El que fuera profesor antes de caer preso en Chile ahora tiene una nueva vida en atención al usuario en Semapa y pide ver por los bolivianos presos en el extranjero.
DANIEL JAMES