Lidiar con las huellas postcovid en el cuerpo, uno de los retos de la pandemia

04/07/2021

Yvonne León

La enfermedad del Covid-19 (SARS-CoV-2) afecta de diferentes maneras a las personas, tanto durante la enfermedad y luego de superar el contagio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y varias instituciones continúan documentado las manifestaciones del virus en el cuerpo y sus secuelas a mediano y largo plazo, pero ¿qué se conoce hasta ahora? Y sobre todo ¿cómo lidiar con las consecuencias?

La OMS señala que el 10 a 15 % de los casos de Covid-9 evoluciona a una enfermedad grave, y alrededor del 5 % se vuelve críticamente enfermo. El resto pasa el contagio con síntomas leves.

“En algunas personas, algunos síntomas pueden persistir o volver a aparecer por semanas o meses luego de la recuperación inicial. Esto también puede ocurrirles a personas con una enfermedad leve Las personas no contagian a los demás durante este tiempo”, añade la OMS en un reporte presentado en septiembre de 2020.

Secuelas

Item de menú: 

Como ítem de menú

Desde cansancio crónico, pérdida de masa muscular, complicaciones neurológicas y pulmonares son las secuelas más comunes en las personas que superaron el Covid-19, sin embargo, depende de la gravedad de la enfermedad.

Roxana López, de 31 años y con diagnóstico asma, se contagió de Covid-19 en el mes de mayo, cuando el sistema de salud en Cochabamba colapsó ante el incremento de casos en la tercera ola de la pandemia en el país.

López relata que, tras superar la enfermedad, que pasó de manera leve, aún no recuperó los sentidos del gusto y del olfato.

“Tú sabes lo que estás comiendo, pero es muy difícil recordar el sabor que tenía”, cuenta y explica que ahora realiza terapia para ayudar en la estimulación de los sentidos.

“La parte física, si bien hay casos de pérdida de gusto, de olfato, gran parte de los casos los han logrado recuperar, en diferentes periodos de tiempo e igual la rehabilitación física es algo que sí se puede conseguir en los casos leves y moderados”, explica el médico intensivista, Vladimir Mamani.

Sin embargo, los casos se pueden ir complicando. Huáscar Bustillos, biólogo especialista en Ecología y residente en Santa Cruz, presentó diversos síntomas, por lo que fue tratado con oxígeno y medidas de terapia intermedia, en un espacio acondicionado en hogar.

Bustillos señala que sus pulmones sufrieron un daño del 58 por ciento por neumonía y derrame pleural. “Esto provocaba una deficiencia respiratoria y llegaba a necesitar grandes cantidades de oxigeno medicinal”, explica.

El biólogo enumera las secuelas que permanecieron en su caso:  trastorno de sueño, insensibilidad muscular (muslo derecho), dificultad para coordinar movimientos rápidos, cansancio y fatiga.

Por su parte, Mamani explica que algunos recuperados, que tuvieron un compromiso pulmonar severo durante la enfermedad, tienen “muchas limitaciones para llevar adelante sus actividades mucho tiempo”.

En los casos que llegan a terapia intensiva los cuadros respiratorios son más complejos.

“Obviamente es más evidente en pacientes que han estado en terapia intensiva, son pacientes que han estado con ventilación mecánica, que han estado con un síndrome de distrés respiratorio grave. Entonces, a los que se logra desvincular del ventilador y se los logra avanzar, a veces quedan con esa secuela del compromiso pulmonar y requieren de una rehabilitación durante un periodo largo”, señala el galeno.

El espectro de secuelas es amplío, el neurocirujano y director del Instituto de Neurocirugía y Columna Vertebral, Juan Arturo Cardona, explica que “una vez que el paciente ha salido (de la enfermedad), tenemos secuelas, unas son físicas que van a ser daño, renal, daño hepático, daño pulmonar que es terrible, pero también tenemos secuelas neurológicas y tenemos secuelas neuropsiquiatrías o psicológicas”.

