Trabajadores talan árboles nativos en Pocona.
CARLOS LÓPEZ