El público de Municipal de Vinto, en el Capriles.
CARLOS LÓPEZ