Cardona también indica que “los pacientes están en una situación de la alteración de estado de ánimo tan fuerte que presentan alteraciones del suelo dolores de cabeza intensos, llanto fácil, se encapsulan no quieren salir, se enojan de todo, están totalmente irritables, opresión del pecho, falta de aire, sensación de morir, de ahogarse, esas son las secuelas que presenta el Covid en la parte psicoemocional”.

“Otra de las cosas es el daño neuromuscular porque todo músculo funciona con una neurona o un nervio que le va a dar el impulso eléctrico y hay a veces daños en la placa mioneural. Entonces otra de las profesiones de una gran importancia aquí es la fisioterapia, rehabilitación física”, explica Cardona.

¿Qué se sabe sobre los efectos de otros coronavirus?

Item de menú: 

Como ítem de menú

La OMS, en su informe del 2020, expuso un estudio que se llevó a cabo sobre los efectos a largo plazo del síndrome respiratorio agudo grave (SARS), provocado por el coronavirus que apareció en 2003.

“Este estudio mostró que hubo un deterioro persistente y significativo en la capacidad de hacer ejercicio y el estado de salud en los sobrevivientes del SARS después de 24 meses. El personal sanitario que tuvo SARS experimentó impactos negativos incluso más marcados”, señaló la OMS.

Y añadieron que “otro estudio reveló que el 40 % de las personas que se recuperaron del SARS aún tenían síntomas de fatiga crónica 3,5 años después de ser diagnosticados”.

Respecto al Covid-19 explicaron que se necesita más tiempo e investigación para comprender los efectos a largo plazo, por qué persisten o vuelven a aparecer síntomas, cómo estos problemas de salud afectan a los pacientes, la evolución clínica y la probabilidad de una recuperación completa.

Rehabilitación

Item de menú: 

Como ítem de menú

Las diferentes secuelas tanto físicas como psicológicas deben ser atendidas por equipos multidisciplinarios y de acuerdo al cuadro de cada paciente postcovid.

“Todo tiene que estar relacionado a los síntomas, los síntomas son los que nos van a dirigir a una rehabilitación, ciertos déficits, dolores que uno tenga, de uno u otro tipo, entonces, lo que vamos a necesitar es rehabilitación física y fisioterapia, rehabilitación psicológica y más específicamente la parte médica, hacer una batería de estudios para detectar si hay o no hay problemas delicados para poder ayudarlos postcovid”, detalla el neurocirujano y director del Instituto de Neurocirugía y Columna Vertebral, Juan Arturo Cardona.

Cardona realiza tratamientos con ozonoterapia para ayudar a la oxigenación de los tejidos de los pacientes postcovid y con evaluación previa. Además, realiza fisioterapia pulmonar para ayudar a fortalecer la función respiratoria. 

Algunos de los ejercicios que se pueden realizar en el hogar y bajo recomendación médica son los siguientes:

Ejercicios respiratorios para realizar en el hogar

Retos

Item de menú: 

Como ítem de menú

En febrero de este año, la OMS explicó que la pandemia no solo debe ser combatida ahora, sino que puede generar numerosas secuelas que requerirán atención a futuro y que incluye la rehabilitación como parte esencial de los servicios ofrecidos en los sistemas de salud en el mundo.

“Aunque todavía estamos aprendiendo sobre el virus, lo que está claro es que este no solo mata a las personas. Un número significativo de pacientes presentan una serie de efectos graves a largo plazo”, alertó el director general de OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Es imperativo que los gobiernos reconozcan los efectos a largo plazo de la Covid-19 y también garanticen el acceso a los servicios de salud de todos estos pacientes”, añadió.

Créditos redacción: 

Redacción: 
Yvonne Leòn

Créditos fotografía: 

Fotografía: 
Daniel James

Créditos infografías: 

Infografía: 
Yvonne León

Créditos vídeo: 

Edición de video: 
Jaime Cáceres