Uno de los espacios usados para la elaboración de cocaína.
Foto: Felcn