La salud mental en tiempos de Covid-19, el otro lado de la pandemia

12/07/2021

Romané Paredes Jaldín

Desde el inicio de la pandemia se ha enfatizado mucho sobre el cuidado que se debe tener para evitar los contagios de Covid-19, pero poco se ha informado sobre la salud mental, su importancia, cuidado y cómo esta emergencia sanitaria mundial puede afectar a la misma. Sin embargo, no se puede tratar la salud mental y física como temas separados ya que una repercute en la otra.

“El ser humano es una ‘estructura biopsicosocial’ (biológica psicológica y social), como estructura indivisible, de manera que, cualquier desequilibrio en una de las subestructuras altera las demás. (...) Cuidar nuestro equilibrio emocional, de alguna manera, nos brinda mayores posibilidades de mantener nuestras defensas físicas en un mejor nivel y así mismo desempeñar las actividades sociales y laborales”, explica el psicólogo Germán Burgoa.

El presidente del colegio de Psicología de Cochabamba, Sandro Perez, sostiene que “una buena salud mental nos permitirá fortalecer nuestros recursos personales, es decir nuestro bienestar personal a través de una serie de estrategias que nos fortalezcan individualmente y que nos permitan hacerle frente a las adversidades en la vida, e inclusive aprender de ellas”.

Por su parte, el psicólogo humanista y psicopedagogo del Colegio San Agustín, Alembert Sardán, indica que “los seres humanos no somos una especie más, somos histórico sociales. Lo que hacemos o dejamos de hacer tiene consecuencias en nuestra propia historia. Si en este momento histórico de crisis no atendemos conscientemente a nuestras emociones, a nuestra forma de relacionarnos, a nuestras conductas y a nuestras tendencias orgánicas como un conjunto, vamos a vivir futuros desequilibrios más difíciles de resolver”.

Los expertos coinciden que el cuidado físico y emocional en cada persona debe ser constante. Pero en tiempos de crisis, como una emergencia sanitaria que se vive actualmente debe ser una prioridad, ya que, a diferencia de temporadas “comunes” las personas están expuestas a más elementos que pueden afectarlo.

“Se debe prestar mayor atención a elementos nocivos, como el exceso de información sensacionalista, o guiarse solo por lo que se comparte en redes sociales. Se debe cuidar lo que escuchamos, vemos, seguimos además de tener alimentación saludable, alguna actividad física acorde al ritmo de vida, además de tener horarios de sueño adecuados”, como explica la psicóloga Ximena Calatayud, directora del CEE Marianne Frostig.

¿Cómo afecta la pandemia en la salud mental?

Item de menú: 

Como ítem de menú

Además del miedo constante al contagio de uno mismo y de los seres queridos en la pandemia, las personas también deben experimentar pérdidas de empleos, deudas, cuentas pendientes, negocios en quiebra, incertidumbre en la educación e incluso conflictos políticos y sociales. Esta presión puede generar diferentes problemas en la salud mental y física de los ciudadanos.

Como asegura la psicóloga, Esther Balboa, “si una persona no sabe manejar la angustia, la ansiedad, el sentimiento de estar perdida, de culparse por no estar tranquila, etc. entonces, se verá afectada por variadas enfermedades y hasta puede tener comportamientos erráticos como ejercer la violencia contra sí misma y contra otros”.

Pérez indica que las consecuencias de la pandemia como el confinamiento y el distanciamiento social además de la crisis económica, tensión laboral y el miedo “suponen una sobrecarga emocional que pueden derivar en situaciones que afecten la salud mental”.

“La incertidumbre del futuro es un efecto que va a durar mucho. El miedo a la enfermedad, el miedo a la soledad y el miedo a la muerte se van a profundizar. La ansiedad y los trastornos psicosomáticos nos van a tener ocupados y ocupadas a quienes trabajamos en el campo de lo que se llama salud mental”, asevera Sardán.

Los especialistas coinciden que sobre todo existe un aumento los cuadros de estrés en los individuos que a su vez genera intranquilidad, dificultad de concentración, irritabilidad, ansiedad, angustia, depresión y nerviosismo. Asimismo estos estados se manifiestan en aislamiento, alteraciones del sueño, la alimentación, intolerancia, irá, entre otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comparte información para manejar el estrés en tiempos de Covid-19.

