José Antonio Quiroga: “Es mejor prepararse para el post evismo”

Entrevista
Publicado el 11/09/2017 a las 0h00

PROSPECTIVA | QUIROGA DIVIDE EN TRES ETAPAS AL PROCESO LIDERADO POR EVO MORALES. CRITICA ESPECIALMENTE LA TERCERA, A LA QUE DENOMINA DE “DESCOMPOSICIÓN”. ASEGURA ADEMÁS QUE, TRAS LA DERROTA OFICIALISTA EN EL REFERÉNDUM DE 2016, HAN EMERGIDO LAS BASES DE UNA OPOSICIÓN MUCHO MÁS ESTRUCTURADA Y CON OPCIONES DE PODER.  

El gobierno de Evo Morales atraviesa una de las coyunturas más complejas y polémicas de sus 11 años y medio de gestión. El conflicto por el TIPNIS, las elecciones judiciales, la nueva intentona para la re-postulación presidencial agitan al país y le dan extraños matices al denominado “proceso de cambio”. Sobre esa coyuntura y sus proyecciones conversó con OH! el analista José Antonio Quiroga.

 

OH!: ¿Con qué palabra definiría el actual momento que atraviesa el proceso político que encabezan Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo? ¿Por qué?

¿En una palabra? Yo diría que “descomposición”. Descomposición entendida en sus dos sentidos: de desagregación y de degradación orgánica.

Por un lado, tiende a fracturarse progresivamente el bloque social que impulsó el “proceso de cambio”. Comenzando por las organizaciones indígenas agrupadas en CONAMAQ y CIDOB que protagonizaron las marchas en defensa del TIPNIS, pasando por el Comité Cívico de Potosí y los cooperativistas mineros, hasta las movilizaciones actuales de los productores de coca de los Yungas y los pobladores de Achacachi, cada vez hay mayor conflictividad entre las organizaciones sociales y el gobierno del MAS.

Por otro lado, hay una degradación moral e intelectual del régimen y una distancia creciente respecto a los ideales y promesas con los que llegó al poder. Los casos de corrupción se multiplican y se conocen a menudo por disputas internas en el equipo de gobierno. Esta descomposición delata la fragilidad institucional, los límites del prebendalismo para sostener a las clientelas corporativas, el agotamiento programático y el extravío ideológico que opta finalmente por repetir las inercias del pasado. Podría decirse lo mismo de muchos de los procesos que aspiran a ser revoluciones sociales y terminan como vulgares tiranías.

 

OH!: ¿En qué etapas divide el denominado “proceso de cambio”? ¿Qué errores y aciertos halla en ellas?

Podríamos convenir en que hay tres etapas distintas que coinciden con los sucesivos gobiernos del presidente Morales.

La primera de ellas es la que va de la victoria electoral de diciembre de 2005 hasta la aprobación de la nueva Constitución en 2009. Es el momento épico del “proceso de cambio” con la insólita presencia de un dirigente cocalero en la presidencia y de representantes de las organizaciones sociales e indígenas en distintos ámbitos del poder político. Es la etapa marcada por la “nacionalización” de los hidrocarburos (aunque con costos recuperables para las transnacionales, la tumultuosa Asamblea Constituyente y la instalación de una poderosa narrativa refundacional. Todo ello expresaba la emergencia de nuevas elites y un viraje en el modelo de gestión estatal, en sintonía con la corriente regional del socialismo del siglo XXI.

Una segunda etapa, que va de 2010 a 2014, corresponde a la consolidación del Estado corporativo (que algunos insisten en llamar plurinacional). Se aprueban leyes, se definen políticas públicas y se asignan recursos que fortalecen el capitalismo de Estado y la economía popular. El MAS se vuelve hegemónico con la ampliación de sus alianzas sociales y empresariales, como los agroindustriales del oriente y los banqueros. Es la etapa de mayor disponibilidad de recursos financieros de nuestra historia. Pero junto a esta expansión política y económica afloran las limitaciones y retrocesos respecto al ideario de la Constitución.

La tercera etapa comienza con la reelección inconstitucional de Evo Morales y García Linera en 2014. Es la fase actual, signada por una sucesión de errores en la conducción estratégica del “proceso de cambio”, en un contexto económico e internacional muy adverso. El primero de esos errores fue la convocatoria al referéndum constitucional del 21 de febrero de 2016, al inicio del actual periodo gubernamental. El segundo fue desconocer los resultados de ese referéndum y practicar una fuga hacia adelante, aprobando proyectos como la planta nuclear rusa, las represas del Chepete y del Bala, la construcción de los dos palacios, la carretera por el TIPNIS, etc. Un tercer error fue la convocatoria a elecciones judiciales sin un acuerdo nacional para la reforma de la justicia.

