Laguna turquesa, un regalo de la naturaleza para pasear en familia

09/11/2020

Walter Tapia Callao

Una pequeña laguna con agua color turquesa se suma a los atractivos turísticos que ofrece el municipio de Tarata, en el valle alto cochabambino, en la provincia Esteban Arze.

La laguna se encuentra a 18 kilómetros de la plaza principal Aroma de Tarata y desde hace unos meses familias enteras van los fines de semana a visitar y disfrutar de la naturaleza.

La laguna es artificial, el agua se acumula en la presa Millu Mayu que se terminó de construir en 2016 para fortalecer el sistema de riego de al menos cinco comunidades de la zona agrícola de Tarata, explicó Sabino Cruz, uno de los representantes.

Sin embargo, los pobladores no contaban con que la naturaleza les iba a regalar un atractivo turístico, sobre todo por el color que fue tomando el agua a medida que crecía el caudal.

“Nuestra idea era solucionar la falta de agua en toda esta zona, pero hemos visto que poco a poco la gente ha empezado a llegar para conocer la represa Millu Mayu. Otros le dicen laguna azul o turquesa porque en la mañana tiene un color azul, al mediodía es turquesa y por la tarde se vuelve medio verde”, dijo Cruz.

Añadió: “Las familias pueden venir a nadar, pero les pedimos que no usen champú, jabón o detergente en polvo porque esa agua sirve para el riego de las comunidades de Huerta Mayu, Pirque, Villa Chullpa, Ovejería y Rodeo”.

Al mismo tiempo, Julio Miranda, otro de los representantes, explicó que se está gestionando con el municipio y los comunarios para que construyan restaurantes, baños y zonas de recreación, como canchas deportivas. 

“Esta zona se llama Millu Mayu porque el agua es un poco salada y pensamos que es por eso también que el color cambia. La gente viene a conocer y ver el agua cristalina que toma tres colores”, dijo.

Una visitante, Andrea Jorge, que fue a Millu Mayu desde Cochabamba, señaló que su hermana le comentó sobre la laguna turquesa y sacó tiempo entre semana para ir a visitar la zona. 

La laguna turquesa se suma a los otros atractivos turísticos que tiene Tarata, como la casa del líder de la Independencia Esteban Arze, el templo de San Pedro de la época colonial, la torre del Mirador, el Palacio Consistorial, la casa del presidente René Barrientos Ortuño, la del general Mariano Melgarejo, el puente y túnel Melgarejo y el templo franciscano de San José.

Al respecto, la directora de culturas y turismo de Tarata, Laura Guzmán, señaló que el municipio está trabajando para mejorar la señalización desde el centro histórico tarateño hasta la represa Millu Mayu. Además, indicó que se gestionarán desde la Alcaldía y el Concejo recursos para implementar algunas mejoras que son necesarias.

“Con los arquitectos de la Alcaldía vamos a comenzar a trabajar en la señalética, los mapas y el GPS para ayudar a la gente para que pueda llegar. Esto lo vamos a declarar como una zona turística para implementar zonas de recreación”, dijo.

Las personas interesadas en visitar la zona pueden recabar mayor información en la Dirección de Culturas y Turismo de  Tarata.

SEPA MÁS

  • Costo de entrada en la laguna turquesa. Los comunarios determinaron cobrar 10 bolivianos por vehículo que ingresa a la laguna turquesa.
  • Distancia de la represa Millu Mayu. La represa Millu Mayu, donde se formó la laguna Turquesa, está a 18 kilómetros de la plaza principal de Tarata.
  • Expreso desde la plaza Aroma de Tarata. La empresa de radiotaxis René Barrientos Ortuño de Tarata ofrece servicio exprés hasta la laguna.

Créditos fotografía: 

Fotografía: 
Daniel James

Créditos infografías: 

Infografías: 
Giuliana Jaldín