La q'oa, ofrenda de fe y simbolismos para el Martes de Ch'alla

24/02/2020

Ulises Cabrera

Hay tres fechas al año para rendir una ofrenda especial a la Pachamama, una de ellas es el Martes de Ch`alla.

Antonia López, comerciante del sector de q`oas de La Cancha, explica que las personas que ya tienen experiencia en este ritual andino suelen comprar directamente los elementos para su mesa y hay otros que necesitan una guía. Por eso, las mismas vendedoras asesoran al cliente según sus necesidades.

López señala que hay varios tipos de preparado, pero el más común y adecuado para esta época del Carnaval es la que es armada exclusivamente para la Pachamama.

Según Antonia, las q'oas más demandadas son para la “suerte”, para quienes tienen negocios y quieren llamar a más clientes.

También está la q'oa del  “florecimiento y prosperidad”, dedicada especialmente para la limpieza de males.

Los precios para los diferentes preparados oscilan entre los 10 bolivianos a 200. El precio varía de acuerdo al pedido del cliente.

¿Qué elementos tiene una mesa y cómo armarla?

Encima de la mesa, compuesta por hojas de papel cubierta con algodón con “misterios” (pequeños cuadrados con distintas formas que representan la salud, dinero, trabajo, suerte, entre otros) se coloca grasa de llama. Después se agrega la q`oa, que debe cubrir totalmente los espacios y sobre ella se esparcen dulces que tienen varias figuras como casa, banco, estrella, entre otros.

Otro elemento más que se adhiere es una rama seca denominada “Espada de protección”. Asimismo, se añaden otros dulces pequeños con diferentes formas como personas, botellas, estrellas, llamitas, cajitas, sol, luna y otros elementos. Después se colocan nueces (que simboliza la suerte). Sobre ello se esparce incienso, polvo aromático (para sacar las envidias), saomero (simboliza los siete poderes como dinero, camino, suerte, entre otros), miel. Para finalizar, se aumenta una “chinchimesa” (un dulce blanco de forma rectangular), billetes de alasitas, lazos para amarrar la suerte y cintas de colores (que simbolizan la felicidad).  

Todos estos elementos –dice López- pueden variar de acuerdo al pedido de cada persona. También se puede agregar un “sullu” o feto de llama que significa salud y prosperidad.

Todo este armado se debe colocar a un brasero con carbón, pero antes de encenderlo es importante poner almizcle (sustancia de aroma característico que segregan diversos animales) siete veces en la parte izquierda de la q’oa.

La q'oa, ofrenda de fe y simbolismos para el Martes de Ch'alla

La q`oa, un tributo a la fe

La investigadora y gestora cultural Melby Mojica explica la q' oa nació como una de las ofrendas que las comunidades andinas realizaban a la Pachabamba en estas épocas del año con el propósito de agradecer por las cosechas y también pedir por un clima favorable. “Es el ritual de reciprocidad con la madre de tierra”, indica. 

Este ritual se realiza tres veces al año: el Martes de Ch`alla, el primero de agosto y en Año Nuevo. Su nombre es “mesa de ofrenda” y simboliza a tres reinos: mundo vegetal (representada por la q' oa), el mundo mineral (simbolizada por las mirras y el incienso) y el reino animal (personificada por la grasa de llama).

Antonia López afirma que a lo largo de los años, los elementos fueron cambiando. Recuerda que antes predominaban los “misterios” y luego se fueron agregando más detalles como los billetes, los dulces, las nueces y otros.

Mojica refuerza esa afirmación y agrega que antes solo se hacía humear una planta y ese olor era la ofrenda a la Pachamama.  

Respecto a los tipos de armados de mesas que existen, según la explicación de López, Mojica opina lo contrario, afirma que hay una sola y los derivados fueron disgregados por el mercantilismo.

La investigadora sostiene que la q' oa es una tradición que llegó a la ciudad producto de la migración y que fue transformándose con el tiempo.

“Se fue enriqueciendo con las visiones, pero también se fue agregando a la industria mercantilista”, añade.

Créditos redacción: 

Redacción y edición: 
Ulises Cabrera

Créditos fotografía: 

Fotografía: 
Ulises Cabrera

Créditos vídeo: 

Producción audiovisual: 
Gerardo Bravo