Oscar Campanini: “Bolivia es el segundo importador mundial de mercurio”

Entrevista
Publicado el 22/03/2021 a las 8h38
ESCUCHA LA NOTICIA

Diversas autoridades y analistas han reposicionado la idea de que la economía boliviana, en la actual coyuntura, debe apoyarse en los minerales. El experto Oscar Campanini Gonzales conversó con OH! acerca de esta perspectiva. 

—¿Qué tan cierta es la figura de la Bolivia minera en este nuevo tiempo de dificultades económicas? 

—Este discurso fluctúa en función a los propios precios de los minerales. Como siempre hemos exportado minerales como materia prima en bruto, a veces sin siquiera refinarlos, sin ser separados, somos muy dependientes de los precios internacionales. Entonces, cuando los precios son altos, empieza a reactivarse esta actividad y también se reactivan los discursos y esta idea, como ilusión, que se vende al conjunto de la sociedad boliviana. Los precios han estado hasta hace unos 10 años en sus puntos más altos en términos históricos. Eso ha ido bajando aproximadamente desde 2014 a 2015, y con eso también se ha ido dirigiendo el discurso hacia determinados minerales o sectores, se centró, por ejemplo, hacia el litio hasta hace poco. 

Sin embargo, es particular el caso del oro. El oro ha mantenido su precio, a lo largo de los últimos años ha sido relativamente estable. Más aún en este último momento de crisis económica a nivel global, no solamente por la pandemia, sino también por el debilitamiento del dólar como moneda internacional. Entonces, se ha mantenido en determinados espacios y momentos esta idea de que la extracción del oro puede ser una respuesta a los problemas que aquejan a nuestro país. 

—¿Qué características tienen las empresas que explotan hoy los minerales bolivianos? ¿Qué tanto aportan al país? 

—Actualmente, la gran minería privada es uno de los sectores más importantes en la minería nacional. No son muchas empresas, son muy pocas. Está principalmente San Cristóbal, que es la que concentra la mayor parte de minerales exportados en plomo y zinc. En términos de volumen y de valor, son de los principales minerales exportados por Bolivia. Esta empresa es una de las más grandes e importantes en Bolivia desde el año 2007 aproximadamente. Sin embargo, más allá de éste, no hay otros grandes emprendimientos. 

Esta minería privada es altamente tecnificada. Tiene importante tecnología, importante inversión de capitales. Eso significa que el número de trabajadores contratados no es necesariamente equivalente a la cantidad de minerales que exporta, una exportación como mineral bruto. Eso implica que incluso en algunos momentos se pueda exportar otro tipo de minerales que no necesariamente se los identifica y que van conjuntamente como parte del zinc y del plomo.

tipuani-evo.jpg

Influencia. Las cooperativas mineras auríferas alcanzaron un importante poder político en los últimos lustros.

—¿Y la minería estatal?

—Actualmente, la minería estatal, con Huanuni principalmente, es la principal explotadora de estaño en Bolivia. Entonces, solamente en el estaño tiene presencia relevante la minería estatal. En términos de trabajadores, los sindicatos de trabajadores mineros vinculados a Comibol son significativos, tienen una relevancia importante. En términos económicos, Bolivia sigue siendo uno de los cinco principales productores de estaño del mundo, a pesar de que los volúmenes de exportación no son tan significativos como de los principales exportadores. En términos económicos, esto representa algún ingreso; sin embargo, es menor que el plomo o el zinc, donde la empresa privada grande es protagonista. 

Finalmente, está el sector cooperativista, que explota diferentes minerales, incluidos plomo, zinc, antimonio, wólfram, etc., pero tienen en el oro su mayor protagonista. La minería del oro en Bolivia proviene principalmente de las cooperativas mineras. Entonces, son estas cooperativas mineras las que se han convertido en el segundo actor más importante del sector minero después de la minería privada. Sin duda, son más importantes que la minera estatal, en varios sentidos. 

En términos de trabajadores contratados, suman una cantidad importantísima del sector minero laboral. Eso les da una fuerza social muy importante y una fuerza política también muy relevante que han sabido ejercer. 

—Un tema singular de lo que cita sobre la gran minería privada es ese de los minerales que van asociados a otros como el zinc y el plomo, sin dejar rédito alguno al país. ¿Hizo algo el Estado en lo referido a minerales como el indio, que va asociado al zinc y vale mucho, o a otros similares? 

—Hubo denuncias desde hace años de que la extracción como minerales en conjunto, sin ser separados del zinc o el plomo, entre ellos el indio. Son denuncias de que no se registra esa exportación y no se cobra regalías, ni menos aún se aprovecha de alguna forma en Bolivia. Desafortunadamente, han quedado en eso, solamente en denuncias. 

