Gerardo Castellanos: “Argentina está en vísperas de una gran crisis”

Entrevista
Publicado el 08/08/2022 a las 8h23
ESCUCHA LA NOTICIA

En 1922, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de Argentina era casi siete veces mayor al actual. Ese y otros indicadores muestran la compleja situación que atraviesa el país vecino probablemente más ligado a Bolivia. OH! conversó sobre las características de esa crisis con el economista boliviano, radicado en Argentina, Gerardo Castellanos Vaca Guzmán.  

-¿Cómo un país tan rico y prácticamente potencia mundial a mediados del siglo pasado de pronto ingresó en una bajada casi sostenida desde hace décadas?

-Es la pregunta del millón, probablemente acá sea la pregunta que todo economista se hace y también muchos otros afuera. Sin duda, se sorprenden al ver el PIB per cápita que tenía el país a principios del siglo XX y el que tiene hoy. Es algo difícil de responder en pocas palabras. Es, además, algo multifacético, no responde sólo a la gestión económica del país, sino a aspectos sociológicos y de cómo se ha ido forjando este país. 

Desde el punto de vista económico, hay dos factores que han sido persistentes. El primero es la inflación. En prácticamente un siglo muy pocos años tuvieron inflación de un dígito. El otro, es una persistente inflación fiscal. Al ver este país, en esa misma evolución, uno ve que el sector público argentino sistemáticamente ha gastado por encima de sus ingresos. 

Esas dos variables, inflación y déficit fiscal crónico, en economía no están separadas. Y quiero enfatizar lo de “crónico” porque muchos países tienen déficit fiscal, pero no tienen problemas de inflación. El déficit fiscal crónico es aquel que no tiene financiamiento. Es decir, cuando un Estado gasta más de lo que recauda, pero no hay nadie que esté dispuesto a financiar esa brecha. Entonces, esos dos factores son una constante en la historia económica argentina y, para mí, explican la degradación del país.

-Pasaron gobiernos de diversa tendencia ideológica por el poder argentino con cierta alternancia, pero el problema persistió. En otros países, hubo Gobiernos que pararon el déficit en situaciones similares, ¿por qué no sucedió eso en Argentina?

-Hubo una constante puja de intereses entre los sectores que deberían llevar a cabo estas políticas. También, constantes contradicciones entre los intereses que se tocan. Generalmente, cuando se tienen que aplicar reformas de corto plazo que deberían ser procrecimiento, prodesarrollo, proinversión, los costos no se sienten. Son reformas cuyos efectos se ven a mediano o largo plazo. 

En el corto plazo, en el caso del déficit fiscal crónico, por ejemplo, una política necesaria, viendo el pasado y la actualidad, es reordenar las cuentas públicas para hacer un Estado solvente. Un Estado solvente no implica un Estado constantemente superavitario, simplemente implica un Estado donde el valor presente de sus obligaciones sea financiable. Ese consenso, que en muchos países de la región se ha logrado, en Argentina no hubo.

-¿Qué evitó esos consensos? 

-Se tocaban múltiples intereses. Por pensar, por ejemplo, que al bajar el gasto se baja la asistencia a los más necesitados. Pero no tiene por qué ser así. El Estado argentino hoy gasta en cosas que no necesariamente le influyen a los más necesitados. Por ejemplo, gasta mucha plata para subsidiar el costo de la luz y el gas que muchas veces termina impactando en los más ricos. 

Entonces, ¿cómo uno se pone de acuerdo para bajar los subsidios y hacer un Estado solvente? Creando una consciencia colectiva que acepte que subsidiar en tal magnitud está mal. Pero ahí surgen los intereses. Vienen políticos que especulan con las elecciones, con que es una medida impopular y, por lo tanto, no les conviene. Surgen también sectores empresariales que se quejan de que un incremento del costo de los servicios los va a hacer poco competitivos. 

Son todos argumentos que parcialmente pueden ser razonables. Pero en el equilibrio general no terminan de solucionar el problema de fondo.      

                           

-Dicen que en toda crisis hay alguien que se beneficia. ¿Quiénes se han beneficiado más con la crisis argentina?, ¿quiénes la han sufrido más?

- No quiero poner nombres y apellidos. Probablemente haya beneficiarios en las crisis, pero en el caso de las crisis crónicas, como el argentino, éstas terminan afectando a todos. Los sectores humildes son ampliamente afectados, pero los sectores empresariales también son ampliamente afectados. 

Si tengo que analizar caso por caso, le pongo un ejemplo: en la época de Mauricio Macri, muchos empresarios se quejaban de que el Gobierno estaba abriendo las importaciones. Es decir, reclamaban que las empresas no podían competir, por ejemplo, con las importaciones de China que resultaban mucho más baratas. Señalaban que, por lo tanto, iban a cerrar. Cerrar implicaba despedir gente y más desempleo. Es un argumento lógico de corto plazo, un argumento que defiende intereses del sector productivo en cuestión. 