6 consejos para enfrentar el estrés ante la pandemia por COVID-19

Cuidar la salud mental

Item de menú: 

Como ítem de menú

Con la llegada de la pandemia se está entendiendo que el cuidar el cuerpo y la mente es vital antes que cualquier otro aspecto.

“En general tenemos que comprender que nos enfrentamos a la Biopolítica. Ya no es la política a secas, donde el poder se concentraba sólo en los políticos y nos llegaban buenas o mala noticias de ellos. Ahora el poder toca nuestro cuerpo, porque podemos enfermarnos y morir. Es hora de repensar la economía, de valorar nuestras profesiones, de forjar nuevas formas de intercambio de alimentos, de ropa, de vivienda, de viajes, etc”, asegura Balboa.

A pesar de los efectos negativos que tiene la pandemia sobre la salud mental, los profesionales lamentan que el sistema de salud de nuestro país no genere o impulse políticas que apoyen al tratamiento de las secuelas emocionales. Esto se traduce en la ausencia de profesionales del área en los diferentes centros de salud.

“Debería generarse políticas de salud, considerando al personal de salud, entendiéndose que salud también comprende la salud mental. Se está realizando una serie de intentos con algunas agrupaciones, que han ido trabajando de manera interdisciplinaria, pero son pequeños grupos. Debería planificarse un trabajo más organizado por parte del Ministerio de Salud, convocando a instituciones representativas de todo el país, que trabajen con salud”, asegura el presidente del colegio de Psicología de Cochabamba.

Sardán indica que el abordaje de la salud mental debe ser parte de un sistema integrado.

“La salud mental no se trabaja únicamente en instituciones hospitalarias, sino en todo quehacer humano. Para mejorar el manejo de la salud mental debemos hacer un esfuerzo mancomunado, mínimamente coordinado, consciente de la creciente necesidad social”, expresa.

Por su parte, Balboa, indica que se debería “alentar a plantarle la cara a la enfermedad, alentar a cumplir los protocolos de higiene y seguridad; y al mismo tiempo alentar a investigar acerca de los cambios que inevitablemente están ocurriendo en nuestro país y el mundo, para estar preparados, al menos informados sobre lo que se viene en términos de derechos sociales, laborales, de privacidad”.

Los expertos consultados brindaron algunas pautas para sobrellevar y cuidar la salud mental en tiempos de crisis:

Mira también estas recomendaciones de la OMS para cuidar el bienestar mental:

4 consejos para enfrentar el estrés y cuidar el bienestar mental durante el aislamiento o cuarentena

Sin embargo, Calatayud indica que la manera de hacer frente a esta situación “no pasa solo por tener una buena actitud o confianza en la vida, sino por políticas serias y planificadas desde las instancias de gobierno correspondiente, municipal, departamental y nacional”.

Asimismo, es muy importante que cada persona se reconozca y busque ayuda profesional cuando así lo considere.

Los niños y la pandemia

Item de menú: 

Como ítem de menú

Muchas personas pueden minimizar los efectos negativos que tiene la pandemia en los más pequeños del hogar. Sin embargo, los niñas y niñas también llegan a sufrir dichos efectos y los padres y cuidadores deben procurar que estos los afecten lo menos posible aprovechando que al ser pequeños pueden adaptarse con mayor facilidad a los cambios.

Burgoa explica que esta población requiere características particulares para desarrollar los referentes relacionados con los procesos de aprendizaje y socialización. “Necesitan irremediablemente de la interacción activa del niño con su entorno físico concreto, los objetos, la naturaleza y por supuesto con las personas que le rodean, sus padres, maestros y compañeros de la misma edad, estas relaciones son imposibles de establecer de forma virtual”.

Sin embargo, se debe comprender que lo padres y cuidadores son quienes transmiten la sensación de seguridad por lo que se debe prestar mucha atención a los comportamientos propios.

“Somos el modelo que niñas y niños toman como referencia. Si las personas adultas descuidamos las relaciones personales y sociales de nuestras niñas y de nuestros niños, entonces ahí van a tener problemas: resistencias a la comunicación, tendencia al aislamiento o presencia de formas violentas en las relaciones. Pero si nos ocupamos de alentar, sostener y mejorar las relaciones interpersonales de niños y niñas, van a poder abrirse paso”, explica Sardán.