—Según entiendo, a diferencia de los hidrocarburos, al sector minero, en todos los niveles, se le ha hecho poca presión impositiva e incluso todo lo contrario, ¿no es cierto?

—Fíjese que el nivel de regalías bajó significativamente, hace más de 25 años, como parte de la política neoliberal, a manera de atraer capitales extranjeros. Eso se ha mantenido a lo largo de todos estos años, excepto para el oro. En el caso del oro, se llegó a bajar incluso esta alícuota correspondiente para la regalía minera. Alrededor del año 2007, se modificó y se habilitó una categoría para “el oro proveniente de yacimientos marginales”, supuestamente operados por la minería a pequeña escala. 

Se estableció una alícuota para regalía mucho menor a la que se tenía. La regular rondaba entre el 4 y el 7 por ciento. Sin embargo, esta nueva categoría planteó entre el 1 y el 2,5 por ciento de regalía. Curiosamente, casi la totalidad del oro explotado y extraído en Bolivia corresponde supuestamente a estos yacimientos marginales. 

—También se ha denunciado la intromisión y encubrimiento de empresas extranjeras, sobre todo chinas, en el sector cooperativista. ¿Se ha frenado de alguna manera esa maniobra? 

—Cuando se discutió la Ley Minera, entre 2013 y 2014, éste fue uno de los temas de mayor debate entre el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las cooperativas. La ley y la Constitución Política del Estado (CPE) señalan que cualquier contrato con alguna empresa privada tiene que ser aprobado por el Senado. Sin embargo, la ley minera inicialmente propuesta planteaba que no necesitan pasar por esta aprobación los derechos mineros de las cooperativas. 

El debate obedecía a que muchas cooperativas tenían acuerdos con empresas privadas, incluso transnacionales, para explotar de forma conjunta. Fue un tema muy debatido, incluso se movilizó el sector cooperativista. Finalmente, el Gobierno logró la aprobación de algún tipo de control para que las empresas privadas y transnacionales no pasen como simples socias de las cooperativas. 

El conflicto volvió en años posteriores, incluso fue tema de discusión durante la movilización del sector que le costó la vida al viceministro Rodolfo Illanes. Pero, a pesar de diferentes regulaciones, esos tipos de contratos siguen vigentes. Preocupa, desde hace unos seis años, la presencia de empresas chinas, personas chinas y de capitales colombianos asociados con cooperativas. 

—¿Qué sucede en cuanto a la contaminación ambiental que causan estas actividades? Entiendo que hay algo grave en relación al mercurio.

—Desde el año 2015, en Bolivia hemos experimentado un incremento inusitado de las importaciones de mercurio. Entre 2010 y 2012, se importaba entre 9 y 11 toneladas anuales de mercurio. Sin embargo, en 2015, se llegó a 151 toneladas de mercurio. Hoy, debemos estar, en promedio, por las 200 toneladas de mercurio por año. Desde 2017 nos convertimos en el segundo importador mundial de mercurio.

Nos debería preocupar mucho. Se puede acumular en el cuerpo humano, especialmente el metilmercurio es bioacumulable en el cuerpo, resulta de difícil eliminación y trae asociados graves riesgos de salud. Recordemos, por ejemplo, Minamata, un trágico hecho histórico que llamó la atención del mundo sobre los impactos del mercurio en la salud. Propició la creación de un convenio internacional para restringir la venta de mercurio.

Esa vez se hablaba de que entre 400 a 500 toneladas de mercurio ocasionaron semejante tragedia en un pueblo de Japón. Sin embargo, en Bolivia estamos importando un promedio de 200 toneladas por año. El Gobierno, el año 2014, publicó un estudio donde se puede evidenciar que hay en varias regiones de Bolivia, tanto peces como también personas, contaminadas con mercurio.

—¿Qué tanto abarcan esas líneas de contaminación?

—El problema de la contaminación minera del agua es que el agua recorre miles de kilómetros. Eso se vio en el caso de los ingenios mineros potosinos que arrastran todo el río Pilcomayo a lo largo de Chuquisaca, Tarija y llega a Argentina y Paraguay. En el caso del oro sucede algo similar. Toda la contaminación que se genera en la región de los Yungas se arrastra a lo largo de los ríos, principalmente el río Beni. Llega a la frontera con Brasil, a Riberalta y Guayaramerín. Es donde hay varios estudios que identifican a personas con una gran cantidad de metilmercurio en su cuerpo. 

—¿Qué se podría hacer para frenar este tipo de peligros?