Ahora, al analizar puntualmente esta política, el resto de los argentinos consumidores se beneficiaría. El poder de compra del argentino promedio se beneficiaría por acceder a un mercado que le permite consumir un bien más barato. Entonces, cuando uno tiene que hacer los contrapesos se pregunta: ¿salvo a la industria nacional o le permito al resto de los argentinos acceder a bienes y servicios más baratos? 

-¿Cómo se definiría con ese mismo ejemplo lo que resultaría mejor para el país?

-Toda política tiene sus ganadores y perdedores de corto plazo. Lo que hay que evaluar al analizar la economía de un país es el efecto neto. Es decir, en el ejemplo, voy a perder, probablemente puestos de trabajo en esta industria. 

¿Cuánto voy a ganar en términos de mejorarle la vida a los ciudadanos por acceder a bienes y servicios más diversos y más baratos? ¿Los empleos que pierda en el sector que no le vaya bien compitiendo pueden reincorporarse en otros sectores? Hay ganadores y perdedores, sin embargo, la decisión final tiene que basarse en una evaluación global de las medidas.

-¿La actual crisis argentina se halla cerca de otro colapso? De ser así, ¿qué características tendría ese colapso?

-Argentina está en vísperas de una gran crisis. Lo que está pasando ahora se parece a los estallidos hiperinflacionarios que Argentina vivió en el pasado y los que Bolivia y otros países de la región también vivieron. Una crisis inflacionaria se genera porque la moneda nacional es muy repudiada por el ciudadano. Entonces, en la medida en que recibe pesos, inmediatamente, quiere deshacerse de esos pesos y adquirir cualquier otro bien u otra moneda que tenga más valor. 

En el extremo, el repudio de la moneda nacional es tal que quienes tienen los bienes que uno quiere adquirir con esos pesos evitan venderlos. Eso sucede porque, en el momento en que uno entrega un bien a cambio de pesos corre un riesgo: que los pesos que recibe pierdan valor mucho más rápido de lo que el comerciante pueda reponer ese bien que vendió. Argentina tiene hoy un problema de inflación serio. Si las medidas que se adopten no son las adecuadas, podrán agravar el repudio al peso y desembocar en una hiperinflación. 

-¿Qué síntomas permiten pensar en que Argentina se halla cerca de una hiperinflación?

-Entre los principales síntomas está la cotización del dólar. El dólar es un síntoma en vivo y directo de lo que le pasa al repudio del peso. Recordemos el último salto devaluatorio que hubo hace unas semanas, cuando el dólar llegó a cotizar en más de 300 pesos. Ese salto obedece a un hecho puntual, la renuncia del Ministro de Economía, que, a su vez, le añade incertidumbre a la economía. 

La incertidumbre se refleja en una menor demanda de pesos retroalimentando esta dinámica de deshacerse de los pesos lo más rápido posible. Surge un contexto muy inestable donde el repudio a la moneda nacional es alto. Sin embargo, habrá que esperar a ver qué hacen las autoridades para evitar que se desemboque en un escenario de hiperinflación.

-Ingresó una ministra, Silvia Batakis, de la línea de la vicepresidenta que es más radical. Mientras, el anterior ministro, Martín Guzmán, era más conciliador con los organismos internacionales. ¿Cuánto se agrava el escenario por las divergencias que hay en el Gobierno argentino?

- El actual Gobierno es una coalición peronista que incluye, en términos de la gestión económica, a peronistas más de centro y peronistas más intervencionistas. El ala kirchnerista, que responde a la Vicepresidenta, es más intervencionista; y el ala que responde al Presidente es más moderada. El ministro Guzmán, que era de los moderados, pretendía, con cada política que adoptaba, mandar señales de confianza a los mercados. 

Quería mandar una señal de que las políticas se encaminaban a reestablecer la solvencia del Estado. Ello porque, reitero, la crisis responde a que el mercado percibe que el Estado argentino es insolvente, debido a un déficit que no puede financiar. Entonces, el mercado estaba expectante a lo que iba pasando. Pero, por conflictos internos y pujas de poder para tomar las medidas, Guzmán se sintió solo y sin el poder suficiente, y entonces renunció. 

Renunció de un día para el otro y asumió Batakis que es una ministra del ala que tiene una visión más intervencionista de la economía. Y eso generó la corrida del peso frente al dólar por miedo a que no lleve a cabo las políticas para hacer que el Estado vuelva a ser solvente. Pese a que en su discurso inicial Batakis vislumbró medidas de corte ortodoxo, el mercado no le creyó. Y no le creyó porque consideraba que en algún punto el ala a la que pertenece le iba a impedir a Batakis aplicar esas medidas. La incertidumbre aumentó y el dólar volvió a subir.  

-¿Cómo repercute la crisis argentina en los países vecinos, especialmente en Bolivia?

-Para ver los efectos de esta crisis argentina en mi país, debo revisar las transacciones que tenemos. Hay dos tipos de transacciones: las comerciales y las financieras. En el caso boliviano las primeras son las más relevantes. La principal es la venta de gas. Bolivia es el principal abastecedor de gas de Argentina. Eso no se verá muy afectado. Si bien esta crisis afectará al nivel de actividad económica en Argentina, si Argentina no importa gas boliviano, tendrá un serio problema de desabastecimiento.       

