Una pareja con un muñeco, que representa el anhelo de tener un hijo, en el templo de Santa Vera Cruz.
Carlos López