“La verdadera educación está en la familia y en las relaciones positivas que se tengan en ella”, dice Balboa al asegurar que la reacción de los niños ante un momento de crisis depende de su entorno y de las personas que lo rodean.

Calatayud asegura que el contar con actividades fijas y programadas es muy importante para los más pequeños del hogar. Recomienda establecer rutinas de lecturas, juego en familia, actividades físicas, tiempos de ocio, entre otros.

Mira estas recomendaciones de la OMS para ayudar a los niños en tiempos de pandemia:

¿Cómo ayudar a los niños y niñas a enfrentar el estrés durante la pandemia por COVID-19?

Texto subtítulo: 

La virtualidad, un arma de doble filo

Así como la virtualidad y tecnología ayuda a los más pequeños del hogar a estudiar y relacionarse con el exterior se debe recordar que, como explica Calatayud, “los niños no tienen la madurez para navegar solos y si no se les acompaña y orienta, puede ser muy nocivo para su salud mental”.

Perez explica que pasar más tiempo en las plataformas virtuales es de mucho cuidado y riesgo, si no hay supervisión de los padres o del tutor, ya que se puede exponer en mayor medida a los niños a la explotación sexual y el acoso en línea, a contenidos potencialmente dañinos y violentos, así como a un mayor riesgo de sufrir ciberacoso.

Los expertos recomiendan supervisor y controlar la exposición a las plataformas virtuales.

La pandemia en la adolescencia

Item de menú: 

Como ítem de menú

La adolescencia es una etapa que se caracteriza por muchos cambios a nivel físico, cognitivo y emocional, está en un recorrido hacia el alcance de la madurez, por eso tiende a ser impulsivo, poco reflexivo, muy emocional, como explica Calatayud.

“El adolescente busca grupos con los que pueda compartir intereses y ser aceptado dentro el mismo, por esa necesidad esta etapa se convierte en un periodo vulnerable, ya que si el adolescente no tiene un buen soporte familiar puede ser absorbido por grupos nocivos”, asegura.

La crisis sanitaria afecta a los adolescentes ya los hace sentir desconectados además que también atraviesan grandes desilusiones como cancelaciones de eventos como graduaciones, bailes, temporadas deportivas, visitas a universidades entre otros. Esto lleva que permanezcan encerrados en sus habitaciones o sumidos en sus móviles ya que en este tiempo esa es su forma de socializar.

Sin embargo, se debe evitar el autosabotaje creyendo que todo se terminó, como asegura Balboa. Se debe ver esta situación como una oportunidad de renovación y cambio.

“Las personas somos muy creativas, y esta situación es una buena oportunidad para crear nuevos grupos sociales, para compartir con personas cercanas por las ideas y las inquietudes de superación antes que esos grupos amorfos donde te reunías como rebaño, pero en realidad no compartías como persona. A los jóvenes tenemos que enseñarles a elegir y efectuar relaciones de calidad, antes que de cantidad”, expresa.

Texto subtítulo: 

¿Cómo ayudar a los adolescentes en tiempos de pandemia?

Algunos consejos que brindan los especialistas para ayudar a los adolescentes son:

Los adultos mayores, los más afectados

Item de menú: 

Como ítem de menú

Las personas de la tercera edad es una de las poblaciones más afectadas por los efectos de la pandemia ya que les cuesta cambiar sus costumbres.

Además, Burgoa expresa los adultos mayores “han vivido una situación de aislamiento en muchos casos agudizado por la pandemia en el sentido de soledad e incluso de abandono, la crisis familiar ha llegado a extremos de maltrato y vulneración de sus derechos, personas que en su mayoría no pueden reclamar de manera activa y visible la situación en la que sobrellevan la crisis”.

Texto subtítulo: 

¿Cómo ayudarlos?
El duro trabajo de enfrentarse en primera línea con la pandemia

Item de menú: 

Como ítem de menú

Personal de salud, administrativo hospitalario, funcionarios del orden, medios de comunicación y públicos son quienes ante una cuarentena no puedes refugiarse en casa con sus familiares como quisieran, pues deben enfrentarse en primera línea a la pandemia. Esta situación puede genera en ellos una sobrecarga emocional ya que ven la muerte y enfermedad mucho más cerca que cualquier otro ciudadano, además que están expuestos a una presión constante.