Es el momento en el que termina de desnudarse el proyecto de poder del régimen y se multiplican las denuncias de corrupción, como el caso del Fondo Indígena o YPFB. Se acelera la descomposición a la que hacíamos referencia. Es un momento de declinación.

 

OH!: Dada la coyuntura económica, el desgaste natural en el ejercicio del poder, el nuevo contexto internacional, etc., ¿cuán debilitado cree que llegue el MAS al próximo proceso de elecciones presidenciales?

Ciertamente llegará en peores condiciones que las de las anteriores elecciones de 2009 y 2014. Con el agravante de que Evo Morales no puede ser candidato y el MAS no está preparado para la transición. Pero antes de las elecciones generales de 2019 vendrán las elecciones judiciales de fin de año que previsiblemente tendrán resultados más desfavorables para el MAS que las de 2011 y la del referéndum del 21F de 2016. Con el desgaste de 14 años de ejercicio continuo del poder, sin bonanza económica y sin caudillo, lo previsible es que al MAS le vaya mal en las próximas elecciones generales. Lo cual no quiere decir que a sus adversarios les irá automáticamente mejor.

 

OH!: ¿Cuánto puede influir el denominado cambio de ciclo en el subcontinente y un eventual cambio de gobierno en Venezuela?

Creo que el viraje que se produjo en Brasil y Argentina –los principales socios comerciales de nuestro país– y la crisis del bloque bolivariano, tendrá inevitablemente consecuencias para Bolivia, buenas y malas. Evo Morales decidió respaldar incondicionalmente a Maduro, incluso en decisiones que el propio gobierno venezolano tuvo que revisar y retroceder. En las actuales circunstancias, ese apoyo no significa mucho para la dictadura venezolana, pero tiene un efecto dentro de nuestro país: nos muestra los métodos que Morales no sólo respalda sino que está dispuesto a utilizar para conservar el poder. Es una pésima señal.

 

OH!: ¿Cuáles considera que son las principales fortalezas del Gobierno hoy?

Su principal fortaleza sigue siendo su relación orgánica con corporaciones sociales que tienen gran capacidad de movilización y que son también actores económicos de gran relevancia, como los cocaleros, los colonizadores, los cooperativistas mineros, los transportistas, los gremialistas. Aunque se llaman “sindicatos“ son en realidad gremios de propietarios privados de tierras, de minas, de medios de transporte. Es la burguesía emergente de la economía popular (y en algunos casos también de la economía ilegal) cuyos intereses representa el gobierno con enorme fidelidad.

 

OH!: ¿Cuáles sus principales debilidades?

Esa misma fortaleza es paradójicamente su principal debilidad: la mayoría de la ciudadanía –que no tiene sindicato ni partido– no se siente representada por ese entramado de intereses corporativos. Esa mayoría es la que hizo sentir su peso en el último referéndum. La cooptación prebendal de esas corporaciones, recordemos nuevamente la piñata del Fondo Indígena, genera un rechazo cada vez mayor al régimen. Y las prebendas disminuyen cuando se acaban los fondos públicos, lo que alienta la confrontación entre estas organizaciones sociales.

 

OH!: ¿Cree que se llegue a articular una fuerza opositora que tenga posibilidades de ganar las elecciones, primero, y, luego, de ejercer establemente el poder?

Esta vez creo que sí. Las alianzas de 2009 y 2014 fueron circunstanciales, no programáticas, y no presentaron liderazgos que expresen un proyecto alternativo de país. Ahora tenemos un repertorio de propuestas para la transición democrática que conforman una agenda nacional, la Agenda del 21F, que propugna la construcción de un Estado democrático que garantice los derechos de las personas, de los pueblos y de la naturaleza. Esa agenda es resultado de la victoria popular en el referéndum del 21 de febrero de 2016 que convierte la indignación popular en una propuesta programática. Después de 14 años de autoritarismo y despilfarro, hay una predisposición colectiva para encarar la democratización de la sociedad y del Estado y redefinir la relación de ambos con la naturaleza. El reto será aproximar al movimiento ciudadano portador de estas iniciativas con las organizaciones partidarias, que ya han dado señales de convergencia en torno a temas como el de la justicia o la crisis venezolana. Se requiere la unidad, obviamente, pero en torno a un programa. Las líneas generales de ese programa ya forman parte del sentido común democrático. Falta que los dirigentes políticos se coloquen a la altura de estos desafíos y oportunidades.

 

OH!: ¿Y considera posible el surgimiento de una fuerza opositora que, a la vez de ser alternativa, conjure los riesgos de volver a algo parecido al pasado “neoliberal”?

No veo condición alguna para una restauración neoliberal. Y menos para la perpetuación del actual régimen corporativo. El país requiere algo nuevo, la construcción de un Estado social y democrático de derecho que sólo tuvimos embrionariamente en el pasado.