No importar gas de Bolivia significaría ir a buscar gas licuado que es mucho más caro. Por ello, independientemente de lo que pase en el corto plazo, será muy difícil que el comercio de gas sea afectado. Donde sí hay un problema es en el intercambio de bienes de consumo masivo. Es un problema muy conocido lo que viven los sectores fronterizos, como mi Tarija: el contrabando. Cuando hay estas devaluaciones abruptas, el precio de los bienes de consumo masivo no se ajusta tanto como el dólar. Entonces, queda un rezago entre el precio en dólares y el precio en pesos.

Ese rezago lo aprovechan los flujos informales de comercio para meter gran cantidad de bienes argentinos a Bolivia. Eso afecta a industrias puntuales como el caso del vino. Para los viticultores es muy difícil competir con un producto tan barato. Con otros países, igualmente, hay impactos muy sectoriales, por ejemplo, con Uruguay. La devaluación argentina hace que los argentinos sean más pobres en dólares. Entonces, no pueden vacacionar en Uruguay y el turismo argentino para los uruguayos es muy importante en términos de ingresos. 

Tus comentarios

Liga Boliviana - Tabla de Posiciones


Más en Cochabamba

Los ecorrecolectores que trabajan en el punto verde de la avenida Humboldt, en la zona del estadio, contarán con resguardo de la Guardia Municipal tras...
La Intendencia Municipal de Cochabamba procedió este viernes a retirar y controlar a los comerciantes que invadían los espacios de los nuevos hidrantes que...
El Senamhi emitió ayer una alerta meteorología “naranja” por un ascenso de temperaturas máximas por encima de su promedio con probabilidad de alcanzar...

El Viceministerio de Turismo impulsa la reactivación económica y promoción del destino Rurrenabaque-Madidi-Pampas, en la Amazonía boliviana, que cuenta con diversos sitios para que el visitante “viva...
La Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) realizó en este año sólo un operativo de control contra la minería ilegal en ocho de los principales ríos del norte boliviano, de acuerdo a un...
El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, informó ayer que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Santa Cruz subió de 0,91 al 4,17 por ciento, un incremento de 358 por ciento...
Una treintena de mineros de Mallku Khota (norte de Potosí) protestaron ayer en puertas de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) exigiendo una inversión para fomentar el trabajo en este distrito...

En Portada
El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, pidió que el Comité Interinstitucional cruceño, impulsor del paro que ya se alargó por 35 días, se reúna de...
25/11/22 - I Las noticias más destacadas #dosminutosconlostiempos

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, llamó una vez más a los dirigentes cruceños y al Gobeirno a reflexionar sobre las consecuencias del conflicto por el...
La violencia sexual en Bolivia se incrementó de "forma sostenida" hasta en un 51 % en los últimos cinco años, siendo el abuso sexual el delito más denunciado,...
Al mediodía de este viernes, afiliados a las nueve asociaciones de Periodistas del país presentaron una carta al Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo,...
El exministro de Gobierno, Carlos Romero,  afirmó este viernes que hay una "alianza" entre el presidente Luis Arce y los opositores Luis Fernando Camacho,...

Actualidad
Los policías fueron trasladados al hospital más cercano para que sean atendidos.
Los ecorrecolectores que trabajan en el punto verde de la avenida Humboldt, en la zona del estadio, contarán con...
Al mediodía de este viernes, afiliados a las nueve asociaciones de Periodistas del país presentaron una carta al...
25/11/22 - I Las noticias más destacadas #dosminutosconlostiempos

Deportes
Yasser Al-Shahrani, defensa de Arabia Saudí que fue retirado en camilla en el partido contra Argentina tras sufrir un...
Dos años después de su muerte, en el corazón de Doha y con el balón ya en juego en Catar 2022, el fútbol honró a Diego...
25/11/2022 Entretiempo
Sólo Enner Valencia, en acción finalmente desde el once titular contra Países Bajos, marca goles en la selección de...
Sólo Enner Valencia, en duda por un golpe en la rodilla, en acción finalmente desde el once titular contra Países Bajos...

Tendencias
Nutrición y Dietética, Ingeniería en Ciencias de Datos e Inteligencia de Negocios, y Diseño Gráfico y Comunicación...
Elon Musk autorizó el regreso a Twitter del expresidente estadounidense Donald Trump y del músico Kanye West, pero se...
La Federación Latinoamericana de Enfermería en Cuidado Intensivo (FLECI) y la Sociedad Boliviana de Enfermeras en...
Después de decir que aún no había decidido si levantar la prohibición a Donald Trump en Twitter, su nuevo propietario,...

Doble Click
Faviana Mostacedo Fernández, nacida en Tiraque (Cochabamba) se lleva el primer premio de la competencia juvenil “ASÍ...
La cantante colombiana Shakira ha arremetido contra la Hacienda española por estar "utilizándola" con fines...
"Buey rojo sangre", el quinto largometraje del cineasta boliviano Rodrigo Bellot, se estrenó ayer en Prime Cinemas.
La representación de la identidad en la literatura boliviana es la última obra del escritor y filósofo boliviano Samuel...