Cochabamba: la contaminación se agrava y golpea la salud

03/06/2019

Romané Paredes Jaldín

Basta con subir a un lugar elevado para notar que Cochabamba está cubierta con una “niebla” blanca que impide visibilizar las viviendas al otro extremo de la ciudad, como se podía hacer hace algunos años.

Con el tiempo, la industria, el desarrollo, la innovación, la tecnología, el número de habitantes - así como sus propias necesidades-, fueron incrementándose cada vez más. Paralelamente a este crecimiento, la mala calidad del aire, contaminación atmosférica, de agua y suelo fueron creciendo a  tal punto que en el 2014, un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la calidad del aire en 1.600 ciudades del mundo posicionó a Cochabamba como una de las urbes más contaminadas de la región.

A cinco años de este informe, la mala calidad del aire sigue superando los límites sugeridos por la OMS, pese a la existencia de normativas que buscan disminuir el nivel de contaminación. Vivir en una ciudad donde sus habitantes respiran permanentemente altos niveles de contaminación tiene efectos negativos en la salud, deteriorando la calidad de vida.

Las Naciones Unidas, cada 5 de junio, celebra el "Día Mundial del Medio Ambiente" con la que pretende concientizar a la población sobre la responsabilidad para conservar y mejorar la calidad del medio ambiente. Este año, la temática gira en torno a la "contaminación del aire" para realizar un llamado a la acción y ayudar a combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

El parámetro  de contaminación permitido por la OMS es de 20 mg/m3. En Bolivia el parámetro permitido es de 50 mg/m3, más del doble de lo recomendado. El aire en Cochabamba, en 2018, registró 73 mg/m3, casi 4 veces más de lo recomendado por la OMS.

El informe anual de registros de contaminación atmosférica en Cochabamba de la Red de Monitoreo de la Calidad de Aire (Red MoniCA) de la gestión 2018 develó que hubo un leve descenso en comparación con la gestión 2017.

La estación ubicada en el Parque Kanata (zona sur) y la estación de la Fuerza Aérea (zona sur), aún presentan mayor concentración de contaminantes. La estación Kanata tuvo una disminución del 7.6 por ciento, mientras que la estación de la Fuerza Aérea presentó un descenso de 21.3 por ciento.

En la estación ubicada en Coña Coña (zona oeste) tuvo una disminución es de 11.6 por ciento. En Semapa (zona norte), el descenso fue de 21.4 por ciento.

Sin embargo, pese a esta disminución los niveles siguen siendo alarmantes.

“Observamos que hay un descenso del 2017 al 2018 pero estos valores anuales siguen siendo muy elevados. Casi todos los equipos automáticos presentan valores encima de la normativa. Estamos muy por encima de los valores que indica la OMS”, explica Alaín Terán, responsable de la Red MoniCA en Cochabamba.

Dentro la norma boliviana existe un procedimiento mediante el cual se puede realizar el cálculo del índice de la calidad del aire, considerando las concentraciones de diferentes contaminantes atmosféricos, que asocian dicho índice a una escala de colores para su fácil socialización, tal como se muestra:

Aquí se puede descargar una aplicación móvil para ver el monitoreo de la calidad de aire de las diferentes estaciones de la Red MoniCA.

Texto subtítulo: 

Factores contaminantes

El crecimiento del parque automotor se trasforma en definitiva en un problema que afecta la calidad de vida de la personas.

“EL 92 por ciento de la contaminación atmosférica proviene de fuentes del parque automotor y el otro tanto corresponde a la industria, como ladrilleras”, indica Carola Ortuño, responsable de la oficina de Swisscontact, Cochabamba.

No obstante, existen alternativas de solución, mismas que pasan por el ordenamiento del transporte público y el incentivo de su uso, el incentivo del transporte no motorizado, recuperación de espacio público, áreas peatonales, entre otros.

Otro factor importante que determina la calidad del aire y del medio ambiente, es la topografía de la ciudad, pues esta dificulta que la contaminación se disipe fácilmente.

“En invierno, como tenemos vientos calmos y estamos rodeados paredes naturales, (como ser la Cordillera del Tunari al norte, la serranía de San Miguel al sur, la serranía de San Pedro al este) dificultan que la polución se disipe rápidamente”, explica Terán.

Así como hay factores que incrementan de mayor manera el nivel de contaminación existen horas y temporadas en el año que la contaminación es mayor.

“Entre las 5:00 a 8:00 de la mañana, donde tenemos un descenso brusco de las temperaturas, los niveles de contaminación son más elevados. Durante la mañana existe un descenso y un pequeño incremento a mediodía y por la noche, cuando las personas se retiran a sus domicilios”, dice Terán.

En cuanto a los meses la contaminación incrementa desde abril hasta el mes de agosto, siendo unio y julio los más contaminados del año. En invierno, puede llegar a incrementarse entre cuatro a cinco veces los valores.

“Cuando los vientos son calmos, especialmente en invierno, se incrementan los valores que en una época húmeda o lluviosa, como en los meses de noviembre a finales de marzo”, asegura.

Toda esta situación y que los ciudadanos estén expuestos de manera permanente a altos niveles de contaminación producen efectos negativos en la salud.