“La sobre carga de horas, carencias en insumos de bioseguridad, el temor al contagio y la posibilidad de muerte en estas personas es mucho más alta que en el resto de la población y aunque se han presentado iniciativas de apoyo en el ámbito psicológico sobre todo en instituciones médicas particulares no han tenido el efecto deseado”, describe Burgoa.

Calatayud asegura que el personal sanitario es un grupo que regularmente trabaja bajo presión de forma muy constante y que su labor está permanentemente asociada a estados de estrés laboral, sin tiempos de pandemia. Ahora, con esta crisis mundial, todo el personal está bajo una carga emocional mucho más intensa.

A esto se suma que estos grupos pueden tener contacto con los pacientes Covid por lo que su retorno a casa conlleva ciertas angustias al pensar principalmente en sus familias

“Son los más afectados, ya que atraviesan por una serie de factores, el temor al contagio, frustración por no poder hacer mucho más de lo humanamente posible con los enfermos, el encierro y la falta de contacto físico con su familia”, explica Perez.

Balboa expresa que “es importante darles mucha información acerca de lo que enfrentan, así mismo, los protocolos de reacción comportamental y psicológica ante cualquier eventualidad”.

Mira algunas recomendaciones de la OMS para cuidar el bienestar mental de los trabajadores de salud:

¿Cómo proteger la salud mental de los profesionales de la salud durante la pandemia por COVID-19?

Enfrentar la muerte en medio de la pandemia

Item de menú: 

Como ítem de menú

Por las medidas adoptadas para frenar los contagios los entierros y despedidas a personas que fallecieron por la enfermedad han cambiado. Muchas veces los familiares no ven a sus seres queridos desde su hospitalización hasta luego de su cremación lo que produce una serie de efectos negativos en la salud mental.

“La familia que pierde algún enfermo con Covid, no pasa por un ritual de entierro adecuado, ya que no hay el proceso de acompañamiento hospitalario, ni la posibilidad de poder realizar un velatorio. Los familiares no pueden elaborar su duelo, porque no ven a sus parientes desde el momento de la hospitalización, hasta la cremación, además de que generalmente los entierros se los realiza con un número reducido de parientes”, asegura Perez.

Por su parte, Sardán explica que esta situación “puede traer crisis de ansiedad, angustias, duelos mal atravesados que dejen una sensación de extrañeza o pena para lo que se hace importante resignificar el tema de la muerte y la partida de un ser querido y tratar de acompañarlo de la mejor manera posible”.

Texto subtítulo: 

¿Cómo sobrellevar esta situación?
Ver el lado bueno de las cosas

Item de menú: 

Como ítem de menú

El psicólogo Burgoa invita También a resaltar algunas cosas buenas que trajo la pandemia.

“Si bien describimos un panorama de terror sin aparente solución inmediata y definitiva, también es importante resaltar muchas consecuencias positivas que nos deja la pandemia, algunas de las cuales no son visibles y no se mencionan con la misma intensidad y frecuencia que las cosas negativas”, expresa.

Entre esas:

•        Aumento en los emprendimientos laborales con características de innovación y creatividad

•        Un aumento en la solidaridad y empatía en un gran segmento de la población

•        Mejores relaciones en cuanto cantidad y calidad de tiempo al interior de las familias las mismas que se han visto en la obligación de interactuar entre si con resultados positivos

•        Mayor y mejor conciencia ecológica y de cuidado de la naturaleza

•        Cuestionamiento positivo de la realidad nacional de las áreas de salud y educación que seguramente nos llevara a un replanteamiento de las estructuras para su optimización y mejoramiento de sus servicios.

•        Valor a la vida propia y ajena

•        Reconocimiento de la importancia de los medios de comunicación masiva y redes sociales como agentes de integración y comunicación

•        La importancia del buen uso de la tecnología

Sin duda la pandemia marcará un antes y después en la historia de la humanidad. Sin embargo, como aseguraron los expertos, se debe sacar lo mejor de cada experiencia y sobre todo cuidar nuestro el bienestar personal y colectivo de manera integrada, sin olvidar la importancia de la salud emocional.