—Para el caso de mercurio, algo impresionante es que toda esta cantidad se importa de manera legal. Es más difícil importar en Bolivia libros y medicamentos que mercurio porque los controles y las regulaciones aduaneras así como de comercialización para mercurio son mínimos. Si bien no hay una norma específica, argumento con el que se escudan algunas autoridades, existe alguna normativa básica que debería permitir ese control: está catalogado como sustancia peligrosa y hay una normativa ambiental y una serie de mecanismos para que se pueda controlar aquello. A los sectores políticos les interesa más el voto o el favor de determinados sectores que cumplir sus obligaciones de salud y conservación ambiental. 

—¿Qué pasa entonces con la afectación a las áreas protegidas?

—Una de las más afectadas es Apolobamba. Desde el año 2000 ya había actividades auríferas en esta región. Alrededor de 2009 se fue incrementando y en 2010 y 2011 estas actividades ya fueron muy preocupantes. Alentaron una serie de estudios, denuncias y reportajes periodísticos, inclusive dentro del propio Estado hubo alerta de parte de varias autoridades. Sin embargo, eso se fue de diluyendo y cada vez se han ido aprobando más derechos mineros dentro de esta área protegida.

Estamos por publicar un estudio que muestra cómo se han modificado entre 2014 y 2015 los planes de manejo de algunas áreas protegidas en su delimitación para permitir que determinadas actividades extractivas se puedan realizar.

Otros casos son el de Tariquía, para la explotación de hidrocarburos, y el Parque Nacional Carrasco, para que desarrollar la hidroeléctrica de Ivirisu. En fin, esto se ha convertido una política de Estado para ir debilitando este mecanismo de protección ambiental que se llama áreas protegidas.

Tus comentarios

Más en Farándula

Fernanda Pavisic fue coronada este jueves como Miss Cochabamba 2022.El título de Srta. Cochabamba fue designado a Stephanie Terrazas Santiváñez y el de Miss...


En Portada
En medio de escepticismo, cuestionamientos, críticas, entre otros, se designó este sábado a Gustavo Torrico en reemplazo de Freddy Bobaryn
Las investigaciones en el caso “narcoaudios”están demoradas, debido al cambio de destino de los uniformados de la unidad antidrogas del trópico, indicó la...

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel Salazar, dijo que no existe una “grave crisis” en esa institución y afirmó que los...
El contratista y encargado de la obra en construcción fueron aprehendidos por efectivos de inteligencia de la Policía en el marco de las actuaciones legales...
Después de una pausa, el Movimiento Al Socialismo (MAS) dispuso la reposición del proyecto de ley para la Elaboración y Difusión de Estudios de Opinión en...
La ideología, los intereses políticos y la falta de personal calificado en la administración pública son algunas de las razones para que en Bolivia no se...

Actualidad
Personas en situación de calle fueron desalojadas ayer de la plazuela San Sebastián por funcionarios de Seguridad...
Tres encapuchados ingresaron a un domicilio en San Ignacio de Velasco del departamento de Santa Cruz y dispararon...
Cada 15 de mayo se celebra el Día de la Familia para lo cual la Gobernación del departamento, a través de la jefa de...
Un hombre de 32 años, identificado como Ramiro Espejo Castellón, fue encontrado sin vida a causa de dos impactos de...

Deportes
En el último minuto de adición, Marcos Ovejero devolvió a Real Santa Cruz a la lucha por clasificar a la segunda fase...
Universitario de Vinto accionará su último cartucho de esperanza hoy (15:00) cuando visite a Independiente en el...
El día D llegó para Wilstermann. Esta tarde (15:00) visitará a Real Tomayapo en el estadio IV Centenario de Tarija, por...
Aurora recibirá esta tarde (15:00) a Nacional Potosí en el estadio Félix Capriles, por la fecha 15 del grupo “A” del...

Tendencias
Elon Musk ha vuelto a poner ayer en vilo a los inversores de Twitter (-8,23%) después de asegurar primero que suspendía...
La salsa Búfalo destaca por tener especias molidas, lo cual, le da un toque de una salsa hecha en casa. No es tan...
Elon Musk ha vuelto a poner este viernes en vilo a los inversores de Twitter (-8,23 %) después de asegurar primero que...
Elon Musk, el hombre más rico del mundo, anunció hoy que ha decidido detener el proceso de compra de Twitter, valorada...

Doble Click
La Encomienda de “El Paso”, con mano de obra y recursos,  concedieron 450 tributarios, cosechaba 1.200 fanegas de maíz...
Esta noche, entre las 21:36 y las 2:30 de la madrugada del lunes, vuelve a repetirse un eclipse total de Luna, un...
El destacado pianista Emilio Aliss, integrante del Trío Apolo y profesor de una Clase de Piano, ha programado una serie...
Johnny Depp y Amber Heard se enfrentan en un mediático juicio que ha expuesto los abusos físicos, la violencia...