 

SONDEO SOBRE LA CONTAMINACIÓN

Efectos de la contaminación en la salud

Item de menú: 

Como ítem de menú

La eutrofización de las aguas y su disminución de la biodiversidad; crecimiento del agujero de ozono y el incremento de la radiación UVB, daño a las plantas, calentamiento global, desastres naturales, extinción de especies con algunos de los efectos que tiene la contaminación en la tierra. Así como los daños se van haciendo irreparables, la salud del ser humano también se muestra comprometida por la contaminación.

Cada vez que se inhala y exhala aire de mala calidad, los contaminantes ingresan al sistema respiratorio y desde ahí a todo el organismo. Existe una clara asociación entre ciertos efectos sobre la salud y muchos contaminantes del aire, los cuales provocan efectos agudos y crónicos por exposición a corto y largo plazo.

Las características en el territorio, el crecimiento agigantado del parque automotor que afectan a la calidad del aire y la constante exposición a estos contaminantes existen graves efectos negativos a la salud de los ciudadanos.

“El exceso de contaminación irrita la vía respiratoria y rompe la barrera protectora que evita estas infecciones y el riesgo en muchos pacientes de ‘despertar’ condiciones genéticas a las que están predispuestos a tener”, comenta Julio Peñarrieta, médico especialista en neumología.

Peñarrieta, en el desarrollo de sus actividades profesionales, comenta que de cada 10 pacientes que atiende dos a tres tienen afecciones en la salud por la contaminación.  

Los principales efectos son:

Texto subtítulo: 

Cuidados y prevenciones

Como asegura el neumólogo, es muy difícil evitar respirar el aire contaminado. “Para no respirar aire contaminado deberíamos andar con máscaras especiales que tengan filtros”.

Sin embargo, se pueden realizar algunas acciones que disminuyan la exposición directa con el aire contaminado. Dichas recomendaciones deben cumplir estrictamente, como asegura el responsable de la Red MoniCa, la población vulnerable que está conformada por adultos mayores, niños menores a los 5 años, mujeres embarazas y personas con enfermedades cardiorrespiratorias y cardiovasculares.

Normas municipales sobre el medio ambiente

Item de menú: 

Como ítem de menú

Cochabamba tiene aprobadas leyes Medio Ambientales dirigidas a la protección del territorio en el marco del desarrollo sostenible municipal.

La normativa medio ambiental del municipio, conformada por seis leyes municipales, se enfocan en:

A demás la normativa se aplica para subsanar diferentes tipos de contaminación, ya sea atmosférica, de suelo o agua.

Pues el mal tratamiento de los residuos aporta a la contaminación de la atmósfera y de las aguas, como señala Ortuño. “El 90 por ciento de los botaderos son a cielo abierto y el 37 por ciento de estos están en los ríos”.

Cuando no se separa y trata la basura correctamente esta se descompone contaminando las fuentes de agua, el suelo y el aire.

Sin embargo, la normativa por sí sola no va a generar resultados, como asegura la responsable de Swisscontact: Tenemos una buena normativa que por sí sola no va funcionar”, expresa.

Por su parte, Elmer Ortuño, director de Recursos Naturales y Medio Ambiente, asegura que las normativas, más allá de ser promulgadas necesitan un trabajo conjunto entre autoridades y la población para que puedan generar soluciones.

Ortuño considera que se necesitan de tres intervenciones para tener resultados óptimos:

Participación ciudadana: Con una adecuada información, sensibilización y educación, la población puede empezar a realizar acciones para mejorar la calidad del medio ambiente.

Voluntad política: Los gobiernos municipales deben tener la competencia de hacer gestión para realizar una adecuada inversión en equipamientos, personal capacitado para combatir la contaminación.

Sector privado y empresas que reciclan: Este sector debe trabajar de forma conjunta con las autoridades y la ciudadanía, ya sea con incentivos tributarios o los ciudadanos acudiendo con residuos reciclables.

ESPECIAL CONTAMINACIÓN

Acciones que mejoran la calidad del medio ambiente

Item de menú: 

Como ítem de menú
  • Utilizar con mayor frecuencia el transporte público
  • Manejar bicicleta
  • Caminar
  • Mantener en buen estado el motor de los automóviles
  • No quemar basura ni plantas
  • Plantar más árboles
  • Reducir, reciclar y reutilizar
  • No usar aerosoles
  • Evitar el uso de plástico
  • Reducir el uso de combustible  
  • No desperdiciar agua

La contaminación es, sin duda, el primer síntoma de problemas mucho más grandes que afectan a la población. Cochabamba cuenta con medidas y programas municipales que esperan subsanar la problemática de la contaminación, pero las normas por sí solas solo son textos en las repisas. En tiempos en los que, a nivel global, la consciencia ambiental parece tomar protagonismo, se precisa un mayor compromiso también de la ciudadanía porque la contaminación es la consecuencia inevitable de los hábitos de vida y consumo de cada día. 

Créditos redacción: 

Redacción y recursos multimedia: 
Romane Paredes

Créditos fotografía: 

Fotos: 
José Rocha, Daniel James, Carlos López

Créditos vídeo: 

Vídeo: 
Gerardo Bravo