado compró tres hectáreas de terreno hace tres décadas. 

Tanta era su pasión por la vegetación que decidió arbolizarlo e instalar su vivienda en el lugar. 

INICIO Y CAMBIO

Los primeros años funcionó como una granja de pollos, luego de cerdos. La suerte no le sonrió, así que por un tiempo decidió alquilarla. 

El futuro de este espacio cambió tras la llegada de un familiar del exterior que les comentó que las granjas educativas eran una tendencia. La idea se fue consolidando con las hijas hasta que en 2018 decidieron abrir la granja. 

PROYECTOS 

A la fecha, más de 80 escuelas  visitaron el sitio. Los animales se fueron acoplando de a poco. Wilson Gonzales, otro de los administradores, indicó que pretenden traer búfalos y construir cabañas. 

Créditos redacción: 

Redacción: 
Ulises Cabrera

Créditos fotografía: 

Fotografía: 
Daniel James