Francia: Macron mantiene tensión con los “Chalecos amarillos”

Actualidad
Publicado el 18/02/2019 a las 0h00

Las respectivas apuestas parecen transitar sus momentos más difíciles en el caldeado conflicto social y político francés que ya lleva tres meses. Ni el movimiento de los chalecos amarillos ni el Gobierno del presidente Emmanuel Macron dieron el brazo a torcer y cada uno parece haber decidido porfiar para ganar. Sin embargo, en ambos extremos se advierten ya algunas señales de desgaste.

Los manifestantes de esta singular ola de protestas que se desató contra la política impositiva del Gobierno vieron disminuida su convocatoria. En un principio habían sumado más de 300 mil en todo el país, pero la semana pasada bordearon los 52 mil según diversos reportes. Por ello, al parecer, optaron por radicalizar la naturaleza de sus expresiones. Enfrentamientos entre manifestantes y policías, ataques a miembros del Gobierno y disturbios entre los mismos “chalecos amarillos” se volvieron eventos comunes en el marco de las protestas.

Otra señal del bajón constituye un enfrentamiento en las calles entre las facciones del movimiento “chalecos amarillos”, que ha puesto en evidencia las divisiones que hay dentro de los movilizados antigobierno. En un video difundido en redes sociales se puede ver cómo miembros del movimiento, identificados con el chaleco amarillo, se enfrentan entre ellos mismos a los puños, con piedras y palos el sábado 9 de febrero en la ciudad de Lyon, Francia. Se ha presumido que unos son del ala derecha, los otros, de izquierda radical.

Pese a ello, la intensidad de las movilizaciones no deja de conmover a toda Francia. Los enfrentamientos con la Policía la pasada semana volvieron a derivar en escenas de violencia con heridos, algunos de gravedad, y contusos en París, Burdeos y Lyon, es decir tres de las cuatro principales capitales francesas. Después de años, sino décadas, Francia volvió a exportar este tipo de imágenes al mundo.

En Burdeos, donde los encontronazos entre fuerzas del orden y manifestantes han sido una constante al final de cada protesta, el martes hubo algunos lanzamientos de proyectiles y objetos hacia los agentes. Estos respondieron con camiones de agua para desalojar la plaza de la catedral, donde se ubica también el Ayuntamiento. En Lyon, la movilización se saldó con 17 detenidos, según la Prefectura, cuando los agentes trataron de impedir con gases lacrimógenos que los manifestantes entraran en la zona comercial del centro de la ciudad.

 

nuevaassss.jpg

ENFRENTAMIENTOS La policía francesa contra un grupo de manifestantes.
AFP

ATAQUES

Así las cifras que marcan al conflicto continúan señalando su gravedad. Lo que empezó como una protesta por el incremento en los precios del combustible y posteriormente desencadenó en las revueltas contra la clase política, hoy deja dos muertos, cerca de 2.000 personas heridas, más de 100 con lesiones graves y cuatro han perdido un ojo. No sólo eso, 70 diputados franceses han sido víctimas de ataques en sus despachos o domicilios desde el comienzo de la crisis, según cifras del ministro del Interior, Christophe Castaner, recogidas por el diario “Le Parisien”.

La respuesta del Gobierno, que en principio asumió una postura entre conciliadora y de neutralización por su convocatoria a toda la clase política, también pareció violentarse. Ante los disturbios ha propuesto la conocida como ley “antialborotadores”, aprobada la pasada semana en primera lectura en la Asamblea Nacional. Se trata de una norma que ha sido observada por diversos analistas y políticos. También las autoridades publicaron listas con más de 1.700 manifestantes en pie de procesamiento.

Así la nueva gran revuelta francesa parece abrirse al escenario de las definiciones. Nada se muestra asegurado, pocos previeron que el conflicto trascendiese Navidad y, menos, que ya bordee el primer trimestre del nuevo año.

Si hay algo que además refuerza a los movilizados eso es el apoyo de la opinión pública. Desde el comienzo de la crisis, una mayoría de los franceses respaldó a los “chalecos amarillos”. En enero aquel respaldo llegó a ocho de cada 10 personas consultadas en las diversas encuestas.

El movimiento de los “chalecos amarillos” nació en septiembre del año pasado y en pocas semanas, al margen de los sindicatos y los partidos políticos. Su detonante: el alza de los precios de los carburantes. Su nombre hace referencia a las prendas fosforescentes que debe utilizar todo automovilista en Francia en caso de incidente en una carretera para tener mayor visibilidad. Dos de sus características iniciales fueron su notable capacidad de articulación y convocatoria a través de las redes sociales y su organización horizontal que hacía muy complejo identificar a los líderes del movimiento.

Si bien en un principio la segunda característica resultó intimidante, los analistas presumen que con el paso del tiempo ha derivado en ciertos niveles de anarquía y desavenencias entre los sectores movilizados. Está respaldado principalmente por la gente que vive en la periferia, provincias o zonas rurales, se ha convertido en un movimiento más amplio contra la política tributaria del Gobierno, que muchos consideran que favorece a los más ricos. Además de protestar contra el alza de los carburantes, las reivindicaciones de los “chalecos amarillos” son diversas. Algunos reclaman que se restablezca un impuesto a los más ricos, otros, medidas para aumentar el poder adquisitivo y los más radicales piden la renuncia de Macron.

 

otra_nuevaaaa.jpg

CONFLICTO Las protestas contra el aumento impositivo han llegado a momentos de mucha violencia.
AFP

ACTOS ANTISEMITAS

El presidente Emmanuel Macron denunció el miércoles un “aumento insoportable” de los actos antisemitas en Francia, a los que calificó de “nuevo giro en los acontecimientos relacionados con el movimiento” de los “chalecos amarillos”, indicó el portavoz del gobierno Benjamin Griveaux.

