Demandó una inversión de 7,8 millones de bolivianos y comenzó a ser ejecutada por la empresa Codepana desde 2009.
José Rocha