 

OH!: ¿Qué características considera que tendría un nuevo gobierno de Evo Morales entre 2020 y 2025? 

El costo de la habilitación de Evo Morales para un cuarto periodo de gobierno sería tan elevado que perdería las elecciones frente a una oposición democrática unificada. Es mejor para todos, incluyendo al MAS, prepararse para el postevismo.

 

 

Perfil

JOSÉ ANTONIO QUIROGA TRIGO

jose_a_quiroga.jpg

JOSÉ ANTONIO QUIROGA TRIGO
Archivo

Estudió filosofía en la Universidad Autónoma de México (UNAM). Luego obtuvo un diplomado en periodismo en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) de ese país. Ha sido docente titular de la UMSA y director de la revista Nueva Crónica –y buen gobierno–.

Es director de Plural editores desde hace 25 años. Y forma parte de la Plataforma ciudadana Una Nueva Oportunidad.

 

Tus comentarios

Más en Interesante

Los restos de nueve homínidos del periodo Neandertal y de algunos animales de la época fueron descubiertos en el yacimiento paleolítico de la cueva de Guattari...

The Strongest se reivindicó de su mal arranque en la Copa Libertadores 2021, luego de imponerse 2-0 a Barcelona de Guayaquil, en cotejo correspondiente a la cuarta fecha del grupo C y que se jugó en...
El director técnico de la selección boliviana de fútbol, el venezolano César Farías, habló de las críticas a su trabajo, cómo planea encarar la preparación para las próximas dos fechas de las...
La tercera es la vencida. Después de dos intentos fallidos por el mal tiempo en Santa Cruz de la Sierra, hoy (15:00) por fin se enfrentarán Real Santa Cruz y Real Potosí en el estadio de propiedad...
Los actos administrativos, de representación, disposición patrimonial y que impliquen gastos económicos de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) quedan paralizados por el amparo constitucional...

En Portada
El presidente departamental de Transporte, Alfredo Saca, informó este miércoles que este sector no asistirá a la reunión convocada por el Gobierno  y que...
El Sedes Cochabamba informó este miércoles que captaron 30 niños con Covid-19 durante la vigilancia epidemiológica y explicó que se tratan de contagios en las...

Personal de la Fuerza de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) aprehendió a una persona de nacionalidad colombiana por la comercialización de cocaína rosada,...
El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, informó este miércoles que ante el incremento de casos de Covid-19 a 727 en la última jornada decidió convocar a...
El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba felicitó este 12 de mayo a las enfermeras por su invalorable trabajo en el marco del Día Internacional...
El tenista boliviano Hugo Dellien finalizó hoy miércoles su participación en la ronda de 32avos del Másters 1.000 de Roma, luego de caer ante el alemán...

Actualidad
La senadora del MAS Virginia Velasco dijo que se postergó el proyecto de ley hasta que sea socializado, puesto que se...
El presidente de la ICAM, Ramón Daza, explicó que esta situación se debe a que el departamento es muy dependiente de la...
Para hoy está convocada otra jornada de protestas contra el gobierno del presidente colombiano Iván Duque.
Información actualizada y entrevistas con los personajes del momento. No se pierda la revista informativa A Media...

Deportes
La UEFA lanzó el miércoles su arsenal de pesquisas disciplinarias ante la negativa de tres de los promotores de la "...
El tenista boliviano Hugo Dellien finalizó hoy miércoles su participación en la ronda de 32avos del Másters 1.000 de...
Japón tiene previsto vacunar a sus atletas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio previstos para este...
La Organizacion Internacional de Karate Kyokushiryu IKA ALLIANCE filial Bolivia organizará este sábado 15 de mayo el...

Tendencias
Salud. La fibromialgia es una condición crónica de dolor y sensibilidad muscular generalizada asociada a fatiga,...
La Estación Espacial Internacional se podrá ver a simple vista a las 18:48 de este martes desde Bolivia.
Los restos de nueve homínidos del periodo Neandertal y de algunos animales de la época fueron descubiertos en el...
"A nadie se le eliminará la cuenta o perderá la funcionalidad de WhatsApp el 15 de mayo a causa de esta actualización...

Doble Click
Entre la oferta cultural que propone el Proyecto mARTadero (calle 27 de Agosto esquina Ollantay) para este 2021 se...
Trayectoria. La cantautora boliviana busca abrirse paso y dejar su marca en el mundo de la música. Ha sido jurado en el...
Encuentro. La cita tendrá lugar este miércoles 12 de mayo, a las 19:15, a través del Facebook y YouTube del Secrad UCB
Salud. La fibromialgia es una condición crónica de dolor y sensibilidad muscular generalizada asociada a fatiga,...