“El antisemitismo es un repudio a la República, de la misma manera que atacar a funcionarios o instituciones es un repudio a la República. Seremos intransigentes con aquellos que cometan ese tipo de actos “, dijo Griveaux, citando las palabras que Macron pronunció este miércoles durante una reunión de gabinete.

El pasado fin de semana se registraron en París varios actos de vandalismo con carácter antisemita, incluyendo pintadas de esvásticas, grafitis antijudíos y la destrucción de dos árboles plantados en memoria de un joven judío que fue torturado hasta la muerte en 2006.

Estos actos coincidieron con un nuevo sábado de protestas de los “chalecos amarillos” contra los impuestos considerados excesivos, la pérdida de poder adquisitivo y la política social del gobierno, que muchos consideran injusta.

Algunos miembros del gobierno han sugerido que estos actos antisemitas podrían atribuirse en parte a activistas de extrema izquierda y derecha que se han infiltrado en las protestas de este colectivo.

Pero no han presentado ninguna prueba directa de este vínculo y el aumento de los actos antisemitas es anterior a la emergencia de este movimiento de protesta, que vio la luz en noviembre pasado.

El ministro del Interior anunció el lunes que el número de delitos antisemitas registrados en Francia en 2018 aumentó un 74%, totalizando 541, frente a 311 en 2017, después de dos años de declive.

 

 

¿QUIÉNES SON?

Una aficionada al acordeón, un camionero y una vendedora de cosméticos, son algunos de los responsables detrás de los “chalecos amarillos”, el movimiento que puso en jaque al gobierno de Emmanuel Macron en lo que se considera su peor crisis institucional desde que llegara al poder en Francia hace menos de dos años.

Sus protestas comenzaron por el anuncio del ejecutivo francés de que subiría los impuestos a los carburantes.

Priscillia Ludosky es una de las caras más visibles en los medios franceses como líder del movimiento. Tiene 32 años y vive en Savigny-le-Temple, a 40 kilómetros de París.

El pasado mes de mayo, Ludosky lanzó una petición en la plataforma online Change.org que podría considerarse el inicio de la protesta.

Por otro lado, Jacline Mouraud, de 51 años, saltó a la fama cuando protagonizó un video denunciando el aumento en los precios del combustible y otras dificultades a las que se enfrentan los conductores.

El video de esta mujer, que vive en el departamento francés de Morbihan en la región de Bretaña, obtuvo más de seis millones de visitas.

Los gilets jaunes (chalecos amarillos, en francés) se definen como un movimiento transversal y sin cabezas visibles.

 

Tus comentarios

Más en Actualidad

A Jane Fonda la han arrestado cuatro veces en las últimas semanas, según información de agencias y diarios internacionales. La activista y afamada actriz...
De acuerdo a uno de los últimos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 422 millones de personas en todo el mundo tienen...
La ruptura de una pareja genera conflictos y sufrimientos, pero estos sinsabores se solucionan, cicatrizan y alivian mejor y más rápido cuando ambos...

La figura se repite incontables veces en el planeta: iglesias llenas, a veces con varios miles de personas, que bailan, cantan, rezan o se sumergen en profundos silencios y místicas posturas. Delante...

En Portada
El Gobierno de Rusia reconoció, mediante el  vicecanciller Serguéi Riabkov, a Jeanine Áñez como “nueva líder” de Bolivia hasta las próximas elecciones.

“Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver (...). Vamos a volver tarde o temprano (...), mejor lo antes posible para pacificar Bolivia”
El juez cautelar, Orlando Rojas, determinó hoy libertad para el dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Franclin Gutierrez.
El representante de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designado por el gobierno de Evo Morales, Sacha Llorenti, anunció que no renunció...
La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) eligió al diputado por El Alto, Sergio Choque Siñani como nuevo presidente de la Cámara de Diputados en reemplazo...

Actualidad
Desde Nicaragua, el canciller de Bolivia, Diego Pary, aseveró que Evo Morales, quien se encuentra en México en calidad...
La Alcaldía de Cochabamba comunicó a la población que este jueves no atenderá al público ante el anuncio de...
Esta mañana, las Fuerzas Armadas reconocieron a Fernando López Julio como nuevo Ministro de Defensa en el Colegio...
La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) eligió al diputado por El Alto, Sergio Choque Siñani como nuevo...

Deportes
El torneo Clausura de la División Profesional apunta a reanudarse el miércoles 20 de este mes luego de que los...
Conmebol aseguró a la Federación Boliviana de Fútbol que financiará la construcción de la Casa de la selección
“Hemos decidido dar un paso al costado, porque no podemos ser irresponsables y obligar a jugadores a entrenar en...

Tendencias
Hoy es el Día Mundial de la Diabetes, enfermedad crónica que va en aumento a nivel mundial
Un equipo de científicos americanos y españoles ha encontrado, en un fragmento de resina fosilizada, la primera "avispa...
La recuperación de moléculas del molar de un gran simio que vivió en Asia hace dos millones de años ha permitido...
Ansiedad, angustia, miedo, confusión, irritabilidad, estrés crónico e insomnio son algunos de los estados emocionales...

Doble Click
La XVII edición del Festival internacional de cine LGBTI, que reúne 84 obras de 31 países
La música puede sensibilizar a las personas para que reflexionen sobre lo que sucede a su alrededor o a la gente
En una sencilla ceremonia, en medio del complejo despertar social de Chile, se realizó el sábado la entrega de premios...
La música nos genera placer por la combinación de las expectativas que tenemos de una pieza y la sorpresa que sentimos...